; //
  • 28 Elucubraciones en un día gris

    . 29 abril 2013

    Ya sé que es muy cansino hablar del tiempo, pero oye, es que esto no se hace. Hace unos días estaba yo encantada de la vida preparándome  para la nueva temporada, incluso tomando el sol, y ahora vuelta al frío. Y lo que es peor, acompañado de lluvia.

    Y encima no para.

    No para de llover, no... y a mi es que me desespera, y multiplica por dos mi mal humor irracional (y de serie).

    El otro día me preguntaba cómo sería mi vida si viviese en alguna ciudad en la que la mayoría de los días del año fueran grises. Un Londres, por ejemplo ¿He dicho Londres? no, Londres no, que a pesar de ser gris, me encanta. Pongamos Pitlochry. Sí, Pitlochry mucho mejor para imaginar.

    A ver, qué haría yo si viviera en un municipio escocés de unos dos mil habitantes, en el que la mayoría de los días llueve, o está nublado y apenas sale el sol. 

    Probablemente aprendería a pescar.

    La pesca podría ser un buen pasatiempo para practicar bajo cielos borrascosos, sí. Y aunque muy solitario en el 'momento de', genial para socializar después. Porque lo de pescar debe ser como las hazañas amorosas, ya sabéis... Seguro que después de pescar todos se reunen para comentar la jugada y... Así que sí. Las reuniones post-pesca podrían ser un buen sustitutivo del aperitivo en terracita al solApuntada la pesca.

    Claro, que también tendría que acostumbrarme al güisqui. Porque por allí beben güisqui, y no iba yo a desentonar... aunque mal rollo, porque ya solo de olerlo me mareo... pero todo sea por socializar y matar el tiempo... además, igual en el aprendizaje, también veo el sol. No está mal.

    Cultivaría rosas. Genial. Siempre he querido cultivar rosas y ponerles nombre.
    'Rosa CreatiBea'. Queda bien. Y aunque también es un poco solitario, luego vienen las exposiciones, las reuniones anuales, los congresos, el guinness... Mola.

    También cantaría en un coro. Porque por allí tienen pinta de cantar todos en el coro, y además esto no me viene de nuevas, que ya de pequeña hice mis pinitos, así que también. 

    Por supuesto, aprendería a hacer kilts, que debe ser muy entretenido... por cierto ¿alguien sabe de primera mano si debajo del kilt  los hombres solo llevan calcetines y zapatos? 



    Qué más, qué más... Con lo de la gaita, no me veo. Así que no. 

    Ahhh bueno, aprendería por fin a hacer cupcakes, crochet, leería la lista interminable de todo lo que tengo pendiente...
    .
    .
    .
    .
    .
    .
    .

    Voy a ver si ya ha salido el sol.

    Pin It
    votar

    28 comentarios :

    sradiaz dijo...

    Me ha gustado mucho tu post. Casi me pongo a pescar a tu lado, pero yo sería más de las que se van a casa de la vecina a acolchar, que el güisqui no me va... :-)

    Nuria dijo...

    Uno se termina acostumbrando a vivir en ciudades lluviosas, aunque para eso yo diría que es casi imprescindible nacer en ella y acostumbrarse a los días grises desde la más tierna infancia.
    Y te lo digo yo que vivo en una de las ciudades más lluviosas de España, en la que hace poco más de una semana, tuvimos más de cuarenta días seguidos sin parar de llover. La lluvia es muy cansina, sin embargo, reconozco que cuando lleva mucho tiempo sin llover echo en falta la humedad en el ambiente y la limpieza de las aceras.
    Así que mucho ánimo Bea, que seguro que mañana lucirá el sol por Levante.
    Besotes y feliz semana

    Coleccionando Cosas Bonitas dijo...

    jajaja que buen post!

    ya te digo, en Sevilla nos hemos quedado bien serios con este frío de repente, si hace una semana pasábamos los 30 grados!

    yo la verdad es que no se lo que haría si viviera en un país frío, gris, nublado, lluvioso.. agg! supongo que acostumbrarme...

    Dorothy dijo...

    Esa pregunta me la he hecho yo varias veces y he llegado a la conclusión de que no, no podría vivir en un sitio gris. Me moriría de pena, por mucho crochet, mucho whisky, mucho muchacho con kilt, mucho pub con capitoné y muchos cupcakes que pudiera hacer. No viviría. Llevamos tres días así y ya ando triste.

    Un besazo

    PD: si son escoceses, no llevan nada. Palabrita del niño Jesús.

    Yolandica. dijo...

    Yo podría vivir en Escocia, de hecho, estoy tan enamorada de aquellos lares que sería feliz...
    Y dicen que no llevan ropa interior bajo el kilt...en marzo estuve allí, y hacía un viento y un frío horrorosamente adorable, pero la ventisca no levantó la falda a lo loco a ningún escocés, así que, tan solo puedo confirmarte lo que se dice y se rumorea ;)

    L87 dijo...

    Me ha gustado tu entrada.
    Yo siempre me he imaginado como sería vivir en un lugar frío... y me veo con mi super abrigo, bufanda, guantes, muy rosa yo, y con una taza de chocolate calentito, viendo por la ventana como cae la nieve... supongo que es lo típico.

    En mi tierra es que pasamos un poco desconsuelo de eso... de ponernos bufandas, guantes, gorros,...

    Cógete unos días libres y vente pa Canarias... que hay muuuuuy pocas probabilidades, de que en abril casi mayo, vuelva el frío jejeje

    Muchos besos!

    Miranda Be dijo...

    Yo me moriría de pena en un sitio grisuno, una semanita vale, podría aguantar, pero todo el tiempo??? not for me!!

    Eso sí tus ideas son genialosas, yo creo que incluso la de tocar la gaita, debe ser un espectáculo verme soplando eso XD

    besotes!! :))

    La casita del lago dijo...

    Jajaja visto lo que enumeras tampoco parece mal plan, sobre todo por los cupcakes y por poder leer tanto...!!,

    Ahora en serio, yo soy de la opinión q el ser humanó se acostumbra a todo sobre todo, y perdón por la redundancia, si es porque estás en una ciudad por amor o por un buen trabajo...lo importante es ser feliz intentando q situaciones como el tiempo no condicionen tu alegría...te lo dice una que lleva viviendo 7 años a los pies de los Alpes...jejeje

    Un besito

    Mariuca dijo...

    Yo he vivido en un par de sitios donde casi siempre llovía o estaba nublado y la verdad es que la vida era muy distinta que aquí en Sevilla, pero te acostumbrabas. Las reuniones con amigos eran en la casa de alguno en vez de en el bar de la esquina y dedicabas más tiempo a leer.
    Sobre los escoceces no te puedo decir nada, aunque no me hubiera importado comprobarlo como Dorothy.
    Un saludo.

    CreatiBea dijo...

    Sradiaz, a mi el güisqui tampoco, pero chica, habría que hacerse...

    saludines

    CreatiBea dijo...

    Nuria, pues sí ha salido el sol (menos mal). Ya llevábamos cuatro días seguidos, y si no estás acostumbrado se hace pesadísimo.

    Además es que yo particularmente lo llevo muy mal... ufff no quiero ni imaginar como estaría si lloviese 40 días seguidos... para atarme ;)

    Besos

    CreatiBea dijo...

    Coleccionando cosas bonitas, yo también me acostumbraría, claro, pero... casi mejor que no.

    Venga! que seguro que por Sevilla hoy ha mejorado el tiempo también :)

    CreatiBea dijo...

    Dorothy, a mi también me costaría... y encima es que a mi no solo me entra tristeza, sino mala leche... así que imagina.

    ¡Gracias por esa información de primera mano! ;)

    Besotes

    CreatiBea dijo...

    Yolandica, no niego que el paisaje es espectacular, pero a mi esos sitios me encantan para disfrutarlos viajando, de paso. Aunque si no quedase otra, pues a hacerse...

    Lo del kilt ya lo ha confirmado Dorothy ;)))

    ¡Gracias!

    Besotes

    CreatiBea dijo...

    L87, pues fíjate que tampoco me gustaría que todo el año hubiese una temperatura más o menos igual, como allí por tu tierra. Aunque desde luego sería mucho más llevadero para mi...

    Voy a mirar vuelos jejejeje ;)

    CreatiBea dijo...

    Miranda Be, yo creo que sin sol me volvería loca o intratable, que es peor... mejor no comprobarlo.

    Lo de la gaita, no sé... sigo sin verme jajajaja

    Besos

    ITACA dijo...

    Yo nací en el norte, en Oviedo, y viví allí 25 años. Pero hace más de 7 que vivo en Madrid y ya me molesta tanta lluvia y tanto día gris. La vida es muy diferente si vives en una ciudad con luz o sin ella, te lo digo yo, que he vivido en ambas. Si vives en Levante como es tu caso, ya ni hablamos!

    CreatiBea dijo...

    La casita del lago, por supuesto que me acostumbraría, además, ya me buscaría yo alguna forma de compensar la falta de sol. Me costaría, pero mi manera de ser, me lleva al final a disfrutar hasta de lo que menos me gusta.

    Y si fuese donde tu vives, que es un sitio precioso, pues de todas todas ;)

    Besos

    CreatiBea dijo...

    Mariuca, lo de tener más tiempo para leer es lo que más mola, y las reuniones con amigos, también... pero la falta de sol... bueno, también me acostumbraría, por supuesto.

    Lo de los escoces me tenía intrigada jajajaja Curiosidad satisfecha.

    Besos

    CreatiBea dijo...

    ITACA, yo tampoco soy de Valencia, y he vivido en varios lugares de España, pero nunca en una ciudad muy lluviosa (aunque sí de frío), y el clima (y la luz) de esta ciudad no lo cambio por nada del mundo. Es ideal.

    Por eso cuando llueve más de la cuenta, nos alborotamos. No estamos acostumbrados, y además la ciudad es un caos...

    Curioso que no tengas morriña de tu tierra...

    Besos

    Dorothy dijo...

    A ver, aclaro que no lo sé de primera mano sino de primer ojo, que no es lo mismo. En una boda yo había bebido un poco y me atreví a preguntarle a un escocés amigo del novio que iba con kilt si era verdad eso de que no llevaban nada debajo. Creo que él había bebido más porque la respuesta fue levantarse el kilt.

    CreatiBea dijo...

    Dorothy, jajajaja ese quería algo...

    ¡Qué bueno!

    Dorothy dijo...

    Jajjajajaja... Tengo por costumbre no aceptar insinuaciones de hombres borrachos o con falda.

    La casita del lago dijo...

    Jajajajajaja estoy convencido de ello, basta ver la alegría que desprendes!

    Un besito

    Lillu dijo...

    No hace falta irse tan lejos para encontrar días grises, que en Galicia también hay de sobra :P Yo cuando vivía allí ni me lo planteaba, la verdad. En Santiago llueve la mayor parte del año y se hace vida exactamente igual. Si te soy sincera, aquí en Tenerife lo he pasado casi peor, porque es más difícil huir del sol y el calor que de la lluvia.

    También tenía una amiga que estaba permanentemente deprimida por vivir en La Laguna, que es la ciudad más gris y lluviosa de Canarias, jaja, pero vamos, que yo creo que a todo se acostumbra uno y al final te acabas adaptando aunque no te encante, qué remedio!

    saluditos

    Mi Álter Ego dijo...

    Pues qué quieres que te diga. Donde esté el solecito que se quiten todas las reuniones post-pesca del mundo. Jajaja. Besotes!!!

    Javier Simpson dijo...

    Bueno, Bea, yo vivo en Galicia y aquí los días grises y lluviosos son habituales, aunque viva en las Rías Baixas donde hay como un microclima que es más agradable que por el Norte (por la zona de Santiago – de donde es Lillu, y más arriba :-) )
    Me parecen actividades estupendas para lugares grises y un tanto deprimentes, como Escocia. Creo que lo de socializar es adecuado y ayuda a desprenderse de la tristeza, que el clima ayuda lo suyo a que ésta surja con mayor facilidad. No me extraña que los andaluces estén todo el día alegres y de fiesta (bueno, es una exageración y hay un tanto de prejuicio por mi parte, pero seguro que están más alegres que los noruegos, menos cuando éstos se vienen para las Canarias :-P)
    Una brazo, Bea.

    Loqueven mis ojos dijo...

    Vivir en un sitio gris continuamente es muy deprimente. Yo no podría ni me acostumbraría aunque tus ideas son realmente graciosas!
    Besos guapa.