; //
  • 14 Las rebajas

    . 15 enero 2011

    El paisaje de una tienda de ropa a las 21:15 en REBAJAS es devastador y desolador. 



    Tengo poco tiempo, así que ayer, aprovechando que tenía una cena en el centro, mientras esperaba,  se me ocurrió entrar en una tienda para echar un vistazo, y ante semejante espectáculo, se me quitaron las ganas de comprar nada.

    La ropa tirada por el suelo o  en montones gigantescos, mezclada con algunos zapatos desparejados, cinturones y pañuelos, y entre esta amalgama, prendas manchadas, con olores varios, e incluso rotas. Un profundo olor a sudor aromatizaba el ambiente (sobre todo en los probadores) combinado con ese aroma a rancio de una tienda muy vivida. 

    Los dependientes a esas horas no saben/no contestan, unos por agotamiento, y otros porque ante tal desbarajuste es imposible: "Mira en aquel montón"  me dice, y yo pienso: "Quizá si hago noche aquí encuentro lo que busco".

    En fin, que ahora entiendo la escena esa de miles de personas esperando que se abran las puertas de los establecimientos el primer día de rebajas, sino, lo que  te toca llevarte a casa (eso sí, a un precio fantástico) es una camisa manchada de maquillaje y pisoteada, a la que le faltan dos botones y con olor a sudor... y eso, si la encuentras.




    votar

    14 comentarios :

    Leticia dijo...

    Podría ser peor... podría no haber entrado nadie... y como las cosas sigan así eso no está tan lejos...

    Daviblio dijo...

    Yo me apiado de los dependientes en esta época de rebajas. Los ejércitos de posibles compradores (mucho más numeroso que el de compradores) deja devastadas las tiendas, como bien reflejas en tu entrada.

    Espero que encuentres alguna ganga, seguro que te sienta fenomenal (que diría el pelota).

    Un beso!

    ROSALIA dijo...

    Es verdad, a mí me sucedió el otro día, después que Norma se dedicara a "ponerle las pilas" al Alcalde de mi ciudad.
    Besos Bea

    Adrián J. Messina dijo...

    Jaja, si la verdad.
    Pensando que estamos haciendo un negocio, en realidad participamos en un juego sonso.
    Un abrazo.

    Mónica87 dijo...

    Es terrible...
    Yo nunca compro en rebajas... es que ante tal panorama me resulta imposible encontrar nada aceptable.
    Solo he ido a tiro hecho, es decir algo que ya tenía mirado y probado con anterioridad pero que me era imposible comprarlo con su precio de verdad, o porque considero que no vale ese precio.
    Aun recuerdo una falda de mango, a 45 euros, que me parecía un despercidio dar esa cantidad... la compré en rebajas a 19.99
    Besitos!!!

    teologiadeS dijo...

    Después de unos cuantos de años en bancarrota y teniendo que ir de rebajas porque me gusta además he alcanzado dos máximas. Nunca vayas a última hora, ve siempre a las horas del almuerzo o la primera hora de la tarde, o la mañana. Otra máxima es que en rebajas siempre siempre te tienes que aviar sola y tener cuidado con las demás porque hay algunas que se vuelven locas. Y tener paciencia.

    Comparto contigo que ver las tiendas así es una pena.

    Un saludo

    NORMA SANTOS dijo...

    Es una locura princesa Bea...tú no tienes problemas, mandas a algún lacayo y ya está...
    Felices sueños y cuidado con el guisante...que luego ya se sabe, viene las contracturas...

    Toni dijo...

    Hay algo peor que las Rebajas: las segundas Rebajas.
    Esas son la leche!!

    Salu2

    Por cierto empiezan mañana...

    carlos63 dijo...

    Un ejemplo mas de la educación y las buenas maneras de los individu@s que integran nuestra sociedad. Así nos va. A la mínima escusa sacamos lo mejor de nosotros mismos.

    Sí es lo que parece dijo...

    La verdad es que no entiendo la relación de ir a comprar rebajas con dejarlo todo tirado, no cuidar lo que se prueban, el si se rompe que se rompa...me da mucha rabia, porque si normalmente no lo hacen, qué lleva a alguien a "asaltar" de esa manera una tienda que está de rebajas?

    Yo tuve una anécdota una año en las rebajas, encontré una bota maravillosa, pero no encontraba la compañera, tras buscar en armarios, debajo de montones de ropas, debajo de muebles...la encontré, la tenia otra chica en la mano que a su vez buscaba la que yo tenia en la mano...tras ciertas negociaciones me las quedé yo (jejeje) bueno es que le quedaban muy justas a ella.

    Un abrazo enorme Bea, feliz semana con rebajas o sin ellas ;)

    40añera dijo...

    A mi se me quitan las ganas siempre en rebajas, comprendo lo estupendo que es encontra un chollo pero ver las prendas así me hace pensar que no valen el dinero que piden por ellas ni ahora ni antes.
    Besos

    AiRaMeR dijo...

    Holaaaaaaaaaaaaa, yo todavía no he tenido mucho tiempo para ir de rebajas, solo fui un rato el otro día pero por zapaterías, a las tiendas de ropa miedo me da ir... pero haber si saco un poco de tiempo y te cuento que tal me ha ido...

    1beso

    Roxe dijo...

    Yo suelo ir poco de rebajas, mis cien kilos de peso no encuentran tallas rebajadas. Lo que no entiendo es eso que hacen muchas mujeres, y algún que otro hombre, de comprar algo "por que esta bien de precio", aunque no me lo ponga.

    Lola Montalvo dijo...

    Yo suelo doblar la ropa una vez que la he mirado y veo que no es lo que esperaba... las dependientas me miran como si fuera extraterrestre. en fin, hay gente pa tó!!
    Besos miles y felices rebajas.