; //
  • 42 Supersticiones

    . 12 agosto 2010

    Aún a sabiendas que soy muy impresionable y que seguro que los comentarios vertidos en este post me influirán, allá voy, me lanzo:

    ¿Sois supersticiosos?


    Es que aún no he conocido a ni una sola persona que no lo sea un poquito. Sí, ya sé que estaréis pensando que no sé lo que digo  y que hay un montón de gente que no cree en estas cosas... sí, sí... una cosa es lo que dicen y otra lo que hacen.

    Hasta la mente más racional y científica no se libra de alguna superstición.

    Y es que no sólo hay supersticiones negativas, pensad también en las positivas y en las de compensación.



    ¿A quien no le agrada  un regalo (amuleto o similar) si le dicen que le va a traer buena suerte? Aunque piense que es una estupidez no se arriesga a tirarlo, hace lo que le han dicho al pie de la letra: "Por si acaso".

    Y respecto a las negativas y las de compensación, siempre hay alguna heredada o contagiada que vive con nosotros. También por el: "No vaya a ser que...".

    Lo curioso es  saber el porqué de este comportamiento si (casi) todos sabemos que esto no tiene ningún fundamento científico.  

    He aquí la respuesta:  Nuestro cerebro recurre a estos actos apotropaicos (sí, así se llaman) como mecanismo de defensa para estabilizar nuestra mente y reprimir lo malo. Su origen es instintivo, por la ley de la supervivencia.

    Como veis todo tiene explicación.  Aclarado esto, sigamos:

    Yo  diría que no soy una gran supersticiosa, pero alguna que otra llegó a mi vida  y desde entonces convive conmigo.

    Veamos:

    Negativas:

    Bajo ningún concepto permito que me pasen la sal en la mano.

    De ésta es difícil salir airosa, ya que a veces resulta bastante complicado. Si estás en una mesa con gente no muy allegada y pides  que te acerquen el salero, no cogerlo, cuando te lo entregan amablemente en mano, requiere una explicación. Y, por experiencia os digo que, justificar el asunto supersticioso en una comida de negocios como que viene un poco mal. 

    Jamás abro un paraguas dentro de casa.

    Ésta es sencilla.

    De compensación:

    Si me mira un bizco inmediatamente me toco un botón.

    Fácil también, siempre que lleves botones, sino, se lo toco al que más cerca tenga (excluido queda el de mirada distraída).

    Si se me derrama  la sal, me tiro una pizca por encima del hombro izquierdo.

    Ésta si se hace con discreción, nadie se entera, pero si coges el salero y comienzas a cubrir tu hombro con sal, resulta un poco violento y hasta  (casposo) "bufónico".

    Positivas:

    No me resisto a tirar monedas en fuentes, pozos y sitios al uso.

    Siempre me pongo ropa interior roja el día de nochevieja.

    Me encantan los amuletos en general. Si pueden dar suerte o contrarrestar energía negativa y encima son bonitos... Bienvenidos sean.




    El resto me dan exactamente igual, ni gatos negros, escaleras, espejos rotos, treces y amarillos significan nada malo para mi. Será  que estos ya pasaron el filtro apotropaico...

    Ahora me encantaría que me contaseis las vuestras, aunque espero que no le vengan bien a mi cerebro...





    votar

    42 comentarios :

    Sonix dijo...

    jajaja, pues comparada contigo, yo soy "cero supersticiones"! xD
    La verdad es que todo me da igual, no tengo supersticiones. Lo único que se le puede parecer un poco es que no cuento nunca las noticias buenas de mi vida hasta que están muy bien atadas.. si no, me parece como si se pudiesen ir a la mierda con más facilidad, y encima de fastidiarse el plan, tuviera que dar muchas explicaciones. Me he liado un poco, pero creo que se entiende.
    Lo dicho, las supersticiones no son para mí. Debe ser que no tengo instinto de supervivencia o algo, jeje.
    Muchos besos!

    Mónica87 dijo...

    Interesante entrada!

    Tienes razón, todos somos un poquito supersticiosos... yo poco, y eso que Canarias tiene fama de que lo somos mucho jeje

    La ropa interior en fin de año si, pero porque me parece sexy. Y los gatos negros me encantan, tengo un colgante con un enorme gato negro, y siempre que me lo pongo para salir, mis amigas se escandalizan! dicen que si la noche es mala, será por mi culpa! jijiji

    Besitos!!!

    CreatiBea dijo...

    Sonix, ¿de verdad? nada de nada... mmmmmmm una gallega no supersticiosa...

    Se ve que has evolucionado mejor que yo (jejejeje).

    Besetes guapa!!!!

    CreatiBea dijo...

    Monica87, a mi los gatos negros me parecen también preciosos, pobres... la que les ha caído...

    Un abrazo!!!

    JRio dijo...

    Pues vamos a acabar con el mito. Aquí hay otro gallego que nada de nada, ni un poco, ni positivas ni negativas.

    Por cierto, hoy es viernes-13, je, je.

    Saludos.

    Tani dijo...

    Bea querida, te doy mi palabra que no tengo una sola superstición. Es más, mis amigos hasta me regañan porque me da igual pasar abajo de una escalera o porque les doy la sal. Vamos, de verdad no me vienena la mente una supersticón que tenga, o algun hábito que considere de buena suerte.

    Pero si recuerdo algo regreso a contartelo.

    besotes!!!

    Yoni Bigud dijo...

    Vea, yo soy un manojo de supersticiones. Se me pegan todas las conocidas y algunas propias.

    No dejo los zapatos desalineados cuando me los saco. No dejo la etiqueta en el paquete de cigarrillos. No me tatúo el lado derecho del cuerpo. Etc. Imposible enumerar.

    Cosas terribles podrían suceder.

    Un saludo.

    NORMA dijo...

    Princesa Bea, yo no soy supersticiosa pero si hay que comprarse una braguita roja por si acaso soy la primera, porque me gustan. Ah, pero siempre me pasan cosas raras los días trece de los viernes y martes. ¡A ver si hoy no me quitan la escayola como está previsto! Hayyyyy
    Su plebeya asus pies princesa.

    Lola Montalvo dijo...

    Uy, precisamente esta mañana cuando me he levantado he pensado en eso, porque yo tengo una muy gilipánfila: me visto primero con el pie izquierdo y lo mismo le hago a mis hijos... espero no agilipollarlos!! Tengo dos cruces de Caravaca colgadas al cuello: una me la regaló un paciente porque... bueno, como agradeciemiento y tal. Me dijo que para que me diera suerte y desde hace 20 años no me la he quitado. La otra me la regaló mi madre, por lo mismo. Me encantan los gatos negros y no me preocupa la sal más allá de su relación con la Hipertensión...
    Creo que con estas cuestiones, que muchos critican y otros se niegan a reconocer que hacen, buscamos un ambiente mágico-positivo, porque el ser humano, desde que lo es, ha intentado poner a las fuerzas de la Naturaleza a su favor y estas chorradas son lo que nos queda hoy día de ritos complejos y abalorios de todo tipo.
    La Iglesia critica estas cuestiones sin darse cuenta de que ellos los mayores instigadores. ¡¡Qué mejores 'amuletos'para ellos que las reliquias de santos, las medallitas, las estampitas y tal!!
    Jo, como siempre, me enrollo tela marinera... pero ya está!!!
    Besos miles

    Anónimo dijo...

    Eh Beaaaaaa!!!!
    Te hiciste esperar...
    mañana entro otra vez, por hoy hasta aquí llegué.
    Besito
    MLP

    CreatiBea dijo...

    JRio, ya veo ya... nada de nada...
    Bueno pues ya tenemos a dos gallegos que no son supersticiosos.
    Eso de romper mitos también me gusta!!!

    Es verdad,hoy es viernes 13... jajajaja, ni me di cuenta. El trece me encanta y los viernes son geniales, así que seguro que hoy es un buen día!!!!

    Un abrazo!!!

    CreatiBea dijo...

    Tani, pues bueno, este post me está sirviendo para conocer a gente que no tiene supersticiones ;D...
    Aunque yo creo que habéis pensado poco jajajaja.
    Seguro que de las positivas, alguna hay...

    Besitos guapa!!!!

    Juancar dijo...

    No soy nada supersticioso. De hecho no conozco muchas supersticiones, incluso algunas de las que has contado ni las sabia.

    Se las típicas,de gato negor,la escalera,...pero me importa un pepino.

    Bastantes cosas hay en esta vida que encima andar preocupandose de chorradas,ni siquiera en las que puedan dar buena suerte como la ropa interior roja en nochevieja o poner el anillo en la copa de cava para brindar.

    Un beso Bea!!
    PD. Y te comento hoy Viernes 13 sin reparos ;)

    CreatiBea dijo...

    Yoni Bigud, uffff lo malo es que si son muchas te limitarán bastante ¿no?

    Un amigo mio comparte esa de los zapatos ;D

    Un abrazo y encantada de tenerte por aquí.

    CreatiBea dijo...

    NORMA, no pienses eso, claro que te la van a quitar!!! Todo llega ¿ves?

    Disfruta de tu pierna liberada!!!!

    Besazos reales!!!!

    CreatiBea dijo...

    Lola Montalvo, hija es que cuando nos da por alguna es bastante difícil quitarla. Seguro que tus hijos heredaran la del pie izquierdo. Al final la superstición roza con la manía...

    En fin, que le vamos a hacer...

    Feliz viernes 13!!!!

    CreatiBea dijo...

    MLP, pues mañana me cuentas.

    Besos

    CreatiBea dijo...

    Juancar, pues no se que pasa con tu comentario que no se publica... uyyyyy

    ROSALIA dijo...

    Yo sólo soy supersticiosa con una cosa, que no me regalen pañuelos porque la persona que me los regala acaba discutiendo conmigo. Así que no los acepto.
    Besos Bea.

    CreatiBea dijo...

    ROSALIA, pues ya sé lo que nunca te voy a regalar ;)))

    Un besazo!!!

    meg dijo...

    Bea,yo tampoco soy demasiado supersticiosa.Pero sí hay cosillas que me dan yuyu y procuro poner parapeto. Por ejemplo, no me gustan las serpientes a las que creo portadoras de mala energía, no sé por qué. Ni me gusta que me den el salero con la mano, y llevo siempre una piedra de cuarzo en mi bolso. Lo demás me trae al pairo.

    Un besazo

    Raúl Peñaloza dijo...

    CreatiBea, es de mala suerte ser supersticioso, por eso no lo soy.

    MARTA dijo...

    Soy muy supersticiosa y mi pareja se ríe de las cosas que llego a hacer por superstición. No lo puedo evitar Bea.
    saludos.

    Angelillo dijo...

    Puf, yo soy de los super-supersticiosos a mi manera, de los que le da igual lo de la escalera o la sal, pero que enseguida pienso "esto da buena-mala suerte". Si me va mal con una música de móvil o fondo de pantalla, lo cambio enseguida. Y muchas cosas de ese estilo. Y los días como hoy, con ese número, me han pasado cosas malas...

    vazquez74 dijo...

    Yo llevo siempre un diminuto puño de azabache, que en Asturias llamamos "cigua", el cual protege del mal de ojo. Nunca está de más...
    Besos y buen fin de semana.

    NV BALLESTEROS dijo...

    Jajajaja...no lo SOYYYYYYYY...pero por las dudas no paso por nada de bajo de una escalera....

    Besos

    teologiadeS dijo...

    Realmente me considero una persona supersticiosa especialmente rara. Porque por ejemplo si algún día me pasa algo bueno, apruebo un examen o algo por el estilo para las siguientes situaciones parecidas de ese estilo repito la cosa nueva que tuve ese día. Tengo un boli de la suerte, tengo dos búhos de la suerte, un mago de los estudios y mi madre me pone una vela cuando voy a hacer un examen.
    Odio hacer un examen en día 11. No sé porque pero lo odio y si por ejemplo en la época de exámenes uso unas zapatillas, bailarinas o algo así suelo repetir para todos los exámenes posteriores, también repito en la clase y si puede ser en el mismo asiento.

    Por lo demás de la sal, la ropa interior y demás tradiciones no creo en ninguna. Aunque las respeto completamente.

    Un saludo

    Anónimo dijo...

    Qué hacés Bea???
    Te cuento que me he inspeccionado y no me encuentro nada.
    Nada, lo que se dice nada de nada.
    Ni heredada, ni contagiada.

    Lo que sí, coincido plenamente con la idea de que casi todos tenemos la necesidad instintiva de tener un punto de soporte superior a uno mismo.
    Si a esto le llamás superstición, entonces sí lo soy.

    Yo me defino como alguien que cree que existe un Dios y que no necesita de nada material para hacerlo.

    Besito Bea, muy divertido el post.

    PD: Por lo que estoy leyendo, si no le crees a Tani, tampoco a mí.
    Cuando hagas tu viaje por el mundo, estás invitada a Bs.As.
    Vas a conocer mucha gente sin supersticiones.
    Beso
    MLP

    CreatiBea dijo...

    Meg, a mi tampoco me gustan las serpientes, pero no por la mala suerte, sino porque me parecen desagradables de mirar.

    Coincidimos en lo de la sal ;)

    Besos.

    CreatiBea dijo...

    Raúl Peñaloza, buena conclusión y buena frase, sí señor!!!!

    ;)))

    CreatiBea dijo...

    MARTA, ains... me has dejado con las ganas de saber alguna de las tuyas...

    Cuenta, cuenta...

    CreatiBea dijo...

    Angelillo, pues espero que ayer haya sido la excepción.

    Ese tipo de supersticiones muy nuestras son como de descarga y alivio cuando no podemos resolver o encontrar explicación a las malas rachas. Yo también tengo alguna de esas...

    Un abrazote positivo.

    CreatiBea dijo...

    vazquez74, lo he visto en alguna ocasión. No sabía que tenía esa función.

    Pues eso, nunca está de más, no, no, no...

    Un abrazo.

    CreatiBea dijo...

    NV BALLESTEROS, ... pues entonces sí lo eres un poco jajajaja...

    A mi lo de la escalera me da igual. Pero es curioso como, si vas por la calle y hay una escalera arrimada a la pared, casi todo el mundo la esquiva...

    Besos

    CreatiBea dijo...

    TeologiadeS, tú de las de Angelillo. Hay mucha gente así,no creo que seas supersticiosa rara, aunque he entendido lo que quieres decir...

    Besos

    CreatiBea dijo...

    MLP, claro que os creo... Lo que pasa es que estoy harta de ver a gente que dice: no, no... vaya tontería yo no me creo nada de eso, y luego sí se sienten atraídos por cosas que den buena suerte. ¿quien no quiere tener buena suerte?

    Si viajas a Roma y vas a la Fontana de Trevi, dudo que no tires la moneda y pidas un deseo... o ¿quien no se come la uvas en nochevieja y pide que el año nuevo le traiga felicidad y buena suerte?

    y ¿Por qué deseamos buena suerte, si en realidad esto de la suerte es una tonteria y no existe?

    En fin, que creo que hay personas que no les afecta para nada las supersticones negativas, pero las positivas, me cuesta un poco más...

    Ese viaje a conocer Buenos Aires y a ti no me lo pierdo. En mi vuelta al mundo, haré una parada por allí.

    Besosssssssssssssss

    Lillu dijo...

    Yo no soy nada supersticiosa. Lo de la sal, los 13, los espejos rotos, los bizcos, los gatos negros... no me preocupa en absoluto. Paso por debajo de las escaleras, abro los paraguas en casa... Vamos, que soy una temeraria, jajajaja. Me han regalado tréboles de cuatro hojas y los guardo por cariño hacia la persona que me los regaló, pero no porque piense que me van a dar buena suerte. Tampoco soy mucho de amuletos, pero sí de costumbres, aunque creo que ninguna llega al nivel de ser supersticiosa :D

    saluditos

    CreatiBea dijo...

    Lillu, jajajaja si hija yo lo de los paraguas lo veo como una temeridad!!!!

    Un besazo!!!

    Anónimo dijo...

    Pero Beatríz!!! ves que no me crees!!!

    La Fontana de Trevi no es la única en el mundo... por acá tenemos otras y me da una mezcla de risa y respeto, ver gente adulta tirando su monedita, te juro lo veo un poquito infantil esperar o depositar confianza en que las cosas irán mejor o lo que sea, porque has arrojado un pedazo de metal redondo al agua!!!
    Para mí es divertido, que querés que te diga...

    Te cuento una experiencia, vida real, un comentario de un golfista a otro,(lo escuché en una conferencia a la que asistí)

    "Fulanito he observado la suerte que tiene al dar esos golpes largos... a lo cual Fulanito respondió, sí es cierto, yo noté lo mismo... que cuanto más practico, más suerte tengo"

    Esto es lo que pienso yo de la suerte, que hay una intención y un trabajo detrás de algo y entonces.... las cosas se te dan!!!

    Si querés que yo deje mi moneda en la fuente, la única manera es empujandome sobre la fuente con monedas en un bolsillo, sino no hay forma...

    Cuando vengas a Bs.As. lo único que me molestaría es tu cigarrillo, pero espero que se te ocurra dónde arrojarlo mientras pedís tu deseo... jajajaja
    Besito Bea
    MLP

    CreatiBea dijo...

    MLP, qué soy muy tozuda...hija... venga vale, te CREO.

    Un besazo!!!

    Tani dijo...

    Ya, Bea, desde hace unos 6 años tengo un dolar en mi cartera, nunca lo saco. Mi madre me dijo que lo pusiera ahi "para que no falte el dinero". No lo puse por gusto, pero lo tengo ahí y podría haberlo sacado, así que esa sería una superstición a la que he cedido.

    Besote, amiga

    Ana Laura dijo...

    Yo también soy cero superstición, es más, a veces me pongo porfiada y hago todo lo que no se debería hacer, para probar mi punto.
    Por ahora no me ha caído un rayo encima, así que creo que lo he probado.

    Un saludo grande!! (y me tengo que comprar bragas rojas, así no me las pongo)