; //
  • 7 Una sentencia justa y necesaria

    . 06 noviembre 2012

    Ante determinados temas me cuesta comprender  que la gente se posicione de un lado o de otro.

    Los derechos por ejemplo. Ante ellos no debería haber nada que entender, ni debiera caber posición alguna. 



    (...)

    Aunque ya sé que eso, hoy por hoy, es un poco utópico y está lejano a la realidad, pero...

    ... al menos, ya  (por fin) se  dejarán de marear la perdiz:




    Pin It
    votar

    7 comentarios :

    Dorothy dijo...

    Yo tampoco he entendido esta polémica. Si dos personas se quieren, ¿qué más da el sexo? Ya está el amor suficientemente difícil como para ponerle más obstáculos.

    Un beso

    Sonix dijo...

    Madre mía, y pensar que hay quien ha estado pasando miedo por perder su situación de matrimonio por esto... me sabe fatal por todas esas personas que tienen que luchar día a día simplemente para defender lo que sienten.

    Yolandica. dijo...

    Por fin, una nota de cordura en estos tiempos locos.
    Me alegro infinitamente, como muy bien dices, love is love ;)

    Sephora2000 dijo...

    ¿Tú crees que ya dejarán a la gente que se ame en libertad -y con legalidad-? Porque yo me acuerdo de eso de "cuando un tonto coge un camino, el camino se acaba y el tonto sigue" y me los imagino en La Haya o algún sitio así...

    Lola Montalvo dijo...

    Una sentencia muy justa, sí que lo es. Por fin las personas tienen el mismo derecho a unirse y llamarse matrimonio.
    Sería justo que la iglesia y todos los que han insultado, menospreciado, escupido a homosexuales y transexuales llamándolos enfermos y viciosos deberían pedir públicamente perdón. No hacerlo sería, ahora sí, anticonstitucional...
    El PP ha quedado en evidencia en el poco valor que le da a los derechos de las personas, de todas las personas. me alegro también que hayan quedado en entredicho por su sed insaciable de recortar derechos que ya consideramos consolidados.
    Besos miles

    Javier dijo...

    Que, lamentablemente, se dilató en demasía en el tiempo y creó mucha inseguridad. Al final, las aguas vuelven al cauce del que nunca debieron salir.

    Un beso

    Mi Álter Ego dijo...

    Totalmente de acuerdo. Es un tema que no debería ni siquiera prestarse a la polémica. Puede que alguien incluso no esté de acuerdo con la homosexualidad (no sé cómo se puede estar en desacuerdo con un sentimiento, pero bueno) pero, a pesar de ello, tampoco hacen ningún mal, entonces ¿por qué atacarlos? Lo importante es que la gente sea feliz y se quiera, que odios ya hay demasiados. Un besote!!!