; //
  • 12 Así huele mi casa

    . 15 noviembre 2012

    Los aromas son algo, sino esencial, muy importantes en mi vida, creo que esto ya lo sabéis.

    Me obsesiona impedir impregnarme de los malos, y me reconforta sumergirme en los buenos. Y aunque esta actitud seguro que no la tengo en exclusiva (la mayoría de la gente tiene estas preferencias) sí que es cierto que muchas personas no dan tanta importancia a la relación aroma-bienestar como yo.  

    Creo que el  perfume de una persona dice mucho de ella, y el de su casa también.  Para mi un ambiente agradable, no solo se consigue teniendo todo recogido y limpio, yo necesito, además, un buen aroma para sentirme  bien. 

    Es por esto que  pongo el mismo empeño en ambientar mi casa con un aroma sutil, diferente, y lo más personal posible, que en mi persona.

    Y ahí es donde quiero centrar el post de hoy, en contaros mis manías y mis preferencias a la hora de perfumar mi casa.

    Y ahí voy:

    No soporto los ambientadores de enchufe, primero porque son muy intensos (algunos me producen dolor de cabeza) , y segundo porque las fragancias, por lo general, no entran dentro de  los gustos de mi pituitaria.

    Prefiero el formato en spray, aunque tenga que molestarme en ponerlo yo y aunque se acaben antes, porque sin lugar a dudas, el aroma que dejan en el ambiente es mucho más sutil y respirable.

    Desde hace un tiempo uso este:

    Por si no lo conocéis, y para que os hagáis una idea, os digo que las principales notas aromáticas de Dark amber son bergamota, clavo, cardamomo, flor de Ylang, jazmín, cedro y sándalo. 

    Un aroma increíblemente especial y confortable para mi.

      
    Pero como me gusta cambiar (ya sabéis que en esto de los aromas soy una infiel empedernida) también uso cada cierto tiempo cualquiera de estos: 


    Canela y naranja, te verde y vainilla. 

    Pero no os penséis que aquí acaba mi repertorio aromático, no... Me obsesiona mucho el aroma del jabón de manos, el del suavizante de la ropa, y el de los armarios, por ese orden.

    Los jabones (casi siempre en pastilla) los suelo usar de la misma gama que el ambientador de casa que esté usando en  ese momento, o en su defecto, siempre de lavanda, porque suelo tener flores secas de esta planta en los baños. 
    Respecto al suavizante de la ropa, me suelo decantar por fragancias poco intensas (no soporto que el olor de mi ropa enmascare mi perfume), por eso suelo usar  poca cantidad y con aroma a talco.

    Y por último, para los armarios uso bolas de madera perfumadas, también de la misma gama del ambientador que use en ese momento, o flores de lavanda secas. Nunca bolas de alcanfor, aunque sean perfumadas.




    Y bueno, hasta aquí la sesión de aromaterapia de hoy. 


    ¿Me descubrís algún aroma nuevo al que no me pueda resistir?




    Pin It
    votar

    12 comentarios :

    Nuria dijo...

    Qué bien huele esta entrada, jeje
    Yo, al igual que tú, también soy una maniática de los olores.
    El olor para perfumar mi hogar que más me gusta es Fruits Confits de L'Occitante, antes lo había en aceite para quemar y ahora tiene dos presentaciones distintas, un gel difusor que se echa en un recipiente con unos palitos que van absorbiendo poco a poco, o bien en frasquito con favorizador.
    También me gusta mucho de esta marca la fragancia 4 rosas.
    De Zara Home el olor que más me gusta es Black Vanilla, en alguna ocasión compré velas y palitos de incienso con esa fragancia.
    Y, ya para terminar, para eliminar el olor a comida de la cocina, suelo utilizar Papier d'Arménie.
    Besitos

    Lola Montalvo dijo...

    Joooolin, yo no soy así... pero sí elijo mucho los suavizantes de la ropa y el perfume que deja en la ropa y que debe permanecer cuando te pones la prenda.
    No uso colonia, pero sí gel que huela bien y parece ser que la crema de Olay que me pongo huele muy bien. Así me lo dicen los que dejo acercarse tanto ;)
    Besos miles

    Laura. M dijo...

    Pues huele muy bien!!
    Yo no aguanto los de enchufe me dan alergia... en mi casa sólo tengo el olor de canela y naranja colgado al lado de la puerta de entrada con el aire al abrir perfuma el ambiente:))
    Buen finde semana.
    Un beso.

    Dorothy dijo...

    ¡Qué alegría comprobar que no soy una maniática de los olores! Me molestan muchísimo los malos olores. Si hay uno que no soporto es el de la ropa que no se ha secado bien, me da náuseas y, si un chico huele bien, es mi perdición. Pero yo soy extremadamente fiel. Me gusta que me asocien con un olor, que me digan eso de 'ha pasado una chica por mi lado que olía a ti'. Siempre uso Cinéma, de Yves Saint Laurent y, para noches un poco especiales, Dioraddict, el original. Pastillas de jabón las tengo a decenas, la gente sabe que me gustan y me van regalando. Ahora tengo una que me encanta que huele a una mezcla de pachuli y flores espectacular. Me dicen que soy una antigua por lo de las pastillas, pero a mí me da igual. Y mi casa... En casa tengo mikados de vainilla, canela o fresas y frambuesas, dependiendo de la estación.
    Me encanta esta entrada porque huele divinamente.

    Un besazo

    CreatiBea dijo...

    Nuria, de L'Occitane también he utilizado alguna vez, pero ya hace tiempo. El black vanilla, también lo conozco y también me gusta, pero lo que te agradezco muchísimo es que me hayas descubierto el absorbe olores de Papier d'Arménie, no conozco nada de esa marca (he mirado un poquito por encima y tiene buena pinta), y si dices que va bien, lo compraré.

    Siempre he querido algo efectivo para acabar con los olores en la cocina.

    Gracias!

    CreatiBea dijo...

    Lola Montalvo, yo es que soy una maniática con los olores (bueno ya lo he explicado)... mejor que no seas tan exagerada.

    Ahhh y seguro que hueles divinamente!

    CreatiBea dijo...

    Laura M., hummm estoy recordando el olor de ese ambientador y me encanta! Cuando se me acabe éste, igual vuelvo una temporada a la canela y a la naranja :)

    CreatiBea dijo...

    Dorothy, yo tampoco puedo con el olor a humedad en la ropa. Ese y el de los fritos, creo que ocuparían los primeros puestos en la lista de los malos olores.

    Es cierto que mola eso de que te identifiquen con un perfume, pero es que a mi me aburre. Además como me gustan tantos, me perdería muchos momentos de placer, si no los tuviese conmigo. Yo soy de las que tienen un montón, y según la ocasión o el momento me pongo uno ^^

    ¿antigua por usar jabones de pastilla? de eso nada, quizá menos práctica, pero antigua no.

    Gracias por contarme tus gustos arómaticos, ya te conozco un poco más!

    Sí es lo que parece dijo...

    Entonces debe encantar enormemente entrar a tu casa :)

    A mi me encantan la vainilla y la canela para la casa, el baño, mi ropa, crema corporal para después de la ducha...

    Sin embargo y gracias a mi padre, el aroma de Lavanda (él lleva TODA la vida siendo fiel a esa fragancia) me encanta también para según qué cosas.

    Como perfume, cualquiera que no sea muy pesado o empalagoso y pueda compaginarse con muy diferentes ocasiones...y suelo serle fiel

    Besos, feliz finde

    CreatiBea dijo...

    Sies, Gracias!!! veo que coincidimos en preferencias.

    hmmm menudo mundo has nombrado: las cremas corporales... ufff de ahí podría sacar otro post. Y también uso de vainilla en ocasiones, aunque tengo un montón. También me gusta variar ¡soy un caso!

    Mi Álter Ego dijo...

    A mí tampoco me gustan mucho los ambientadores de enchufe. Suelo usar velitas (de vainilla o frutas del bosque) y, de vez en cuando, incienso. Mi preferido es el "Reina de la Noche". Besotes!!!

    Daviblio dijo...

    Tiene narices lo vuestro. Yo creo que esa importancia de los olores/fragancias tiene una explicación de asociaciones físico-mentales. Me explico... para oler inhalamos, inspiramos, nos llenamos de vida y por eso si el olor que nos llega es de nuestro gusto, evocador... nos refuerza positivamente. Lo contrario nos genera inseguridad y/o desprecio.

    ¿Es una paranoia mental esto que acabo de pensar?

    Bea, apunto ese de ZARA Home para husmearlo.

    Suspiro devolviendo algo de vuestros agradables aromas.