; //
  • 13 Mis 15 días (casi) sin malos humos

    . 21 diciembre 2011

    Los virus han llegado a mi casa por navidad, y aquí estoy:


    ¡Intentando recuperarme!

    Y como soy una malísima enferma, y no puedo parar en la cama, me he dicho: voy a contar a mis lectores como voy llevando esto del "quitarme de fumar".

     Y Allá voy:

    Lo primero deciros (por si no habéis leído la respuesta a los comentarios) que estoy siguiendo una versión muy mía del programa que me recomendó Bichejo, y estoy muy contenta. Y cuando digo 'muy mía' no es que me esté saltando algún paso, o lo esté haciendo mal, sino que como me pilló con la decisión ya tomada, no estoy siguiendo los puntos al pie de la letra... aunque creo que es mejor, y me explico:


    En el programa proponen (resumiendo un poco) que la primera semana cambies la marca de tabaco que fumabas por otra con menos nicotina, y luego, la segunda, por otra con menos aún, pero que puedes fumar lo que quieras hasta el día que te marcan ellos (en mi caso el día 2 de Enero) en el que ya no puedes fumar nada. Bueno, pues como yo ya decidí que no quería fumar  desde el día 5, he cambiado la marca, pero solo me permito fumar dos al día como mucho.


    Y estoy contenta porque lo estoy consiguiendo y para mi es un auténtico logro, es más, ahora llevo ya dos días enteros sin fumar  porque estoy pachucha, y la verdad, tampoco tengo ni ganas.


    Espero que ya no pruebe ni uno y me pase como a ti Alcorze... aunque como en mi cabeza resuena lo del día dos de enerosupongo que en estas fiestas me permitiré una licencia (un poco como tú me comentabas Sese, que si te permites licencias siempre caes...) 


    Sensaciones hasta el momento (15 días) 


    Empiezo por las malas:


    El mono en mi caso no sigue una progresión constante (¿o sería regresión en este caso?) y esto me desestabiliza un poco. 


    Me explico mejor:


    Unos días no tengo ganas de fumar, y otros tengo un mono horrible. Yo pensaba que los primeros días serían los peores y que luego eso iría mejorando, pues no. Cuando ya creo que he pasado lo peor, de repente al día siguiente estoy todo el rato pensando en fumar y me subo por las paredes como tú me comentabas Laura.M..., supongo que será porque como sigo fumando (aunque solo sea uno) el cuerpo y la mente se desbarajustan... no sé, pero esto me pasa.


    La situación que peor llevo con diferencia es la de no fumar en mi despacho en casa, sobre todo a la hora de escribir. Se ve que mi creatividad está aliada con la nicotina desde hace años, y no quiere deshacer ese vínculo... ufff eso lo llevo mal (muy mal), pero ahí he sido (y han sido) inflexible/s: Dentro de casa no puedo fumar, así que, y siguiendo las recomendaciones de Lola Montalvo y Schevi, intento no cambiar mis hábitos, para que mi cuerpo y mi mente vayan acostumbrándose (¡Lola tengo contra las cuerdas al enano cabrón!).


    Lillu, no se a ti, pero yo de tanto caramelo, pipas y porquerías varias me estoy haciendo polvo el estómago, y eso tampoco lo llevo nada bien. La verdad, es que tengo menos ansiedad de lo que pensaba, pero cuando entra,  entra que no veas..., ya no me como los caramelos de uno en uno, sino de tres en tres, y eso no tiene que ser nada bueno. Aunque como tú dices, es parte del proceso, y esto supongo que se irá pasando.


    Y ahora las buenas:


    Lo primero es que me siento mucho más libre, como tú bien dices Virginia. La sensación de salir de casa por la mañana y no estar buscando el tabaco para meterlo en el bolso, o irme a comer y no tener que salir a fumar cada dos por tres,  es impagable. 


    Además también dispongo de más tiempo libre, que gano para hacer otras cosas más saludables y productivas.


    También he notado que respiro mucho mejor y que aguanto las clases de combat (que son bastante cañeras) bastante mejor que antes. 


    Me siento estupendamente bien conmigo misma cuando veo que 'puedo' con algo que pensaba que nunca iba a poder. (Yo seré la típica que dice: "si he podido yo, puedes"


    Me noto la piel mucho mejor.


    Me molesta terriblemente el olor a tabaco, sobre todo el que todavía queda por alguno de mis bolsos o chaquetas de piel (creo que voy recuperando el olfato, aunque yo pensaba que nunca lo había perdido, pero sí, ahora huelo más). Respecto a los sabores, no he notado nada.


    Estoy también muy contenta y me motiva muchísimo meter cada día en la hucha los 4 € que me gastaba diariamente en tabaco. Y lo mejor  es que en agosto, cuando la abra, seguro que daré saltos de alegría.... Un ahorro considerable que me vendrá genial para mi viaje, como me comentaba María.


    Y por ahora nada más (como dice Lola). Bueno sí:  Quiero agradecer a tod@s lo mucho  que os estáis interesando por mi. Gracias por esos buenos consejos, por compartir conmigo vuestras experiencias, por dedicarme un trocito de vuestro tiempo, por sufrir conmigo, por entenderme, por animarme y por motivarme. 


    Gracias a Adrián J. Messina, Javier, Angelillo, MLP, Riol, Juancar, Fátima Ortiz, Roxe, Nuria, Cuarzo violeta, Perséfone, Sonix, Sonia, Ana Laura, Julie, 40añera y a todos los mencionados anteriormente en el post.


    No sabéis bien lo que me estáis ayudando,
    ¡¡¡¡¡Gracias!!!!!

    votar

    13 comentarios :

    Lola Montalvo dijo...

    Lo bueno supera siempre, con diferencia a lo malo... lo malo pasa y lo bueno sigue ahí.
    Puedes y podrás... Y sí, yo siempre me he dicho, que si yo pude, puede todo el mundo.
    Eres genial, lo estás consiguiendo y eso es una gran batalla que ganarla produce muchas satisfacciones.
    Mejórate y caña al "enano cabrón"
    Besos miles, Bea

    Nuria dijo...

    Estupendo Bea, poco a poco lo estás consiguiendo, todo el mundo dice que no es fácil así que por algo será.
    Ahora te toca cuidar el catarro, yo tampoco aguanto en cama así que cuando estoy mal prefiero estar en el sofá y dar una vuelta (por la casa) de vez en cuando.
    Besotes y feliz Navidad

    LaLolaSh dijo...

    Sea cual sea el método que sigas está bien. Yo suelo ser del método radical: Hasta aquí y ni uno más bajo ninguna circunstancia. O todo o nada. Pero para cualquier cosa. Personalidad excesiva que tiene una.
    De momento soy fumadora social y no me planteo dejarlo. Muchos días ni me acuerdo del piti. Pero tú sigue así que vas muy bien y estás haciendo muchos progresos. Mira por donde igual te vienen bien los virus para que te dé más asquete el tabaco. De todas maneras maneras ponte buena pronto!

    Cosillas y Cosejas dijo...

    Me alegro mucho de tus progresos! verás como prontito ya no te acuerdas ni de lo que es un cigarro :-D Besos

    Laura.M dijo...

    Esto va bieeeen!!
    Como dice Lola guerra al "enano cabrón" que ya le has ganado 15 días!!
    Dices que respiras mejor...y dentro de nada tus pulmones estarán limpios de nicotina, que no se te olvide esto.
    El mono te seguirá rondando más tiempo, pero dale tambien caña a ese otro "enano cabrón"... que luego te reirás de ellos cuando abras esa gorda hucha del verano.
    Feliz Navidad.
    Un beso.

    Toni dijo...

    Como decía el filósofo de los negocios Jim Rohn:

    El progreso humano tiene su precio, cada ganancia produce automáticamente una pérdida o sacrificio. A cada uno de nosotros nos afecta algo negativo todos los días. Uno de los grandes desafíos en la vida es tener la sabiduría para reconocer esas fuentes de negatividad, y el coraje para arrojarlas fuera de nosotros.

    Te deseo unas Felices Fiestas...

    Salu2

    CreatiBea dijo...

    Pero si es que os tengo que querer ...¡qué estupendas animadoras que tengo!

    Hoy ni uno :)

    CreatiBea dijo...

    uyyy y un animador!!!!

    Toni; Felices fiestas también para ti.

    Intentando sacarme lo negativo ;))))

    sonia dijo...

    Bieeeeen!!! Me alegro de que poco a poco lo vayas superando. Sigue así!!!
    Un beso

    Sonix dijo...

    Estás siendo una campeona, eh! ESpero que esas cosillas malas poco a poco vayan siendo superadas por las buenas, y espero que ya estés mejor y más recuperada. Un beso!

    Sese dijo...

    Pues muchísimas felicidades por tu fuerza de voluntad, sin duda debes estar orgullosa.

    EL fin de dejar de fumar es conseguir dejar de pensar en el tabaco, no es plan no fumar pero estar en continua lucha interna.

    Llegará un momento que no pensarás en el cigarrillo y no será ningún esfuerzo no fumar, pero para que ello ocurra debes renunciar DEL TODO a fumar: NI UNO.

    Felicidades, a mejorarse y buenas fiestas

    Lillu dijo...

    Oye, enhorabuena, que lo estás llevando genial! En parte es muy bueno que hayas caído enferma, porque eso te ayudará a tener menos ganas de fumar :) Para lo del estómago intenta beber mucha agua cada vez que te entren ganas de fumar, o tomar infusiones si te gustan y evitar así otras porquerías. Yo dormía casi abrazada a la botella de agua XDDD De todos modos date cuenta de que en breve habrán pasado otros 15 días y hará un mes, y poco a poco empezará a pesar más lo positivo que lo negativo.

    Mucho ánimo :D

    saluditos

    Fátima Ortiz dijo...

    De nada, mujer, los consejos son gratuitos y te mereces lo mejor.
    Cuida ese cararrillo, siempre puedes hacer algo entretenido en casa cuando estas enfermita, como leer, ver una peli... Yo tampoco puedo estar en el sofá sin hacer nada y cuando me pongo pachucha no me aguanto ni yo... jajaja!!!

    Por cierto, si hay algún bolso o abrigo que huela a tabaco como dices, se me ocurre que lo mejor es lavarlo o llevarlo al tinte o algo de eso; o si no puedes siempre puedes hacer un truco que hice yo para un cajón que olía supermal, como a cerrado, no sé si me explico; resulta que compré unos jaboncitos pequeños de esos que vienen perfumados y que normalmente tienen formas (de rosa, de cisne, de perrito) y los metí en el cajón entre la ropa y desapareció ese olor a cerrado, puedes hacerlo con los bolsos, por ejemplo...

    ¡Un besazo y cuídate!