; //
  • 18 Finales inolvidables

    . 30 junio 2010
    18 comentarios

    Seguro que todos recordáis los finales de alguna etapa de vuestras vidas; los finales son difíciles de olvidar, bien sea en el terreno amoroso, profesional o de amistad.
    Creo que son más recordables que los principios (aunque éstos también se fijan bien en la memoria) pero la peculiaridad de los finales es que normalmente llegan cargados de tristeza y dolor.

    (........)

    No así en la ficción.

    Es precisamente en este ámbito donde siempre esperamos un buen final, un final inolvidable, quizá porque la  realidad nunca nos ofrece una final perfecto.

    Y después de esta breve reflexión, hablemos de esos finales de película. Esos que tampoco se olvidan y  donde caben muchos adjetivos:

    Finales tristes, felices, impactantes, impresionantes, inesperados, desastrosos, soberbios, emocionantes, sosos, terroríficos, alegres, terribles, divertidos, perfectos, apoteósicos... 


     
    Estos son algunos:

    "Lo que el viento se llevó" Soberbio
    "Los otros" Inesperado e impactante
    "Juego de lágrimas" Totalmente inesperado
    "Psicosis" Terrorífico
    "Átame" Alegre
    "Siete almas" Terrible
    "Sospechosos habituales" Inesperado
    "Hechizo de luna" Divertido y feliz
    "El club de la lucha" Apoteósico
    "La vida es bella" Triste
    "Cadena perpetua" Emocionante
    "El  golpe" Perfecto
    "Crimen perfecto" Genial



    Espero ansiosa vuestras aportaciones.


    votar

    36 Cucarachas

    . 29 junio 2010
    36 comentarios

    Mira que es difícil, pero lo que os voy a contar ya me ha pasado tres veces. Hoy la última.

    No sé si será por esto del "No hay dos sin tres", o porque el destino se empeña en quitarme la fobia con la técnica del contacto directo, pero es la tercera vez que me cae una enorme y asquesora cucaracha del techo en una cafetería.

    ¡Pum!



    Directa a mi mesa. Poco más y atina en el café.

    No me sirven disculpas, ni nada por el estilo. En un lugar público se deberían extremar las medidas de higiene, fumigando si es preciso. No me vale nada. Donde ha ocurrido esto (y no publico los nombres porque aún tengo un poco de miramiento) no vuelvo a entrar, y ya me ocuparé yo con el boca-boca de hacerles una publicidad como es debido. 

    Valencia está plagada de estos repugnantes bichos y a poca gente parece importarle. -¡Uy si no hacen nada!- Dicen. Y con eso se quedan tan a gusto. Como abultan poco, y parece que sólo nos las encontramos los que peor nos llevamos con ellas... 


    Claro, que si fuesen ratas, ¡otro gallo cantaría!

    ¿O no?


    votar

    22 Bloody Mary

    . 26 junio 2010
    22 comentarios

    Hubo una época en la que me dio por el Bloody Mary. No entendáis que estaba todo el día enganchada con la copa en la mano, sino que cuando salía por ahí (de vez en cuando), pedía un bloody.


    Dejé de pedirlo, y como consecuencia de tormarlo, por evitar repetir varias veces al de al otro lado de la barra el nombre de la bebida en cuestión.  En el mejor de los casos, tras varias repeticiones, el barman asentía y me servía la copa, en el peor, me tocaba dar la explicación completa de cómo prepararlo.

    Así y todo, pocas veces me tomé un bloody en condiciones,  así que decidí pasarme a algo más popular como el gin-tonic. Esto de las modas también afecta a las bebidas, y por lo que se ve, el bloody Mary en España no tiene tirón.

    Y estaba yo tan contenta con que me entendiesen cuando pedía mis gin-tonics, hasta que lo probé con pepino y me encantó.

    ¡Terrible!

    ¿Cómo pedir (hace un año)  un Gin-tonic de  Hendrick’s con pepino y que no te miren pensando que les estás haciendo una cámara oculta?


    Y digo hace un año porque  (afortunadamente) ya es más conocido. Pero hasta hace bien poco, era imposible. Ahora, observo un poco, y si aprecio síntomas de hacerme entender me atrevo con el pepino, sino me quedo con el limón escanciado de siempre. 

    Y después de  estas extraodinarias y profundas reflexiones sobre mis gustos coperos, paso a mostrar la preparación de un buen Bloody mary. Y, de paso, os lo recomiendo.

    Dicen que es afrodisiaco, tiene un montón de vitaminas, no sabe apenas a alcohol, es lo mejor para la resaca y está buenísimo.

    Ahí va:

    Ingredientes (2 personas) 


    1 vaso y medio de zumo de tomate
    Unas gotitas de salsa Worcester
    1/2 limón exprimido
    Unas chispitas de tabasco
    1 copa de Vodka
    Sal
    Pimienta negra recién molida


    Preparación

    Mezclar el zumo de tomate con el de limón en una jarra. Añadir la salsa inglesa y el tabasco. Remover bien y añadir los cubitos de hielo. Después el Vodka y sazonar con sal y pimienta a vuestro  gusto. Se debe servir muy frío.
    Antes de iniciar su preparación, conviene escarchar el borde del vaso con sal mojada en limón



    Se puede decorar con una rodaja de limón, o un tallo de apio.

    ¡Espero que os guste!





    Nota: No pretendo animar al consumo de bebidas alcohólicas. Entiendo que cada cual es responsable y sabe que si se bebe, se debe hacer con moderación.

    votar

    14 El embajador de Cacique500 en mi casa

    . 25 junio 2010
    14 comentarios

    Pues sí. Habéis leído bien. Un Señor embajador en mi casa...

    Os cuento:

    ¿Os acordáis de mi entrada: ¡A catar! ? En ella  os explicaba que estaban de moda las catas privadas de bebidas en casa.
    Ese mismo día me apunté a varias, entre ellas a la de Cacique500 y su original propuesta "Mentor at home",  en la que ofrecen una exclusiva cata personalizada sobre cómo degustar este versátil espirituoso.

     Un mes y medio más tarde recibí un correo diciéndome  que había sido seleccionada -¡bien!-. Yo sólo tenía que poner los amigos y la casa, y  ellos pondrían todo lo demás, incluido el embajador.
    Y no es que quiera yo darle rimbombancia al asunto, es que la empresa patrocinadora de la cata (Diageo)  ha bautizado al "barman" con este ostentoso  (y merecido) nombre. Y no les quito razón, porque, como vais a ver cuando os explique, no sólo se dedica a servir bebidas.

    Comencemos por el principio:

    Después del "notición" (a una le alegran  muchísimo estas cosas, y más si se pueden  compartir con los amigos) me puse manos a la obra. Lo primero había que elegir el día. No había fines de semana disponibles, que hubiese sido la mejor opción, por lo que me decanté por  la noche de San Juan.

    Noche mágica,  calorcito, terraza, cena con amigos, cata privada de ron, fiestecita, a mojarnos los pies  a la playa y lo que se tercie.

    Cóctel perfecto.

    Después de  confirmar el día y convocar a los amigos, ya sólo quedaba esperar. 
    Dos días antes se ponen en contacto conmigo para recordarme la visita (¡Cómo se me iba a olvidar, por Dios!) y verificar dirección, teléfono etc, etc... Muy atentos los de Diageo.

    Y por fin llegó el día...

    Los doce estábamos ya sentados a la mesa comenzando a cenar, cuando llegó Christian (así se llamaba nuestro embajador). De negro riguroso, elegante, educado en modos y lenguaje, buena sonrisa y mucha diplomacia.

     Desde luego, la cosa pintaba bien, al verle y, sobre todo, al contemplar el baúl  tamaño XXL donde traía los "aparejos cateros" y el avituallamiento. Amablemente le invitamos a sentarse, cosa que él rechazó y  se dispuso a iniciar los preparativos.



    Terminamos de cenar tranquilamente mientras él partía la fruta y colocaba minuciosamente botellas, instrumental, copas, hielo e ingredientes varios.

    Y  cuando estuvo todo preparado (sin faltar detalle),  comenzó la cata...

    Christian nos hace un breve resumen de Cacique500: orígenes, donde y como se hace, grados, comparativas etc, etc... Después nos explica que las copas más adecuadas para saborear estos combinados son las de "balón", por la anchura y porque al cogerla por el tallo, evitamos que se caliente. Nos recomienda que cuanto más hielo mejor, es importante mantener la copa fría. Y nos dice que el objetivo de cualquier cóctel que se precie, es que no sepa a alcohol, por lo que medidas, forma y turno  de los ingredientes son muy importantes.

    Nos habla del procedimiento a seguir:  Observar, oler y probar, de una forma similar a cualquier cata de vino, con la diferencia que el ron tiene una cantidad de grados  bastante superior (40º).  Dicho esto, y tras una primera ronda catera a palo seco, empezamos con los combinados, que entran mucho mejor.





    Ron-tonic, Ron-limón, Ron-naranja, ron-lima, ron-cola, ron-nestea y hasta uno preparado con azúcar moscovado (azúcar de caña casi sin refinar) que sabía totalmente a las gominolas de cocacola.



    En cada uno nos explica las cantidades adecuadas de ron y mezcla,  como exprimir la fruta, partirla y colocarla en la copa para potenciar el sabor y el aroma. Incluso nos desvela algún secretillo que otro... Mirad:



    Para potenciar el olor a fruta existen elixires concentrados en spray con el que se rocía la copa previamente. ¡Menudo invento!

     Y entre cata y cata, nos propuso experimentar algo:

    El momento yin-yang. (Me encantó).

    La cosa consistía en llevarse a la boca un trocito de lima rebozado, por un lado en azúcar y por el otro en café molido puro. La sensación es deliciosa, aunque reconozco que al principio estábamos un poco reacios (por lo del café), aún así nos dejamos llevar.  Se supone (Yo doy fe)  que después de esto, tienes el paladar dispuesto a degustar al máximo los sabores que en él se depositen.

    Os lo recomiendo.



    Después de varias rondas, preguntas y aclaraciones, y un poco de conversación (Llevaba ya casi tres horas en casa) el embajador dio por concluida la cata, invitando a todos los asistentes a que se apuntaran para un posible futuro evento en su casa. Como deciros que no dudaron ni un segundo.

    Fue una noche perfecta. Un diez para Cacique500 y su embajador.

    Por último deciros que nos dejó todo. Las  12 copas, la fruta, el elixir, la hielera, 4 botellas de ron y todas las botellitas de mezcla (He leído en la página que esta cata está valorada en 400 euros).

     Pero sobre todo nos dejó un buen recuerdo en el paladar y en la memoria.



    votar

    29 Un día en Venecia

    . 23 junio 2010
    29 comentarios

    Aunque mi paso por esta maravillosa ciudad fue fugaz, su recuerdo en mi memoria es imborrable.

    Me atrevo a decir que es una de las ciudades más bellas del mundo.

    El paso del tiempo se deja ver, pero es precisamente ese aire decadente lo que la hace más atractiva y cautivadora.

    Mi visita a Venecia y el recreo para mis ojos fue de menos a más.

    Os cuento:

    Llegamos en coche, por lo que las primeras vistas no fueron de las mejores, aún así, no puedes evitar exclamar un "ohhh" y quedarte con la boca abierta.


    Aunque hayas visto millones de veces imágenes de esta ciudad, nada como estar allí, os lo aseguro.

    Lo primero que hicimos, claro está, es coger una góndola, así que mis primeras vistas fueron desde el agua (Os lo recomiendo). Es la mejor forma de ver las pequeñas callejuelas, hoteles con encanto, casas señoriales, palacetes ocultos y pasadizos, alejados del gran canal.

    Os presento a la nuestra:





    El amable y cantarín  gondolero nos iba relatando curiosidades, costumbres y hasta cotilleos de los que habían subido a aquella preciosa embarcación. Nos contaba, con ese adorable acento italiano, esos pedacitos de "intrahistoria",  que contados por las gentes del lugar me apasionan. También hacía de guía y nos iba señalando  los nombres de las villas y palazzi bizantinos y góticos que flanquean los canales. Y hasta nos traducía el lenguaje  propio y particular de los gondoleros. Os explico: Como no disponen de claxon, cuando se pasa por los estrechos canales es absolutamente necesario que unos y otros  voceen,  con su "gritito" correspondiente, que se aproxima una góndola para no chocar. (Muy pintoresco)

    El paseo en góndola fue encantador y gracias a Paolo (sí, así se llamaba) mucho más.

    Cuando Paolo nos dejó, ahora tocaba ver Venecia desde tierra firme. Caminamos por las estrechas callejuelas, cruzamos puentes, y en algunas ocasiones éramos arrastrados por los ríos de gente (hay que ver la cantidad de turistas que tiene esta ciudad).
    Fotos, fotos y más fotos, (cualquier rincón tiene un encanto especial) sin haber llegado aún  al verdadero corazón de Venecia: la plaza de San Marcos.

    Cuando por fin pusimos los pies allí, empequeñecimos ante la grandiosidad de la plaza, la basílica, el Campanile, la torre del reloj y el Palacio Ducal. Y, tengo que destacar,  las maravillosas vistas desde la piazzetta; como si de una postal se tratase, el muelle abriéndose a la laguna adornado por dos enormes columnas,  el león de San Marcos en una (símbolo de la ciudad) y San Teodoro, patrón de Venecia, en otra.

    Impresionante.


    Paseamos, compramos comida para hacernos la foto típica con las palomas (muy escasas) ...
    ... y  rodeamos andando el Palacio Ducal  hacia el Puente de los Suspiros, que debe su nombre a los suspiros de los prisioneros que, desde aquí, veían por última vez el cielo y el mar. Nada tiene que ver con la acepción romántica que algunos autores han utilizado como recurso poético (dicen que los enamorados que se besan a su paso por debajo, disfrutan de amor eterno). Aún así, como queríamos inmortalizar el momento "suspirando" de amor y por esto de seguir las tradiciones (reales o no), nos besamos con el puente de fondo, al ser imposible su acceso (Para acceder al puente hay que seguir el Itinerario Secreto desde el interior del Palacio Ducal). Os podéis imaginar la estampa del puente: Besos, clicks, más besos, "te quieros", miradas embelesadas y esperanzas, eso sí, todo muy rápido, porque creo que es el lugar más fotografiado de Venecia y hay cola para lograr un hueco.


    Comimos, y nos dispusimos a callejear, hacer compras típicas  y a dar una vuelta en el vaporetto, mucho menos romántico, pero más práctico y económico. Y contemplamos Venecia, esta vez desde el Gran Canal (la mejor forma de ver sus magníficos puentes).





    Por último disfrutamos de un maravilloso atardecer sentados en la terracita del café Chioggia, viendo a las góndolas mecerse en el agua, y escuchando a un estupendo cuarteto de jazz. Fue algo mágico e idílico.

    Me quedé con ganas de vivir Venecia, estuve sólo un día y sólo la pude contemplar.

    ¡Volveré!

    votar

    23 Impulsiva

    . 22 junio 2010
    23 comentarios


    Y no aprendo.

    Podrían pasar miles de años y yo seguiría haciendo lo mismo. Mira que la inteligencia y la experiencia combinadas son unas aliadas estupendas en esto de hacer bien las cosas. Pues nada.

    La condición humana, y en este caso la mía, tropieza siempre con la misma piedra.

    Con lo bien que me irían las cosas si no hablase antes de tiempo, si estuviese calladita en más de una ocasión. Si no me anticipase a los acontecimientos. Si dejase reposar aquello que se me pasa por la cabeza...

    No. ¡Tengo que soltarlo!

    .....

    Para luego arrepentirme.



    votar

    39 Soledad

    . 20 junio 2010
    39 comentarios

    Después de un fin de semana harto sociable, estoy harta de tanta sociabilidad.


    Necesito estar sola.

    No quiero escuchar nada que no me apetezca.
    Ni seguir conversaciones que no me interesan.
    No quiero oír nada más que el agradable sonido del silencio.

    No sé si es cada vez me estoy volviendo más ermitaña, pero a veces  necesito tan desesperadamente estos momentos, que me asusta.

    Aún así, sé que no podría vivir sin mis momentos de soledad.


    votar

    17 Saramago

    . 19 junio 2010
    17 comentarios

     No encuentro una forma mejor para rendir homenaje a uno de los grandes de la literatura,  que transcribir  uno de sus pensamientos.

      
    Vivo, vivísimo

    Por José Saramago

    "Intento ser, a mi manera, un estoico práctico, pero la indiferencia como condición de la felicidad nunca ha tenido lugar en mi vida, y si es cierto que busco obstinadamente el sosiego de espíritu, cierto es también que no me he liberado ni pretendo liberarme de las pasiones. Trato de habituarme sin excesivo dramatismo a la idea de que el cuerpo no solo es finible, sino que de cierto modo es ya, en cada momento, finito. ¿Qué importancia puede tener eso, si cada gesto, cada palabra, cada emoción son capaces de negar, también en cada momento, esa finitud? Verdaderamente me siento vivo, vivísimo, cuando, por una razón u otra, tengo que hablar de la muerte…"

    Publicado el 18 de noviembre de 2008 en Cuadernos de Saramago (Su blog)



    Descanse en paz.


    votar

    18 Teller: El fotógrafo de moda que no fotografía moda

    . 18 junio 2010
    18 comentarios

    Juergen Teller es un fotógrafo de moda  nada convencional. Su fotografía es diferente y controvertida. Tanto es así, que se salió de las pasarelas para retratar de una forma más intimista y real;  desprende a los personajes del artificio para ofrecer, a través de su objetivo, su parte más humana, auténtica,  desenfadada y sencilla.

     Destacan fotos famosas y originales como la de Sofía Coppola en albornoz o Victoria Beckham metida literalmente en una bolsa de una tienda de moda.

     Teller desnuda a sus personajes, de ropa y de prejuicios. A mi me encanta su creatividad e ingenio.

    Mirad:


    Ahora y hasta el 22 de agosto tenemos una muestra de su obra en PhotoEspaña, organizada por la comunidad de Madrid.

    ¡Por si queréis verlas todas!


    votar

    26 ZAPATERO 1 - ESPAÑA 0

    . 16 junio 2010
    26 comentarios

    ¡Menudo día para olvidar!

    Teníamos  la ilusión puesta en La Roja. Eso nos ayudaba a sobrellevar y olvidarnos durante 90 minutos (y los previos) de la terrible losa que ha caído sobre España, al aprobarse hoy  (oportunamente) la funesta Reforma Laboral.

    Teníamos la esperanza de prolongar este estado de irrealidad y ensoñación festejando la victoria de España (por lo menos unas horitas más).

    Teníamos ganas de no pensar, de sonreír, de gritar, de celebrar, de ver arriba a un país que se viene abajo...


    No ha podido ser.



    Lamentablemente, hoy sólo hemos podido ver el gol que nos ha metido Zapatero.


    votar

    22 El dulce sonido de las vuvuzelas

    . 15 junio 2010
    22 comentarios

    Pues parece ser que  la VUVUZELA, esa trompetilla símbolo del mundial, está volviendo loco a más de uno.

    Y sordo, diría yo.

    El cachivache en cuestión, como ya me imagino que a estas alturas sabréis, es: 

    "Una especie de trompeta larga utilizada por los aficionados para animar a sus equipos, característica en el fútbol sudafricano. Suele estar hecha de plástico, y el sonido que produce es similar al barritar de un elefante o al zumbido de una abeja."

    Reconozco que me llamó la atención el término y el objeto, cuando mi amiga Sonia me lo hizo saber. Llegué hasta  pensar en comprame una ( y  unas cuantas para los amigos), por esto de la animación y esas cosas...
    Menos mal, que los chinos no estuvieron raudos  en el asunto, y no las encontré... (Ufff) ....ya que soportar 127 dB, que es la intensidad de sonido que alcanza la exótica trompeta (el motor de un avión en marcha genera 120 decibelios) en una casa, tiene que ser absolutamente insoportable.

    Visto (y oído) lo visto, prefiero animar con el "Oe, oe, oe" de siempre.

      



    Vía wikipedia
    votar

    12 "Los ojos amarillos de los cocodrilos"

    .
    12 comentarios

    Tengo aún fresquita en la memoria la última frase del libro "Los ojos amarillos de los cocodrilos". Lo terminé ayer, y ya estoy deseando leerme la segunda parte: "El vals lento de las tortugas". Y, si no me decepciona, leeré la tercera: "Las ardillas de Central Park están tristes los lunes".

    Aunque para esto tendré que esperar un poco, porque aún no están editados en español. En fin...  Casi que me viene hasta mejor, así iré intercalando otras lecturas no sea que al final tanto animalito se me atragante.


    Bueno, al lío:

    La autora de estas obras es katherine Pancol, nacida en Casablanca, pero francesa de adopción. Lleva una decena de libros a sus espaldas, pero es en 2006 cuando le llega el éxito con "los ojos amarillos de los cocodrilos".
    Lleva más de un millón de ejemplares vendidos (que se dice pronto) y ahora está escribiendo el guión para el paso de la novela a la gran pantalla.

    El libro engancha desde el primer momento. De lectura fácil, ya que aunque el título es llamativo, diferente y parece no muy cercano a nuestra realidad, la historia es como la vida misma.
    Varias historias enlazadas estupendamente por la autora, con sus respectivos personajes y su registro correspondiente.
    Aunque la sinopsis describe la novela como la historia de una mentira, yo más bien la veo como la historia de una superación personal o incluso de una metamorfosis personal.
    Me ha encantado la forma  de escribir de Pancol, fresca y espontánea, y, sobre todo, como ahonda en la mente humana y nos explica a través de sus personajes, de forma extraordinariamente gráfica y precisa, sentimientos por los que todos hemos pasado (sobre todo las mujeres).
    Me ha gustado la ironía, el cinismo y el amargo sentido del humor de la novela.

    Sin duda, leeré el segundo, aunque tengo que deciros que el final ha desvirtuado un poco el dulce sabor que me estaba dejando la novela (se ha quedado cojo). Es de estos finales con prisas... quizá para alentar la lectura de la segunda entrega.

    Aún así, os animo a leerlo.

      
    votar

    23 Bikram

    . 12 junio 2010
    23 comentarios


    Hace poco probé  esta nueva modalidad del yoga.

    Precisamente había  leído no hace mucho que  el bikram o "hot yoga"  era la última tendencia en actividades deportivas (Madonna lo practica a diario),  y dio la casualidad que se me presento la oportunidad de probar una sesión.   Desde luego, no me lo pensé dos veces.

    Os cuento:

    Los que nunca habéis hecho yoga, y sois de los que pensáis que  sólo consiste en sentarse en una postura difícil (o imposible para algunos) y pronunciar muy concentrado "OM",  deciros que,  nada que ver.

     El trabajo muscular es intenso, además,  incentiva la concentración y relajación,  se aprende a respirar correctamente,  define  los músculos, mejora la elasticidad y ayuda a encontrar el equilibrio físico y mental.

    Cuando el yoga (hace unos cuantos años) empezó a formar parte de mi vida, entendí que no consistía sólo en asistir a unas simples clases. El yoga  es una forma de vida que trasciende a tu vida cotidiana: La forma de andar, la respiración, las posturas... en fin, que puedo deciros, sin exagerar, que cambió mi vida a mejor.

    Tras un paréntesis en el que le fui infiel con el pilates, volví de nuevo a las prácticas yoguis, y aunque estaba encantada, a veces necesitaba un poco más  de caña y... mira tú por donde, descubro el Bikram.


    Esta variante básicamente consiste en practicar asanas  yoguis pero a 40 grados. De esta forma se acelera el calentamiento de los músculos y se reduce el riesgo de lesiones. Tiene todos los beneficios del  yoga, pero con algunos más añadidos gracias al calor. Es ideal para para personas con problemas de espalda y articulaciones. Además, al sudar muchísimo, se eliminan toxinas, ayuda a adelgazar y te queda una piel brillante y fantástica.

     Totalmente recomendable. Yo me paso al Bikram.


    votar

    27 España o La Roja

    . 11 junio 2010
    27 comentarios

    ¿Será que no  hay todavía suficientes motivos por los que quejarse que hay que meterse  hasta con "La Roja"?


     Ahora dicen que  esto  de La Roja es de rojos. Que debiera llamarse España o Selección Nacional Española; como toda la vida y como Dios manda. ¿?

    En fin,... Que queréis que os diga... Yo hartita estoy un rato de las chapuzas y mentiras del gobierno ZP y su penosa gestión, pero creo que esto es  ya rizar el rizo.

    "La Roja"  me gusta. Tiene fuerza. 

    Me da igual quien tuvo la genial idea de calificar con este sobrenombre a nuestra selección, y cuando fue; me parece que a estas alturas asociar colores con política está un poco desfasado. Pero claro, es mi humilde opinión. Igual es que yo sólo estoy recalentada y todavía no me he quemado del todo.

    España o La Roja ¿Qué me decís?

    votar

    23 ¿Por qué las mujeres practicamos sexo?

    .
    23 comentarios

    Leo un titular en una revista:


    "237 razones razones por las que practicamos sexo"

    Me produce curiosidad.

    Comienzo a leer.

    Resulta que se refiere a las mujeres.



    ¡Vaya! Ya estamos con lo de siempre.

    Continúo leyendo.

    Atónita descubro que dos psicólogos se han pasado varios años (sí, sí, varios) escudriñando en las mentes femeninas para conocer  las razones por las que practicamos sexo.
                                                                                
                                                                                  ?
                                                        ?
                                           ?


    Esta diferencia de género me enerva. Y más cuando no les sirve sólo una razón (la misma que a los varones). Tienen que buscar y buscar, hasta llegar a 237 motivos (ni uno más ni uno menos) por los que una fémina es capaz (oh que hoooorror) de entregarse a un hombre.

    A mi con CUATRO me basta:

    NECESIDAD, PLACER,  AMOR Y REPRODUCCIÓN.

    No tienen porque darse todas a la vez, o sí... Exactamente igual que en los hombres.

    ¡Qué harta estoy de tanto topicazo!



    votar

    30 Post-it

    . 09 junio 2010
    30 comentarios

    Me gusta, de vez en cuando, poner post-it sorpresa con mensajitos cariñosos a las personas que quiero.

     En el espejo del baño, dentro de un libro, en la caja de cereales...

    Es una estupenda forma de reforzar sentimientos y provocar una  dulce sonrisa.



    Como veis, los "post" forman parte de mi vida real y virtual. 

    Y...

     ... De lo que estoy completamente segura es que este  es el tipo de "post" sí  que se deben  actualizar a menudo. 
    Quizá  resucitemos algún sentimiento enterrado.

    votar