; //
  • 11 "Los enamoramientos": Una gran sinfonía

    . 10 octubre 2011

    El planteamiento de la novela en sus primeros capítulos es soberbio, arrebatador, fascinante, vigoroso y sumamente interesante. 

     J. Marías comienza su novela de manera contundente, como si de un alegro prestissimo se tratase, regalándonos a través de los ojos y el pensamiento de María Dolz una historia que promete. Y te engancha.


    Conforme vamos adentrándonos en la historia, y después de un momento álgido (el suceso Deverne o Desvern),  el tono baja de intensidad, y es en este momento donde el autor,  con su exquisita prosa y su profundo conocimiento de la condición humana, se recrea, invitándonos a reflexionar sobre el amor, el enamoramiento, la traición, la amistad, la impunidad y la muerte, y nos obliga a sumergirnos en las profundidades de un placentero y majestuoso adagio.

    Eso sí, con una extraordinaria destreza, Marías va intercalando estudiados ritornellos a piacere para seguir manteniendo vivo el interés por la historia, hasta llegar al comienzo de un desenlace, que va subiendo de tono progresiva y moderadamente, sumiendo al lector en un mar de dudas, de suposiciones, de contradicciones y de deseo por saber, y que alcanza su culmen en el momento (moderato expressivo) de la increíble* revelación de Javier Díaz-Varela.

    Para terminar con un inquietante y cinematográfico final, en el que el lector  desea participar en la orquesta:  Anhela, por una parte, aproximarse  a la protagonista y susurrarle al oído lo que está pensando..., ansía que  el autor configure el final esperado, y por otra, permanece atento, curioso  y expectante deseando un final sorprendente.

    Y llega  ese  esperado final en el que J. Marías va apagando la música  (rallentando) de manera lenta y pausada hasta acabar.

    ... Cierro el libro satisfecha, y la música sigue sonando en mi cabeza.

    "Los enamoramientos"


    (*) Literal  

    votar

    11 comentarios :

    Roxe dijo...

    ¿Pero esto se leee con mp3 al lado, o no?
    Anotada queda.

    Sonix dijo...

    Pues es que a mí, debe ser que no me gusta el modo de escribir de Javier Marías o algo, pero el libro no me gustó demasiado. Aún así, tiene cositas buenas...
    Una reseña muy original, muy musical. Se nota que te encanta la música y la literatura. ;D

    alcorze dijo...

    Lo cierto es que no suelo leer a autores españoles, y no es por ningún prejuicio como sí que me pasa con el cine.

    Intentaré acordarme de Marías para futuras lecturas.

    Javier Simpson dijo...

    Me gustó mucho la única novela de él que he leído, El hombre sentimental; un gran escritor este hombre.
    Tomo nota de este otro libro que comentas en tu gran entrada (grande de calidad y elegancia, no de extensión ;-)
    Un saludo, Bea. Hasta otra.

    CreatiBea dijo...

    Roxe, jejeje, lee el libro y lo sabrás ;)

    CreatiBea dijo...

    Sonix, gracias!!!

    A mi sí me ha gustado. No tanto la historia en sí, sino la forma en la que Marías te invita a reflexionar, y lo maravillosamente bien que está escrito.

    CreatiBea dijo...

    Alcorze, pues te estás perdiendo mucho. Anímate con algún clásico :)

    CreatiBea dijo...

    Javier Simpson, uyyy que me pongo colorada... Gracias!!!!

    Supongo que te gustará.

    Fátima Ortiz dijo...

    No he leído nada aún de Marías, pero según cuentas, lo que más te ha gustado es la forma de narrar, más que la historia en sí; eso tiene mérito, hay escritores con tremendas tramas y pésimas narraciones y otros con argumentos sencillos pero magistrales narraciones.

    Me ha gustado mucho la forma de plasmar tu entrada; literatura con musicalidad.

    ¡Un besazo!

    Sese dijo...

    DE momento todo lo que he leído de Marías me ha apasionado (menos Negra Espada del tiempo, más experimental)

    Ni que decir tiene que ardo en deseos de leer los Enamoramientos.

    Saludos

    Cosillas y Cosejas dijo...

    Vaya... parece que te ha encantado, no lo conocía.