; //
  • 27 Los masajes

    . 10 febrero 2011



    Soy experta.



    Pero no en darlos, sino en recibirlos. Mi dolorida espalda ha pasado por tantas manos  y maneras que me lo sé todo, todito, todo.

    Es un placer del que no puedo prescindir, y en mi afán de encontrar las manos perfectas que me dejen extasiada in situ y no sean solo prometedoras, busco, pruebo y me dejo hacer.

    Así que ya os podéis imaginar el currículum masajístico que llevo a mis espaldas... 

    Veamos:
    Rechazo de entrada los llamados relajantes. A  mi me ponen más nerviosa. Eso de estar esperando que  me metan caña y aprieten como dios manda mis pobres y quejumbrosos trapecios y que sólo los acaricien, me angustia de una forma... Me paso la hora esperando, y el que espera: desespera.

    El Tailandés es muy teatral. En un principio promete: tatami en el suelo, vestimenta especial a juego con el/la masajista y detalladas  instrucciones y explicaciones previas.



    Menos mal, porque este no es un masaje al uso y  te puedes pegar un buen susto cuando se te suben (literalmente) encima o... puede generar algún que otro malentendido. No es un masaje pasivo, te están moviendo de aquí para allá todo el rato y de descontracturar nada de nada. Tampoco es para mi.

    Tampoco repetiría El masaje con pindas: 



    El masaje consiste en presionar con estas bolsitas calientes  rellenas de arroz y hierbas aromáticas. Es diferente y  dicen que muy desestresante pero no me termina de convencer. 


    Me gustó mucho más  el de piedras calientes:





    El calor de las piedras (50º) hace que notes los efectos del masaje de forma instantánea y alivian mucho el dolor.   Mucho mejor si lo alternan con piedras frías (8º). Este me gusta.


    La reflexología podal me interesa bastante,  pero requiere  paciencia y unas cuantas sesiones para empezar a notar la mejoría,  además hay que concienciarse muy bien porque son muy dolorosos.





    Los masajes con aceites esenciales o los aromáticos  son los que más me relajan, sin lugar a dudas, y si además es completo (de los pies a la cabeza) y le prestan especial atención a mis cervicales (apretando con saña) sería perfecto.   Eso sí, no menos de 90 minutos.


    Los de los fisioterapeutas son con los que obtienes más beneficios a largo plazo, y diría que los mejores (te recolocan en un crujir de espalda) pero yo como soy una impaciente, me gusta ir probando por si en una de aquellas encuentro el masaje milagroso que me deje nueva al instante. 

    Por probar he probado hasta este aparatito:


    Una especie de acupuntura electrónica sin agujas que funciona por electroestimulación. No tengo todavía una opinión formada porque estoy en ello, aunque sí que noto una leve mejoría y por lo menos   facilita bastante el trabajo al masajista.

    Podría seguir, pero serían versiones parecidas en diferentes manos. Ya no sé si es vicio, necesidad o ambas cosas, pero me pierdo ante la perspectiva de un buen masaje y no tengo límite. Ayer me recomendaron un masajista japonés  que dicen hace milagros con el shiatsu.  Sabéis lo que tardé en localizarlo y pedir hora ¿verdad?

    Pues eso, el martes tengo cita, ya os contaré.

    ¿Me contáis vuestras experiencias? ¡Me interesan muuuuchísimo!

    votar

    27 comentarios :

    Sonix dijo...

    Yo los únicos masajes que he recibido fueron en el fisio hace unos meses, así que ya te puedes imaginar, sobre masajes me has dado una buena lección con esta entrada. Gracias ^^
    Eso sí, me encantaba que me "hiciera daño" y me dejara con un ligero dolor, como iba por lo que iba, me daba la sensación de que había hecho algo bueno. Y cuando me crujió la primera vez, me dejó varios días hecha polvo! Pero al final el resultado ha sido muy bueno. ¡Normal! No hubo cosa que no me hiciera: calor, ultrasonidos, descargas, masajes... creo que gracias a eso no sooy tan reacia a que me den un masaje ahora (me da cosa que me toquen). Si algún día lo pruebo te contaré. Aunque tú eres una experta en el tema, impresionante!
    Yo querría hacer uno de esos que hacen en pareja, pero mi churri se niega a que le pongan la mano encima!

    Roxe dijo...

    Bea: A mi me gusta darlos, y tambien recibirlos, y el hecho de que de pequeño me "deformara" la mano jugando a balonmano (25 cm de palmo) hace que a quien le toco el cuello lo agradezca, o no, pero no se queja nadie.

    40añera dijo...

    Si que eres una experta!!. Yo no soy muy partidaria, no se a mi no me relajan y la marraría de las veces me dejan dolorida, además tengo debilidad capilar y cualquier presión me deja unos cardenales que parece me hubieran dado una paliza.
    Un beso y ¡disfrutáalos!, tu que puedes

    rubo dijo...

    El único masaje que me dieron fue el año pasado en un Spa y fue una experiencia muy relajante.
    Besos.

    Lola Montalvo dijo...

    Ayyyyy, Bea!! Tengo la espalda que parece el acordeón de Maria Jesús y he estado varias veces en manos de fisioterapeutas... tengo tanta aversión que no soporto casi ni los masajes relajantes. Mi hermana es masajista, de las buenas-buenas; te la recomiendo pero sólo trabaja en Madrid y Córdoba.
    Por cierto, ya que estamos: estoy hasta la boina de que en los Spa's y baños árabes siempre que te haces un circuito, incluye masaje... ¡y el masaje siempre lo da una mujer! Quiyo, me gustaría, sin mala intención lo digo, palabrita, que por una sola vez el masaje me lo diera un hombre... mi marido sale siempre tan sonriente de estos sitios...¡no te digo!
    Besos miles

    LÍA. dijo...

    Estoy impactada Bea, yo estuve contracturada hace unos días y me hice un masaje que me dolió mucho.
    Besos wapa.

    Leticia dijo...

    El masaje tailandés lo probé en Bangkok, nada menos, y confieso que repetí. Una pasada. El shiatsu no lo he probado pero me gustaría saber qué tal te va porque tengo comprado uno para el mes que viene y entre las modalidades a elegir está ese.

    LÍA. dijo...

    Gracias Bea, tu comentario me ha emocionado. La verdad es que como es Martina la que debe trabajar en la novela seré yo la que comente. Tenía mono.
    Besitos wapa

    Javier dijo...

    Es verdad que eres una experta, vaya sesión de masajes.
    A mi perro le estamos dando acupuntura para la epilepsia, sin dejar la medicación y la mejoría es tremenda (sólo con la medicación ataques cada 2 meses y añadiendo la acupuntura cada año).

    Un beso

    LaLolaSh dijo...

    La única vez que me lancé y fui al fisio, me dejó el esguince del tobillo mucho peor de lo que lo tenía. Me hizo toda serie de cosas para nada incluso Reiki (en teoría, masaje japonés por imposición de manos para reequilibrar las energías). En esos momentos me sentí un poco estúpida, la verdad.
    Yo creo que lo mejor es dar con un buen profesional sea el masaje que sea. Que hay mucho intrusismo en estos temas.

    CreatiBea dijo...

    Sonix, los fisios son los que te recolocan y enderezan, pero normalmente mucho placer en el momento no se obtiene, aunque son los mejores. Ya veo que te han hecho de todo, estarás como nueva!!!.

    Lo de que te toquen, todo es empezar, te aseguro que si te relajas y te pones en buenas manos, no podrás vivir sin "que te toquen" (jejeje) Y le digo lo mismo a tu chico.

    Besos.

    CreatiBea dijo...

    Roxe, ufff pues sí que tienes buena mano. ¡Qué suerte tiene tu chica!

    CreatiBea dijo...

    40añera, uyyy claro así no... pero bueno hay masajes muy suaves, esos de relax... Hija es que para mi es un placer imprescindible...

    CreatiBea dijo...

    Rubo, todo es empezar, no lo pruebes mucho que sino, no podrás vivir sin ellos. ;)))

    Javi dijo...

    Muy interesante la entrada, Bea. Debería hacer el clásico de fisioterapeuta para descontructurar mi maltrecha espalda. A veces es más fastidiado el trabajo de oficina que el de peón de obra.

    Creí que el masaje con bolsitas de semillas y hiervas aromáticas (también hay almohadillas con huesos de cereza que se meten en el microondas para calentarlo) tendría un efecto parecido al de las piedras calientes, pero parece ser que no, por lo que nos cuentas.
    Un saludo, Bea, y hasta pronto.

    CreatiBea dijo...

    Lola Montalvo, uyyyyy pues que pena que tu hermana no esté por aquí... si tu dices que es buena, buena, debe ser LA CAÑA.

    Y te digo que como las manos de un hombre (por la fuerza, no vayas a malpensar jajaja) no hay nada.

    Besetes.

    CreatiBea dijo...

    Lía, bueno... duelen, pero luego estás como nueva ¿no?

    Y te agradezco que hayas abierto la posibilidad de comentar :))))

    Besos.

    CreatiBea dijo...

    Leticia, pues ya contaré. Voy el martes. Creo que es la única versión que me falta. Aunque claro, depende tanto de la persona que te lo de...

    CreatiBea dijo...

    Javier, vaya, eso es estupendo!!! Si es que los chinos son de un sabio...

    CreatiBea dijo...

    La LolaSh, totalmente de acuerdo, y te lo dice una que ha pasado por muchas manos. Es lo malo de esto, que hasta después no sabes como va a ir la cosa y muchas veces te dan gato por liebre. Pero con no volver...

    CreatiBea dijo...

    Javi, los malos hábitos posturales, sobre todo en el ordenador, hacen polvo la espalda...

    Respecto a las pindas, te cuento: Es parecido por el calor (aunque no están tan calientes como las piedras) y además las pindas las van moviendo a la vez que te las ponen encima y no sientes esta sensación de alivio (la piedras casi queman y las dejan fijas) Son parecidos, sí de todas formas.

    Saludines.

    Angelillo dijo...

    Yo he recibido principalmente masajes de fisios, y me han hecho muuuuucho daño, sobre todo cuando me tuvieron que meter el dedo en el tendón de aquiles, apretaban por detrás del tendón (entre el tendón y el tobillo), y es una de las peores experiencias de toda mi vida. Salí desencajado, pero en unas sesiones se curó mi tendinitis.
    ¿has probado la reflexología facial? Masajes en la cara. Te dejan ommmmmmmmmm...

    CreatiBea dijo...

    Angelillo, ¡qué dolor! sólo de imaginármelo me duele (lo del tendón, digo).

    He probado masajes en la cabeza, pero en la cara no... (no me gusta mucho que me toquen la cara), y los de la cabeza, sí, son de lo más relajantes.

    :))))))

    Tani dijo...

    A mi sólo me dieron masajes una vez, hace como un año porque tenía una contractura en el trapecio, por estrés. Mi experiencia fue rara porque a la vez que disfrutaba y me relajaba, sufría mucho con las cosquillas, es que no lo sabes bien, pero soy una cajita de cosquillas con piernas.

    La masajista creo que se las vio muy mal conmigo porque me costaba relajarme y no terminar muerta de risa al sentir sus manos en la espalda, un papelón el mío :(

    besos!

    CreatiBea dijo...

    Tani, uy te imagino... las cosquillas y los masajes no son buenas compañeras, no,no,no.

    Un besazo!!!!

    ...solo una mujer. dijo...

    Hola CreatiBea... llego aquí desde 40añera y me he quedado embobada, sobre todo, con esta entrada.
    Creo que soy tan o más adicta a los masajes que tú!!! Pruebo todo lo que se me pone al alcance.. ya he perdido la cuenta.. y soy como tú: donde se pongan unas buenas manos que me quiten las suaves pasadas acariciantes...
    Ya necesito uno!!! A ver a cual me apunto ahora!!

    CreatiBea dijo...

    ...Solo una mujer, uyyy una de las mias!!! Bienvenida a esta casa y gracias por tus palabras.

    Ya me contarás en que manos te has puesto... espero que no me pongas los dientes largos...

    Nos vemos por aquí.