; //
  • 15 "Indignez-vous!": El fenoméno literario del momento

    . 01 marzo 2011




    ¿Qué tiene este libro entre sus páginas que ya lleva un millón de ejemplares vendidos?
    Indignez-Vous! de Stéphane Hessel, escritor, filósofo y antiguo miembro de la resistencia francesa, se ha convertido en un fenómeno literario en Francia.

    Y ya ha llegado a España de la mano de la editorial Destino (5 euros) y con prólogo de José Luis Sampedro.

    32 páginas de autenticidad  invitando a la rebelión pacífica, a que nos despertemos de una vez de este letargo, que observemos, que dejemos de lado la indiferencia y que nos indignemos.




    "Os deseo a todos, a cada uno de vosotros, que tengáis vuestro motivo de indignación. Es algo precioso. Cuando algo nos indigna, como a mí me indignó el nazismo, nos volvemos militantes, fuertes y comprometidos."

    "A los jóvenes, les digo: mirad alrededor de vosotros, encontraréis temas que justifiquen vuestra indignación."


    ¿Algo que decir?

    votar

    15 comentarios :

    40añera dijo...

    Wuau!! Es el momento de nuestra indignación.
    Un beso

    Mónica87 dijo...

    Primera vez que oigo hablar de ese libro... pero tiene buena pinta!

    Y estoy totalmente de acuerdo con la frase... me encanta indignarme, me vuelve valiente y poderosa!

    Besitos! y por cinco euros merece la pena leerlo!

    LaLolaSh dijo...

    Yo tampoco lo conocía pero me lo apunto rápidamente a mi lista de lectura.
    Estupenda y adecuada recomendación para el momento en el que vivimos.
    Saludillos!

    ROSALÍA. dijo...

    ¿Con prólogo del gran Sampedro? Tiene que ser bueno.
    Besos Bea.

    Sonix dijo...

    Pues no me sonaba de nada, Bea, casi siempre me limito a la ficción para mis lecturas. Pero parece un buen libro y un buen lema, creo que a veces la gente es demasiado floja como para indignarse con lo que merecería un puñetazo encima de la mesa, o se indigna por los motivos equivocados.

    Javier dijo...

    Tenemos razones para elegir...
    Sólo espero que nadie utilice este alegato que remueve conciencias acomodadas y aletargadas para justificar revueltas violentas.

    Un abrazo

    Jose Luis dijo...

    Es buen momento para la revolución, es buen momento para despertar, es buen momento para releer a Thoureau.
    El precio es buenísimo, acorde con los tiempos.

    Mª José dijo...

    A ver si nuestros jóvenes despiertan de su letargo...el futuro esta en sus manos
    en mi blog tienes algo para ti
    Besos de colores relajantes

    Jabo dijo...

    Gracias por informarnos de este libro,que sin duda tendré pronto.
    A veces es bueno indignarse, sobre todo si no se respetan nuestros derechos.
    Abrazo. Jabo

    Lola Montalvo dijo...

    Me parece buena la idea... indignarse. Yo lo hago a diario aunque supongo que no es suficiente porque mi indignación es inútil. Pero lo seguiré intentando. :DDD

    CUIDADO con los HUEVOS dijo...

    Me sigo indignando con una facilidad asombrosa, me paso media vida indignado, y lo celebro, porque no dispongo de ningún otro indicio para sospechar que mi vida, yo mismo, quizá también otras cosas en este mundo, tenemos arreglo. El día que por fin deje de indignarme, me habré muerto o habré empezado a estar de acuerdo con lo que soy, es decir, seré feliz. Sólo la milagrosa perspectiva de la segunda hipótesis compensa el riesgo incalculablemente atroz de la primera.

    Almudena Grandes de “Atlas de Geografia Humana”

    Un saludos y enhorabuena por el blog!

    Raúl dijo...

    Te visito a través de contactos y amigos comunes. Una propuesta la tuya de lo más edificante.
    Un saludo.

    Adrián J. Messina dijo...

    Bueno, es verdad, pero a pesar de toda indignación siempre existe aquel que le pone palabras a lo que se siente y una blogera que lo comparte.

    Un abrazo.

    CreatiBea dijo...

    40añera, nos sobran los motivos...

    CreatiBea dijo...

    Monica87, sí, merece la pena.Invita a reflexionar sobre el momento actual de una forma constructiva.


    Me ha encantado eso que dices: "me vuelve valiente y poderosa" Yo, desde luego, prefiero estar indignada que ser una pasota. La indignación me removerá por dentro y me invitará a actuar... por lo menos.

    Besos.