; //
  • 36 La puntualidad

    . 17 febrero 2011

    Una de mis grandes dudas:

    ¿Por qué los puntuales somos siempre puntuales,  incluso cuando te has citado con alguien que sabes de antemano que irremediablemente va a llegar tarde? 



     ¿Esto de la puntualidad va en los genes, en la educación, es un hábito  adquirido...?

    Iluminadme queridos, necesito respuestas.

    votar

    36 comentarios :

    Lola Montalvo dijo...

    Yo soy enfermizamente puntual. No me gusta hacer esperar a nadie. Pero hay personas a mi alrededor que sé que cuando quedo con ellos siempre van a llegar tarde. ¿Por qué? Creo que en muchos es confianza... que a veces, da cierto asquito. Otros por pasotismo... les da igual que les esperen, irán a su bola. Otros por despiste y calculo equivocado de lo que tardarán en todo... Y otros, por una mezcla enervante de todo ello. No va en los genes. Es educacional y es a lo que se han acostumbrado.
    Bea, me encantan tus entradas... ¡me encantan! Bsos miles

    Ana Laura dijo...

    Ese es uno de los temas donde la natura le gana a la nurtura, ¿viste? Mis padres son super puntuales ambos, y yo soy bastante impuntual.

    Era mucho peor, con los años me he ido domando a mi misma y ahora llego casi, casi en hora. A veces.

    Saludos!!

    J. F. Sebastian dijo...

    No seré yo quien tire la primera piedra pero es cierto que hay gente impresentable por sistema. Algunos se creen que el bus o el metro estará ahí esperandoles cuando decidan poner un pie en la calle. He estado tentado de abrir una comunidad en el facebook "en Madrid casi nada está a 15 minutos". Por supuesto NUNCA hay que quedar con ellos en la calle. Sugiero hacerlo en un cyber y cuando lleguen hacerles esperar el mismo tiempo alegando que estamos operando en la bolsa japonesa, que también abre los domingos para los internautas...

    Abi dijo...

    Yo soy puntual porque me gusta hacer muchas cosas y no me gusta andar a las corridas. Igualmente, a veces me atraso, pero por lo general logro llegar a tiempo.

    Debe ser que de chica mi papá me levaba al colegio siempre siempre tarde (no muy tarde, 5-10-15 minutos tarde) y yo me perdía ese tiempo de charla, ese tiempo de prepararme para el trabajo... en fin...

    sonia dijo...

    A mi tampoco me gusta hacer esperar, y a veces he llegado a pensar esa virtud de la puntualidad extrema que tengo es un defecto.

    Mónica87 dijo...

    Yo soy muy puntual, y mi hermana es muuuy impuntual... asi que en los genes no va!
    nos llevamos muy bien, pero hacemos pocos planes por eso mismo, porque antes de salir ya estamos discutiendo jejeje
    y a veces estoy en casa, y la veo preparase con una calma tremenda, mientras se que la estan esperando... y eso me pone histérica!!!! jejeje
    besitos

    ROSALÍA. dijo...

    Bea, si te sirve de consuelo yo siempre espero a los demás y jamás me han esperado a mí. Es una falta de educación y respeto el no ser puntual y hacer perder el tiempo a los demás.
    Besitos y paciencia.

    DiKiNNa dijo...

    mmmm no se si va en los genes... yo antes era tan puntual que siempre llegaba a los sitios con un mínimo de 10 minutos antes.. pero luego me cansé de ser siempre la que espera...
    Ahora no es que sea como los artistas (que llegan los últimos), pero tampoco me siento mal si llego 10 min tarde., es un comienzo.. XD

    Adrián J. Messina dijo...

    Definitivamente es algo de educación y también incentivo.
    Muchas veces la puntualidad es obligada, como por temas laborales y no queda otra, pero si la impuntualidad llega a la hora del amor, tranquilamente podemos pensar que no importó el tiempo que el otro perdió, como siempre salvo que exitsta un real motivo.
    Besos.

    rubo dijo...

    La puntualidad no sé si viene o no en los genes, pero desde luego la "impuntualidad" sí, te lo digo por propia experiencia ya que sufro a varias personas cercanas que son contumaces impuntuales.
    Besos.

    CreatiBea dijo...

    Lola Montalvo, gracias solete (por lo de las entradas)!!!!

    Y por qué son incorregibles? Es algo que no entiendo...

    Besos

    CreatiBea dijo...

    Ana Laura, ayyyyy... jajajaja. Ves, pues debe ir en el carácter, porque seguro que tus padres se esforzaron por inculcarte la puntualidad.
    ¿No?

    CreatiBea dijo...

    J.F. Sebastián, siempre que espero me digo lo mismo: "A la próxima voy a hacerle esperar para que sepa lo que es", pues no puedo. Valoro mucho mi tiempo, y, por lo tanto, el de los demás.

    Para ser puntual es importante prever lo inesperado. Qué casualidad que a los impuntuales siempre les pasa de todo...

    Un saludo.

    CreatiBea dijo...

    Abi, a veces sufrimos algo tanto que reaccionamos con lo contrario, es cierto.

    Gracias por comentar, un saludo.

    CreatiBea dijo...

    Sonia, yo también lo he pensado en alguna ocasión. Ufff... pero no puedo hacerme impuntual. De ahí mi pregunta.
    SOLUCIÓN: relacionarnos exclusivamente con puntuales jajajaja.

    CreatiBea dijo...

    Monica87, ayyyyy a mi también me desespera eso. Los ves ir con toda la calma del mundo y sufro por los que esperan...

    Lo de los genes no lo tengo todavía muy claro... no sé... Si habéis recibido la misma educación se supone que deberíais haber adquirido los mismos hábitos... no sé, no sé..

    CreatiBea dijo...

    ROSALIA, ya eso ya lo tengo claro, el tiempo es oro ;)))

    CreatiBea dijo...

    DIKINNA, uyyy ahora yo intento llegar lo más ajustada a la hora, pero prefiero esperar a que me esperen. Siempre salgo con el suficiente tiempo como para no ir agobiada.

    Gracias por comentar, un abrazo.

    CreatiBea dijo...

    Adrian J. Messina, ufff yo conoaco a gente que ni al trabajo llegan puntuales. En las relaciones personales se padece mucho más, los puntuales no podemos dejar de serlo, y siempre nos roban nuestro tiempo.

    Saludines!!!

    CreatiBea dijo...

    Rubo, jajaja los puntuales sufridores.

    La verdad es que es un valor que escasea, para mi MUY IMPORTANTE. Aunque veo que por aquí solo hay una impuntual confesa...

    ¿Alguien más?

    Ana Laura dijo...

    Mis padres sufrían y despotricaban. Más de una vez me quedé sin ir a algún lado por no estar lista a tiempo, pero ni así me pusieron en vereda, jajaja.

    Saludos!

    teologiadeS dijo...

    Soy muy puntual y mis amigos todo lo contrario, siempre les regaño y algunas veces me hacen caso pero supongo que con los años o ellos se amoldan a mi o yo me termino amoldando.

    Un saludo

    Anónimo dijo...

    ¿Qué hacés Bea?
    Creo que ser puntual es un asunto personal.
    Ni genético, ni ambiental sino algo que uno elige como tantos otros hábitos que te pueden enseñar en el hogar, sin mayores resultados.
    Calculo que la base es la buena planificación y el respeto hacia el otro.
    Cuando uno llega tarde a una cita, pareciera que dijesemos "mi tiempo es más valioso que el tuyo", error.

    ¿Te cuento algo? En una época mis amistades me llamaban "el fin del mundo" sabían que llegaba, pero no sabían cuándo!!!
    Un besito ;)
    MLP

    Angelillo dijo...

    Creo que si dejases de ser puntual dejarías de ser tú misma. Es parte de ti, no puedes cambiarlo a pesar de que te suponga esperar siempre. Además así siempre hay algo a tu favor que echar en cara en caso de discusión: aquí estaba yo horas esperándote y...

    CreatiBea dijo...

    Ana Laura, "nadie es perfecto" jajajaja.

    CreatiBea dijo...

    teologiadeS, no nos queda otra...

    CreatiBea dijo...

    MLP, ¡otra imputual confesa!

    Yo tampoco creo que literalente un amigo piense que su tiempo es mejor que el tuyo... sois así, ¡qué le vamos a hacer! Pero creo que es algo que se debería intentar mejorar.

    La clave está en la planificación, bien dicho.

    Besos!!!

    CreatiBea dijo...

    Angelillo, te cuento: si hay una cosa que valoro es el tiempo. Siempre tengo la sensación de que me falta... y me fastidia mucho perderlo, MUCHOOOOO.

    No soy mucho de reproches, así que eso no me vale mucho...
    Otra solución para los empedernidos impuntuales es decirles que quedamos media hora antes (aunque creo que ya se lo saben...)

    Anónimo dijo...

    Hola Bea, cómo andás??
    Te cuento, no soy impuntual.
    Sí lo fuí por exceso de confianza en mi misma y por esas energías que tenés a los 20 que te hacen pensar que llegás a todos lados volando.
    Hoy en día no solo llego a tiempo, sino que también cuido el cómo... si sé que tengo que tratar algún tema serio, normalmente voy caminando para pensar un poco e ir metiendome en clima... me explico??
    Cuando arreglemos para tomar algo, no vas a llegar tarde, verdad?
    Un besito!!! ;)
    MLP

    Xurde dijo...

    Hola Bea, hacia tiempo que no te visitaba y debo confesar que hay muchas entradas que tengo que ver pausadamente, esta me ha gustado por la pregunta,...
    Yo no soy impuntual, sencillamente calculo mal el tiempo, siempre creo que me voy "sobrao" y que llegaré a la hora sin problema.

    Abrazos desde Asturias

    Xurde

    Roxe dijo...

    La impuntualidad es genética, dentor del campo de las malas costumbres adquiridas porque si. El que es impuntual lo es a cosa hecah y sabiendo que lo es, porque nadie tiene el don de la ubicuidad, y si has quedado a las 12:00 en algún sitio, no puedes estar en ese sitio y en tu casa a la vez.

    CreatiBea dijo...

    MLP, disculpa, entendí que seguías siendo impuntual. Yo también, prefiero caminar si se trata de una cita importante: me relaja.

    Te aseguro que no llegaré tarde ;)))

    CreatiBea dijo...

    Xurde, bueno, bueno... pues aceptaremos que calculas mal el tiempo...
    Muchas gracias por pasar un ratito por aquí.

    Un abrazo.

    CreatiBea dijo...

    Roxe, sí, creo que es una mala costumbre e inevitable, por lo visto.

    Aún no he conocido a ningún impuntual reformado.

    Un abrazo.

    Roxe dijo...

    Me he puesto tan de los nervios con el tema, que no he escrito ni una frase correctamente, ¡vamos! ¡Que me pueden!

    CreatiBea dijo...

    Roxe, tranquilo te he entendido perfectamente, a mi también me pasa, me va más rápida la cabeza que los dedos.