; //
  • 13 Dinero sorpresa

    . 21 octubre 2011

    Es la tercera vez en mi vida que me encuentro dinero sustancioso (o sea billetes) en el suelo.



    1. La primera vez fueron 1000 pesetas (bueno...)
    2. La segunda vez fueron 150 euracos (Yijaaaaaaaaaa!!!!!! aunque fueron compartidos, que no iba sola)
    3. La tercera vez (hoy) 20 euritos (Mira qué bien!!!)
    Y  las tres veces han sido paseando a mis perros... se ve que esto de ir mirando al suelo para recoger sus cositas y para esquivar las minas de otros, tiene su recompensa...

    Ni que decir tiene (pero lo digo por si acaso) que el dinero no tenía en ningún caso ninguna seña de identidad, sino lo hubiese devuelto, por supuesto.
    Venga, contadme si habéis tenido alguna experiencia religiosa  similar (por lo milagroso del asunto, digo)...

    votar

    13 comentarios :

    Lola Montalvo dijo...

    Nooooo, chiqui, sólo alguna pesetilla o alguna monedita de esas que cuando se caen no hacen ruido... creo que se llaman «céntimos de a 1»
    que lo disfrutes y dale a tus perros un besico, por la suerte que te traen.
    Besos miles

    Laura.M dijo...

    Pues síííi...
    Paco se agachó para atarse un zapato pisando un billete de 50 eurazos... cuando se levantó lo tenia en la mano. El billete tampoco tenía seña de identidad :))
    Seguiremos mirando para el suelo, aunque no tenemos perro.
    Un beso.

    Sonix dijo...

    Pues habrá que mirar más el suelo, porque yo no recuerdo haber encontrado gran cosa nunca por ahí. Suertuda, gastátelo bien!
    Buen finde. ^^

    MARTINA... dijo...

    Yo no Bea, pero mi cuñada Natalia se encuentra dinerito así, como tú...yo por más que miro nanai...

    Roxe dijo...

    Un día en el autobus, se me cayo el monedero al suelo, iva sentado, y salí del autobus con dos monederos. Nunca más se me ha vuelto a caer nada al suelo, ¡cachis!

    4J dijo...

    Iba en una moto por una calle estrecha, me dieron un tirón del bolso pero no me lo quitaron.
    Salieron corriendo y en su huida y mi persecución, se les cayó de los bolsillos lo que antes eran pesetas y ahora serían como unos 100 euros.
    Por supuesto cogí el dinero, los ladrones huyeron y yo me fui con mi novio a celebrarlo.
    ¡Nos vemos!
    4J

    Mónica87 dijo...

    Pues nanai, nunca me he encontrado dinerito asi :(
    Mi abuelo vivía cerca del mar, y bajaba todas las mañanas a pasear y siempre se encontraba cosillas que el mar devolvía, y llegó a encontrarse un anillo y una pulsera de oro, que mi abuela aun tiene jeje
    Besitos!

    Sí es lo que parece dijo...

    Pues yo no recuerdo encontrarme nada sustancioso, monedas, algun anillo que no me estaba bien y una medallita de oro, pero que no me pude poner porque ponia Sara y claro se iba a notar mucho que no era mia :)

    A gastarte tu tesoro y a seguir con esa suerte!

    Angelillo dijo...

    Nada de nada, que yo me acuerde nunca me he encontrado nada. Si acaso conejos, que Chap los huele a lo lejos y me tira como un loco. Voy a tener que reeducarle, jeje, cada billete que me encuentre le doy una galletita de las suyas.

    Anónimo dijo...

    No querida, yo soy de las que pierden... pero solo una vez dolió mucho mucho, todavía me acuerdo!! en fin, habré hecho feliz a alguien :-)
    besooo
    MLP

    Sese dijo...

    De pequeño creo que me encontré bastante pasta en el suelo, no recuerdo cuánto y hace poco dí con un billete de 20 euros.

    La suerte aún me debe dinero, creo que he perdido más de lo que he encontrado

    Saludos

    Cosillas y Cosejas dijo...

    Creo que me voy a comprar un perro que últimamente no llego a fin de mes... :-b
    Yo lo más que he encontrado ha sido un euro y céntimos... ni pa chuches vaya.

    Fátima Ortiz dijo...

    Pues yo sí, y además, una de las veces fue increíble...

    Cuando iba al instituto me pasaba a buscar a una amiga que vivía una calle más allá de la mía para irnos juntas y tres mañanas seguidas me encontré dinero, siempre la misma cantidad, un billete de 1000 pesetas cada vez, luego debe ser que el dueño del dinero se cosió el bolsillo... jajaja!!!

    ¡Un besazo!