; //
  • 14 Vuelta a la rutina

    . 03 septiembre 2012

    Dice William James  que si realizas algo durante 21 días consecutivos, el 22 se vuelve hábito. 

    O sea, que allá por el lejano Octubre, ya me habré acostumbrado a mi vida laboral, ya será una rutina.

    Lo cual quiere decir, y siguiendo la misma teoría, que mientras pasan esos 21 días mi mente puede estar a medio gas... un poco de vacaciones. 

    Es así, ¿no?

    Me gusta este  William James, sí.


    Pin It
    votar

    14 comentarios :

    Sergio DS dijo...

    Pues yo prefería la rutina de las vacaciones.
    :)

    Sese dijo...

    Ya, lo que pasa es que más de 21 de vacaciones han convertido el ocio en un hábito. Y por mucho que diga William Jones no pienso renunciar a los fines de semana ni puentes de septiembre para trabajar 21 días seguidos y convertir el trabajo en rutina .

    HE DICHO; EA!!

    Saludos

    Mi Álter Ego dijo...

    Pues yo debo ser la más pava de la tierra porque en cuanto vuelvo de vacaciones, retomo la rutina en veinticuatro horas y ya ni me acuerdo que en algún momento fui un ser libre. Jajaja. Besotes!!!

    Dorothy dijo...

    Pues a William James yo le diría que el lustre de las vacaciones, a mí, me dura un suspiro en cuanto subo las escaleras de la redacción. Y sí, me niego a trabajar 21 días seguidos para acostumbrarme. Y, es más, si me tocaran muchos millones, dejaría el trabajo. Ya me inventaría uno en el que yo fuera la jefa. ¡He dicho!
    ¡Y vivan las jornadas laborales a medio gas porque aún se está medio de vacaciones!

    Un beso

    CreatiBea dijo...

    Sergio Ds, y yo!!!!!!, pero no queda otra...

    CreatiBea dijo...

    Sese, te pasa lo que a mi, que yo ya estoy habituada al relax y disfrute vacacional, por eso digo que me va a costar...

    CreatiBea dijo...

    Mi álter ego, eso será que no te has cogido más de 21 días seguidos...

    CreatiBea dijo...

    Dorothy, eso, eso, por unas jornadas laborales a medio gas!!!!

    Ayyyy es mi segundo día, y aún no me acostumbro. Pensaba que me lo iba a tomar mejor, pero ayer llegué de una mala leche a casa...

    ufff, si me tocasen muchos millones yo también dejaría el trabajo, clarooooo. Con la de cosas que me quedan por hacer (y aprender), y los sitios a los que viajar, no tendría tiempo suficiente... ni para aburrirme.

    ¿Cuándo se hace el euromillón ese?

    LaLolaSh dijo...

    Yo siempre ando renegando de la rutina pero luego la acabo echando de menos. También debió decir algún otro célebre filósofo: Adáptate o muere. ;D

    Javier dijo...

    Pues esperaremos el paso de los días reglamentarios para que estés a tope.

    Un beso

    Laura.M dijo...

    Mi rutina desde hace 6 años gracias a Dios es muy buena.
    Espero que te acostumbres pronto a la tuya.
    Un beso

    Javier Simpson dijo...

    Aún se puede seguir con la inercia de las vacaciones, y eso no creo que sea bueno. Todo lo bueno que se extraña cuesta más de superar, supongo.
    No ocurre lo mismo con las enfermedades crónicas. Creo que tienen que pasar 3 meses para que se conviertan en lo que son: una carga de por vida :-P Estoy algo pesimista de más. Perdona, Bea.

    Un abrazo.

    Angelillo dijo...

    La rutina de las vacaciones se va en dos correos, por lo menos a mí. Es abrir la bandeja de entrada y adiós a la magia del verano. Yo terminé el grueso en Julio, y llevo un Agosto de mucho trabajo.
    ¡Necesito otra vez vacaciones!

    Fátima Ortiz dijo...

    Parece lo del programa que actualmente lleva Adela Úcar: "Porque como no es lo mismo contarlo que vivirlo, voy a estar 21 días desmontando el mito de Willian Jones"... jajaja!!!

    A ver si hay suerte y lleva razón este tal Willian y retomo la rutina.

    ¡Besotes!