; //
  • 20 Dependientes buitre

    . 17 octubre 2010

    Y puestos a decir cosas que no soporto, allá vamos: No aguanto a los dependientes buitre.

    Esos que según pones el pie en la tienda, empiezan a segregar saliva cual perro de Pávlov, pupilas brillantes, tensión en la vena, y colmillo preparado para pegar el bocado del día.

    Te siguen con la mirada, te observan, esperan a que te pares a mirar, y... ¡zas!, salen apresurados del mostrador para acosarte con la insoportable, manida y nada efectiva pregunta:

    "¿Puedo ayudarle en algo?"

    Para después convertirse en tu sombra, y en una especie de muñequito parlante que no para de comentar los beneficios de aquello donde pones la vista sin haberle preguntado.

    No acierto a entender que "brillante" cerebro marca estas directrices de venta.

    Conmigo lo llevan claro.


    votar

    20 comentarios :

    Lola Montalvo dijo...

    Totalmente de acuerdo... es más, no entro en una tienda en la que no haya ningún otro cliente. Si entro y estoy yo sola sé que se fijará en mí y se me acercará y me hablará... aaaarrrrgggg!!!
    Qué entradas más inegniosas, querida Bea de mis enretelas!!!
    Besos miles

    Alice dijo...

    A mí cuando me preguntan, me dan muchas más ganas de decir esa frase tan recurrente: "No, gracias, sólo estaba mirando"

    40añera dijo...

    Amen amiga!!
    No los aguanto y termino pirandome sin comprar
    Un beso

    Sonix dijo...

    Yo tampoco los/las soporto. Por eso mismo intento evitarlos en la medida de lo posible. Nunca me verás en un Corte Inglés (donde parece que hay una mayor concentración de este tipo de dependientes), e intento huirles en perfumerías y ciertas tiendas de ropa, yendo cuando hay más gente... Ufff, me agobio sólo de pensarlo. xD

    Toni dijo...

    Supongo que a ellos les debe molestar tanto como a tí, pero probablemente el encargado de la tienda les estará observando...y evaluando.
    No debe ser muy agradable andar detrás de todo aquel que entra...
    Salu2

    carlos63 dijo...

    Nunca he estado de acuerdo en ese tipo de venta. He estado muchos años en el sector y siempre he dicho que no hay que vender, hay que dejar que te compre el cliente, claro que con una sutil ayuda pero sin que el cliente se sienta presionado.

    Estoy de acuerdo contigo es muy molesto ese acoso.

    Besos.

    Angelillo dijo...

    Yo siempre digo cuando veo uno de esos "no les mires, no, no entables contacto visual" porque si les miras vienen corriendo a por ti, sobre todo los comerciales de las calles de los centros comerciales (estilo ING Direct).

    Lola dijo...

    Totalmente de acuerdo. No puedo soportar el acoso de un momento relajado como es ir de compras, sea de lo que sea. Yo lo que hago es que pongo una cara de mala leche que asusto, jejeje y seguidamente antes que se atrevan a incomodarme mas les digo: Estoy echando un vistazo, gracias!!!. Pero aún así me pongo nerviosa los momentos antes porque no me dejan disfrutar de mi momento. En fin, el lumbreras que les dijo que ésa es la manera de ganar dinero, conmigo, estan totalmente equivocados.
    Un besito guapa

    rubo dijo...

    Eso lo inventaron los de la "secta" del Corte Inglés.
    Un saludo guapa.

    teologiadeS dijo...

    A mi esas cosas me agobian.

    Un saludo

    NV BALLESTEROS dijo...

    Hayyy...creo que solo hacen su trabajo y más si ganan por comisión tienen que vender a como de lugar sino no ganan....

    Que tengas una bonita semana

    Besos

    xurxo dijo...

    Ley de Murphy del dependiente: Si deseas mirar tranquilo te acosarán de a varios pero cuando realmente tengas una duda no encontrarás a ninguno o no te sabrá contestar.

    Un saludillo.

    Roxe dijo...

    ¡Como eres Bea!
    Es su trabajo, fue el mio, seguro que si no los vieses, tambien los criticarias.
    P.S.: No vayas a una tienda en Brasil, alli te "abordan" de tres en tres.

    David dijo...

    Claro que es su trabajo pero... mal hecho. A no ser que sea una manera de espantar clientes y oxigenar el espacio. Seguro que muchos van a comisión pero un vendedor inteligente tiene que tener algo más de psicología, ser natural y estar en el sitio apropiado para ayudar, no pareciendo un espantapájaros. Se me ocurren buenas respuestas al ¿Puedo ayudarte en algo?
    - Si, claro! Toma dinero y me vas a por el pan en lo que echo un vistazo a la tienda, gracias.
    - Si gracias. Me faltan 20 euros para comprarme este bolso, muy amable!
    - No gracias. Sólo he venido a manosear y descolocar las prendas.
    - Si por favor... No tengo ni idea de cómo robar este cinto sin que pite al salir.

    Felíz "yo no quiero domingos por la tarde" a tod@s, besos Bea!

    Adrián J. Messina dijo...

    Jaja, que va a ser, amiga.
    Ser vendedor/a es bastante difícil, sin embargo no hay alguno que pueda salvar un local mágicamente.
    Un gran saludo.

    Anónimo dijo...

    El antídoto para estos vendedores es decirles que sí, que te pueden ayudar y te empezás a probar todo lo habido y por haber en varios talles y colores...
    para rematarla con las mágicas palabras: después vuelvo...
    La próxima vez que te vean, no les van a alcanzar las piernas para esconderse!!!
    Una maldad verdad???
    Pero no tienen derecho a acosarte!!!

    Un besito Bea, y dale hacete algunas compritas y probá el método... te van a odiar un poquito!!
    Cariños amiga!!!
    MLP

    Leticia dijo...

    A mi me ponen de los nervios. Y muchas veces me voy.

    Ana Laura dijo...

    Odio ir de compras, y los vendedores buitre, es uno de los motivos principales.

    Saludos!!

    Lino dijo...

    Jajaja a mí me pasa igual, me da mucho corage tener que hablar con alguien por cojones, en este u otros casos pero la solución es esa, no entrar si está la tienda sola. En cambio contrastan con los anti-dependientes que los trago menos todavía y son aquellos a los que les preguntas tú y pasan 3 kilos, contestandote mal o sin echarte cuenta, no suelen ser dueños de sus tiendas y se nota, también pasa con muchos camareros jeje. Saludos

    Tani dijo...

    Yo tambien las detesto. Se que están haciendo su trabajo, que los jefes les piden hacer eso, pero ni eso evita que yo les lance alguna miradita de "no me asfixies" cuando insisten demasiado.