; //
  • 13 Primavera valenciana

    . 21 febrero 2012

    Llevo como una hora intentando escribir algo para apoyar a los valientes estudiantes del IES LLuís Vives de Valencia, y aquí estoy: sentada en mi mesa, en mi puesto de trabajo, sintiéndome impotente y pensando que lo que escriba solo serán palabras.


    Y me siento mal porque palabras sobran. 
    Y me siento aún peor porque otros están dando la cara por mi.
    Y siento asco y repugnancia ante las brutales cargas policiales.
    Y me siento acomodada e hipócrita.
    Y me justifico a mi misma con la obligación del trabajo.
    Y me siento cobarde.

    Y siento miedo, pero no miedo a un golpe o una patada, eso no, sino miedo a la pérdida de libertad, miedo a la pérdida de derechos, miedo a tener que vivir aquello que mis padres han contado tantas veces...


    Y siento miedo ante el futuro.
    Y no me lo pienso permitir.

    votar

    13 comentarios :

    Lola Montalvo dijo...

    Sí, yo también siento miedo... porque esto, que es una pequeña muestra del autoritarismo del gobierno, puede desembocar... ¿en qué? Si un gobierno elegido democráticamente considera oportuno sofocar violentamente las protestas de los ciudadanos es que hemos retrocedido más de 40 años. Triste es el desprecio con el que Wert («La insoportable necedad de Wert») critica estos movimientos, es patética Rita Barberá, con sus comentarios contra la izquierda dudando de su respeto al Estado de Derecho, es imperdonable la actitud del ministro del interior y del Jefe de la poli de Valencia llamando «enemigos» a los manifestantes... Es espantosa la carga policial contra jóvenes estudiantes y toda la movida furiosa que se ha generado en el gobierno horas después.
    Al PP no le gusta que los ciudadanos piensen por sí mismos... cuando lo hacen, ven conspiraciones comunistas por las esquinas al más puro estilo neurórico.
    Es el gobierno que tenemos, pero no el que merecemos...
    Juntos podremos con esto y con más, con la democracia como única arma útil.
    Besos miles

    Javier Simpson dijo...

    Suscribo lo que dices al 100%. Una vergüenza. Pegándole de palos a chic@s de 15 y 16 años que protestan porque en las aulas tienen que llevar mantas para no pasar frío, joder…hasta dónde estamos llegando! Es agresión tras agresión, a los estudiantes, a los enfermos que cada vez tienen menos posibilidades de curarse bien en hospitales públicos, como hasta ahora (lo mejor que teníamos era la sanidad y en sitios como Madrid cada vez favorecen más lo privado, como en la enseñanza), a los trabajadores con recortes en sus nóminas y una ley laboral del XIX. Los más beneficiados, como siempre, los banqueros y los empresarios. Esperemos que creen mucho empleo y no tardando mucho y que la economía empiece a crecer a ritmo vertiginoso, si no la cosa se puede complicar aún más y aquí puede arder Troya.

    Un abrazo, Bea. Y perdona por el rollo. Estoy indignado (Viva el 15M!!!!!)

    Sergio DS dijo...

    Trabajo en la C/Lauria muy próximo a todo el meollo. Esta tarde el ambiente era inhóspito, caótico, repleto de ruido y tensión, cierto desconcierto, la vigilancia de la policía, el acoso de los helicópteros sobrevolando la zona. Estaba en mi despacho y me preguntaba dónde leches estaba.

    MariluzGH dijo...

    Todos tenemos nuestro sitio en la sociedad, Bea, diferentes y complementarios, con una sola voz ante las injusticias.

    Un abrazo solidario

    Laura.M dijo...

    A ningún gobierno le ha gustado nunca que los ciudadanos protesten, así creen que cortan el problema y cada vez se hace más grande. Y ahora estamos en democracia:(
    No me extraña que sientas miedo. Esto se está poniendo muy crudo.Esperemos que re resuelva pronto.
    Un beso.

    Fátima Ortiz dijo...

    Sé perfectamente cómo te sientes porque yo me siento igual, a veces me siento mal porque pienso que podría hacer algo más y a consecuencia me siento acomodada como bien dices; y ante todo noto ese miedo del que hablas, que no es miedo a la brutalidad policial o a algún daño físico que puedas sufrir, sino que es un miedo diferente, es miedo a estar perdiendo la libertad para expresarte y esa indiferencia que puede invadirte.

    Un beso enorme y gracias por estas palabras de sinceridad, que aunque pienses que son sólo palabras y no vale mucho te equivocas, es una forma de estar contribuyendo con tu granito de arena.

    CreatiBea dijo...

    Lola Montalvo, la carga policial me pareció un abuso de poder en toda regla. Espero que los responsables tengas sus consecuencias.

    Por otro lado, me ha gustado el apoyo de los valencianos ante la causa. Ayer cuando salí de trabajar miles de personas ocupaban las calles.

    Solo espero que esto no se vuelva a repetir.

    Respecto a los recortes, veremos...

    CreatiBea dijo...

    Javier Simpson, tiempos difíciles nos esperan, sí.
    Yo ya no sé si estoy indignada (lo estuve) ahora más bien estoy decepcionada y un tanto resignada, aunque ante ciertas cosas no paso.
    Odio la violencia y lo que ha pasado estos días atrás es inadmisible.

    Un abrazo

    CreatiBea dijo...

    Sergio DS, sí ayer yo también tuve encima los helicópteros, y cuando salí de trabajar estaba la GV cortada y miles de personas por la calle.


    Y aunque la sensación no era buena, me gustó ese apoyo.

    Un saludo

    CreatiBea dijo...

    MariluzGH, pues ahí va otro abrazo!!!

    CreatiBea dijo...

    Laura.M, Y me pregunto ¿Habrá alguna forma de resolverlo?

    CreatiBea dijo...

    Fátima Ortiz, veo que me has entendido perfectamente, y eso me alegra.
    Sí, así me siento. Y eso pretendo: contribuir de alguna forma. Nunca me ha gustado quejarme y no hacer nada.

    Besos y gracias a ti.

    Javier dijo...

    Tienes toda la razón pero me gustaría puntualizar en la manía, en los medios y la red, de llamarlo primavera valenciana por la comparación con la primavera árabe...
    Allí se luchaba por la libertad y, además, se jugaban la vida; aquí, por los recortes y como mucho te llevas unos porrazos.
    Un abrazo