; //
  • 14 2014 ¡¡Trátanos bien!!

    . 02 enero 2014

    Mira que hacemos tonterías la última noche del año...
    2014 ¡Trátanos bien! vinividivinvi



    Ese día nuestra parte irracional se impone, y nos dejamos llevar haciendo un sinfín de estupideces en el intento de que el año que nos llega nos trate bien. Qué si las bragas rojas, que si el pie derecho delante, el oro en el cava, las velas, las uvas... Vale, ya sé que algunas son más por tradición que otra cosa, pero no me negaréis que (incluso los más escépticos), en el 'momento campanadas' no os sumáis a la insensatez común y empezáis a pedir... Seguro que estáis asintiendo.

    En ese momento nos aferramos a algo tan absurdo como creer que un cambio de año va a suponer que todo (o algo) cambie en nuestras vidas. 

    Esto pasa. Es así. 

    Y aunque todos sabemos que no es verdad, ¡Qué chulo es ser un insensato de vez en cuando!



    Pin It
    votar

    14 comentarios :

    Nuria dijo...

    Sí, claro que sí, de vez en cuando no viene nada mal ser insensato y dejar de lado la racionalidad, creo que hasta los más escépticos cumplen con la mayoría de los ritos de fin de año.
    Un beso

    alcorze dijo...

    A veces la esperanza es insesata, pero nos mantiene "vivos". Yo creo que 2014 tiene que ser mejor que 2013, al fin y al cabo me dió tiempo a comerme las uvas ;)

    Veronika Garcia dijo...

    Feliz año!

    Tracy dijo...

    Pues sí más de lo que hacemos no podemos hacer, se lo ponemos fácil.

    Ana Laura dijo...

    Seguramente será un buen año :)
    ¡FELICIDADES!!!

    Mi Álter Ego dijo...

    Pues sí, uno se aferra a cuanta superstición se encuentra por el camino y hoy, a día 3 de enero, no me siento diferente al día 31. Jajaja. Besotes!!!

    Sese dijo...

    Pues sí, aunque yo soy más animal de costumbres que supersticioso, eso sí, no sé si empezaría bien el año si no tomara las uvas.

    Aunque por un día: viva la irracionalidad

    Feliz año, CreatiBea

    Lola Montalvo dijo...

    Yo hace tiempo que no creo en estas bobadas... que lleguen las doce es algo tan bobo como que lleguen las 18 horas y pienses en un deseo. Quieren hacernos creer que es un momento mágico, pero a ver quién me dice qué magia hay. Nada cambia, todo sigue igual. Yo miré a mi marido y seguía con la misma enfermedad que a las 23:59:59... y seguirá así hasta que algo parecido al destino decida que debe cambiar.
    Yo no comí la uvas, miré la pantalla de la TV mientras pensaba en mis cosas y cuando todo el mundo botaba de alegría besé a mi marido con el mismo amor que siento por él desde hace ya 21 años.
    La única magia somos nosotros.
    Besos miles y feliz vida!!!

    Carmen Cascón dijo...

    Somos animales supersticiosos, hay que reconocerlo, y si algo, por nimio que sea, hace que los Hados nos sean favorables, lo hacemos aunque sea ridículo y estrambótico. Lo mejor: que nos lo pasamos de miedo.
    Un beso

    María Luz dijo...

    Hola Bea!
    No soy muy amiga de atribuirle mis logros a quien sabe qué. Pero como no solo de pan vive el hombre, parece ser que siempre andamos buscando algo más por allá arriba.
    Que tengas un buen año!!!

    Laura. M dijo...

    Soñar es gratis Bea... Seanos insensatos:))
    Que sea un buen año y buen finde.
    Un beso.

    Daviblio dijo...

    En mi caso van muchos años malos y tengo el presentimiento o la necesidad de que sea un buen 2014.

    Espero lo mejor para ti.

    Un abrazo.

    CreatiBea dijo...

    Para todos, que el 2014 os trate de maravilla y que sea un año lleno de cosas buenas.

    Mil besos!

    Sieslo dijo...

    Uy Bea, como todas esas cosas traigan suerte...el 2014 va a ser para mí el horribilis. Siempre me he.comido las uvas y esta vez me adelanté en la tercera, olvidé la ropa roja y tuve que conformarme con una servilleta, eso si el oro no faltó en mi copa, copa que con tanta efusividad casi sale volando...
    Sea como sea, que tengamos feliz año nuevo!
    Besos