; //
  • 44 ¿Qué quieres ser de mayor?

    . 05 julio 2010

    De niña me gustaban tantas cosas ya, que cuando me hacían la típica pregunta: ¿Qué quieres ser mayor? no sabía muy bien que contestar.

    Como en una época de la vida esta pregunta se repite constantemente por parte de los adultos, decidí querer ser algo en concreto, por esto de tranquilizarles y que viesen que seguía por el camino correcto (¿?).
    Así que decidí ser médico. Me copié de una de mis primas, al ver la cara de satisfacción que ponían todos cuando la niña encaminaba su futuro hacia una profesión tan clásica, tan digna, tan respetada y tan larga.


    Parece ser, que la respuesta sobre mi futuro laboral les dejó satisfechos, porque por lo visto "valía".

     Por aquella época lo que importaba era que se tuviese "coco" para estudiar. Conseguir un título era lo más importante. A nadie le importaba si después de todos esos años de estudio conseguiría trabajar, ni si estaba capacitada para otras cosas en las que pudiese sobresalir, ni siquiera se planteaban si me hacía feliz.

    Sólo importaba que valía. Y que podría tener algún día un título para enmarcar.

    Las caras de decepción y sorpresa llegaron cuando desvelé, unos años más tarde, que quería ser periodista.

    -¿Periodista?-

    Recuerdo el comentario de mi abuela:

    -¿Pero para eso se estudia?-

    Claro, acostumbrados en mi   familia a las profesiones clásicas (las de toda la vida), y hartos de ver el intrusismo profesional en los medios de todo tipo de personajillos (ay, si mi abuela levantase ahora la cabeza...), no concebían que desperdiciase mi "intelecto" estudiando cinco años  en aquello que parecía más una pérdida de tiempo que otra cosa.

    (Aún ahora hay gente que se sorprende al saber que Ciencias de la Información es una Licenciatura).

    ¡Cuánta razón tenían!

    La carrera me decepcionó muchísimo; no cubrió mis expectativas en absoluto.

    Tanto en forma como en contenido.

    Es precisamente en esta carrera donde más inútil se hace el tener un título y donde más cobra sentido la función de enmarcarlo (probablemente nunca te lo pedirán ni harás uso de él). Los intrusos salen de debajo de las piedras como por arte de magia;   si en cualquier profesión está complicado lo del trabajo, en ésta más. Y para más inri, lo de los contratos basura es bastante habitual en este sector. Trabajar absolutamente por vocación con un sueldo de miseria, es lo que os espera futuros periodistas.

    Conclusión: Tengo un título para enmarcar (Jamás lo enmarqué y dudo que algún día lo haga); de poco más me ha servido la carrera.

    Y haciendo uso de este ojo clínico que nunca llegué poner en práctica, diagnostico un mal que ha hecho mucho daño durante una época en España: "La titulitis".

    Soy autodidacta en muchísimas cosas, por lo que en más de una ocasión he pensado que podría haber aprendido y desarrollado mi vocación periodística por mi cuenta.Y es más,  quizá si no tuviese un título, y fuese más ignorante a lo mejor estaba trabajando en algún plató. A donde quiero llegar, es que un título no garantiza un trabajo, ni mucho menos que seas un buen profesional y ni siquiera que hayas aprendido algo, por lo menos tal y como está enfocada la educación en España.

    No soy de mirar atrás, ni de lamentarme por decisiones tomadas (no me puedo quejar de mi vida profesional que ha transcurrido por otros derroteros), pero en este caso, si tuviese que tomar otra vez esta decisión, estudiaría algo que en un porcentaje muy alto me asegurase un trabajo (con titulación universitaria o sin ella) y en la que aprendiese algo realmente útil para la sociedad.

     Más vale un buen profesional capaz de hacer algo útil aunque sin título, que un inepto con título ocupando un despacho derrochando sus "sinsaberes" por doquier.

    He dicho.





    votar

    44 comentarios :

    Pio dijo...

    Vya que razón tienes, ahora apunto de acabar la carrera, no se si he elegido bien o me va a servir de algo tener un título, al principio nadie acepto o entendiendo muy bien mi elección pero era lo que me gustaba y el fondo no me arrepiento supongo jejeje.
    Si ahora disfrutas con lo que haces creo que eso merece la pena

    Besetss

    Sonix dijo...

    Te entiendo perfectamente, Bea. Sé lo que es estudiar algo y salir decepcionado. Aunque en mi caso hubiera valido para lo que fuera (tenía muy buenas notas), empecé una carrera técnica que no me gustó porque tenía salida, y simplemente porque me llegaba la nota. Era Teleco. Al año lo dejé y me puse a estudiar una de las otras opciones: Economía. Así que ahora tengo un título que no me vale para nada y que no me abre puertas, y además, no es lo mío. Demasiado tarde he descubierto que debería haber estudiado una filología o algo así... y así estoy, frustrada en lo profesional, y no es agradable porque no sé ni que hacer con mi vida en un aspecto tan importante cmoo el profesional.
    Mi pregunta es: ¿después de todo, has encontrado tu sitio en lo laboral? Lo dejas entrever así que supongo que sí. Eso es lo importante. Un beso!!

    Lola Montalvo dijo...

    Creo que ante todo debe primar la vocación y después ser práctico y, como tú muy bien dices, elegir algo que te facilite el encontrar trabajo.
    Tu carrera seguro que te ha posibilitado muchas cosas que sin ella no habrías alcanzado. Hay intrusismo en tu profesión, cierto, pero creo que es porque alguien lo consiente. Hay demasiadas 'belenes' y 'chonis' por esos mundos de Manitú! Debería realizarse una auto-renovación y echar a tanta morralla.
    De todos modos creo que la tuya de periodismo, no, pero otras carreras deberían ser consideradas siempre de segunda opción, por cultura general o por gusto. No sirven para mucho. No pongo ninguna para que nadie se me lance enfadad@
    Besos miles

    Sí es lo que parece dijo...

    Los titulos solo son eso títulos y en definitiva, como bien dices, no te hacen ser mejor profesional, en teoria te hacen estar mas preparado y lamentablemente en muchos sectores, como por ejemplo el periodismo, ya no les importa la preparación o lo buen profesional que puedas llegar a ser. Es una pena.

    Yo elegí una carrera que me hiciera feliz, por vocación y se que a mis padres les hubiese gustado que hubiese elegido otra cosa. Pero al final estudié lo que quise, trabajé un tiempo en lo mio y ahora estoy en algo que no tiene nada que ver, porque lamentablemente para ser maestra o te sacas oposición o no hay manera de lograr un trabajo como tal digno y mas o menos bien remunerado.

    Espero que al menos en la labor que desempeñas ahora te encuentres bien y satisfecha

    Besos

    NORMA SANTOS dijo...

    Bea, que razón tienes. En mi caso todos mis cinco hermanos son policías y mi padre fue comisario así que yo quería ser...policía y fue un sueño cumplido. Me gusta, lo adoro, tengo vocación, no cuento las horas que hecho. Pero si te sirve de consuelo, malos profesionales los hay en todos los sectores. Y yo que creía que eras princesa de profesión...bueno, para mi continuas siendo mi princesa Bea.
    Un abrazo maja.

    LaLolaSh dijo...

    Me siento totalmente identificada con lo que dices!
    Yo también era de las que supuestamente "valía" y fue indiscutible tener que estudiar Económicas (que tiene taaaantas salidas y así "tienes un título hija mía"). Con lo que aquí estoy, sin tener ni idea de para que sirven 4 años de estudio de modelos económicos, sin poder encontrar trabajo "de lo mío" y para acabar opositando y trabajar de administrativa. Y efectivamente, es lo que nunca quise ser.
    De todas maneras creo que independientemente de que estudies o no lo que te gusta, luego el trabajo es otro mundo. Me conformo con realizarme en mi vida personal y con mis hobbies. Trabajo sólo porque no soy millonaria para vivir de las rentas. Está claro.

    CreatiBea dijo...

    Pio, igual tú tienes más suerte que yo, hay que ser optimista ante todo.
    Un saludo

    Sonix, nunca me he sentido realizada en mi trabajo, aunque gracias a él tengo mucho.
    Me da independencia.
    De todas formas para mi no es necesario sentirme realizada en lo profesional. No estoy frustada por no haber trabajado en algo que me guste. Trabajo para vivir y no vivo para trabajar. Con el dinero que me da el trabajo ya me "realizo" yo disfrutando en lo personal.
    Besos

    CreatiBea dijo...

    Sonix, se me olvidaba, no sé si encontré mi sitio, creo que sí. Aunque ahora dejé esa etapa, y mis tiros profesionales se encaminan hacia otras cosas. Nunca es tarde.

    Besos.

    CreatiBea dijo...

    Lola Montalvo, hay profesiones sin duda vocacionales, pero la mayoría no. Estoy totalmente de acuerdo en lo de las carreras de segunda opción.La mía podría ser una de ellas.
    Sí es cierto, la mía me ha dado algo más que un título: un poco más de cultura general, aunque podría haberla adquirido igualmente.
    Las personas ambiciosas en esto del saber, no dejamos de aprender cuando acabamos de estudiar.

    Besos

    CreatiBea dijo...

    Sies, como tú conozco a mucha gente. De ahí mi reflexión. De hecho conozco a más personas que trabajan en algo que no tiene nada que ver con lo que han estudiado que lo contrario. ¿Algo falla, no?

    CreatiBea dijo...

    NORMA SANTOS, uff lo tuyo es vocación, tradición y herencia.
    Me alegro de leer esto, no me cabe la menor duda de que eres excelente en tu profesión. Y una afortunada.

    Calla, calla, princesa sólo de hobby, que trae demasiados quebraderos de cabeza jejejeje.

    Besos

    CreatiBea dijo...

    LaLolaSh, yo tampoco necesito un trabajo para realizarme. Ufff si fuese millonaria trabajando y realizándome estaría yo... jajajaja

    Un abrazo.

    Roxe dijo...

    ¿Y que pasa entonces, con los pobres como yo que no tenemos estudios?
    Yo quise hacer INEF, pero me jodi, perdón, fastidie la rodilla . . . Y aqui estoy, de funcionario suplente, hoy aqui, mañana alli, y siempre aguantando el tirón. Quien quiera que vea mi entrada, Cartas, del 11 de Junio.
    Una profesora, hace tiempo, me dijo que los títulos no sirven para nada. ¿Para que sirve, entonces, estudiar? Le pregunté. No lo se, estudia y dimelo.

    CreatiBea dijo...

    Roxe, vamos a ver, estudiar si sirve.Por supuesto que sirve. Mi reflexión va por otro camino. Cada uno puede estudiar por su cuenta y aprender sin la necesidad de tener un título. Eso ya entra en la ambición de cada uno. A mi me encanta aprender cosas nuevas y si tuviese más tiempo estudiaría mil cosas. De lo que yo me quejo es de como está enfocada la educación. Lo que se busca es el título, y el título luego no sirve para mucho.

    Un saludo.

    CreatiBea dijo...

    Roxe, vamos a ver, estudiar si sirve.Por supuesto que sirve. Mi reflexión va por otro camino. Cada uno puede estudiar por su cuenta y aprender sin la necesidad de tener un título. Eso ya entra en la ambición de cada uno. A mi me encanta aprender cosas nuevas y si tuviese más tiempo estudiaría mil cosas. De lo que yo me quejo es de como está enfocada la educación. Lo que se busca es el título, y el título luego no sirve para mucho.

    Un saludo.

    vazquez74 dijo...

    Sabias palabras. El gran mal de esta sociedad ha sido la obsesión por estudiar una carrera, de forma que quienes no iban a la Universidad eran vistos casi como "maleantes", el intrusismo que tan bien explicas y que afecta sobre todo a carreras tan "generalistas" como Periodismo y el desprecio por estudios como las Filologías y otros estudios similares "que solo sirven para dar clase en un Instituto".
    Afortunadamente ahora se va remediando un poco tanta "esquizofrenia" colectiva.
    Te confieso una cosa: mi vocación era el Periodismo; las dudas y la obsesión por estudiar algo "útil" me hicieron tirar por Derecho que, por otro lado, nunca me satisfizo del todo.
    Al final conseguí un trabajo estable y bien remunerado, pero... probablemente en otra época nunca me habría imaginado verme donde estoy. Y siempre te corroe la duda existencial... ¿Y sí...?
    Saludos y buena semana.

    ROSALIA dijo...

    Pues la verdad con tanto intrusismo es para decepcionarse y es una profesión que parece que cualquiera puede hacerla pero no debe ser así porque se notan los profesionales y "las esteban". Yo hice la carrera de filosofía y letras, más tarde bibliotecaria, documentalista y comisaria de exposiciones. Total, soy funcionaria por imposición de la vida. Pero Bea estudiaste algo muy bonito, comunicar y desde luego escribiendo comunicas.
    Un besito Bea.

    CreatiBea dijo...

    Vazquez74, que decisión más sensata tomaste. Ves, ahora tranquilito con tu trabajo estable y bien remunerado estás ejerciciendo en tus ratos libres tu vocación.

    Un abrazo.

    CreatiBea dijo...

    ROSALIANM, Gracias cielo. Me apasiona escribir y comunicar. Este trabajo no remunerado me encantaaaaaaaaaaa.
    Besos

    David dijo...

    Fabuloso post. La valía de una persona no está en la titulación que posea. No tienen los mejores trabajos los más aptos, las muestras las encuentras por doquier. Más allá del trabajar para vivir lo realmente bonito es la formación continua, una carrera que no tiene final y conformada en su totalidad por créditos de libre configuración. Desde las letras puedes afrontar tu primitiva vocación, convirtiendo tu expresividad en medicinas para el alma. Un saludo!

    CreatiBea dijo...

    David ¡Qué alegría! Te echaba de menos!!! (Tu presencia escrita,quiero decir, que sé que aunque no comentes ultimamente, me lees).

    Y ahora: las gracias.
    Pero que frase tan preciosa (la última). Me ha llegado al alma!!!

    Gracias de nuevo.

    Para mi la vida no tendría sentido sin el aprendizaje. Aprender, saber,conocer... sin metas, sin fechas, sin títulos, sólo por el placer de saber. Me ha encantado esto de la formación continua.

    Un abrazo enorme.

    Tani dijo...

    Claro que tienes razón en gran parte de lo que dices. Un título no grantiza nada, pero tampoco está de más tenerlo. Lo que pasa es que a veces en nuestra sociedad hay compradrazgos, amiguismo y una serie de prácticas informales que hacen que no los mejor preparados, ni los capacitados ocupen los puestos de trabajo. Lo cual, nos obliga a vaces a trabajar en cosas para las que no estudiamos o no habríamos sospechado.

    Yo sí pienso que tener un título es valioso y aunque prontito tendré dos creo que no enmarcaré ninguno, no los presumo, ni me presento como Licenciada ni como Maestra en Sociología Política, de hecho lo detesto, soy Tania y prefiero ser reconocida por mi, por lo que haga, antes de serlo solo por coleccionar título.

    Yo estudié Relaciones Internacionales y llevé por años sobre los hombros los comentarios y críticas a cerca de ser todologos, pero especialistas de nada. En fin, creo que todo lo que aprendemos formal o informalmete nos da herramientas para enfrentar la vida de diferente manera, con perspectivas insospechadas.

    Un beso enorme.

    Angelillo dijo...

    Lo de elegir una vocación con 18 años es un error, porque aún no somos lo suficientemente maduros como para conocer cuál queremos que sea nuestro futuro.
    Veo que soy el único que hizo Económicas y no se arrepiente, la verdad es que la carrera me gustó y estoy trabajando de lo mío (no del todo, pero sí en gran parte). Eso tampoco da la felicidad, en general siempre tendemos a estar descontentos con lo que tenemos, a pensar que otras opciones hubiesen sido mejores.
    En ese sentido admiro a mi hermana, que ha sido capaz de cambiar 3 veces de profesión en su vida, de maestra a diseñadora gráfica, de ahí a reflexóloga podal y finalmente vuelta a maestra, y en los tres campos haciéndolo bien durante años. La admiro por lo valiente que ha sido al buscar constantemente su vocación, a no quedarse anclada en las decisiones que se toman con 18 años.

    Un saludo!

    El bardo dijo...

    Grandes verdades las que hay en este post, he de decir que personalmente nunca tuve clara mi vocacion tire a estudiar varias cosasy ahora soy mas autodidacta que nunca, asi que mi maestro es un ignorante...de momento :)

    Un saludo del Bardo

    Lo importante en no perder la capacidad de sorprenderse ni de aprender.

    Maribel dijo...

    Bea, me ha gustado mucho esta reflexión, es una gran realidad que espero que los jóvenes de ahora tengan muy claro. Mi consejo es que estudien algo que les guste y que luego sirva para facilitarles un sustento. Yo, por circunstancias de la vida, me quedé con las ganas de estudiar una carrera, me quedé con mi bachiller superior y la verdad es que con constancia y como dice David una gran formación contínua alimentada por mi afán de saber he conseguido un trabajo estable. Como decís, sólo es eso, un trabajo, la realización personal la he encontrado por otras vías. Ninguna de mis hijas ha querido estudiar una carrera para conseguir un título, una hizo un módulo de formación y la verdad es que le ha ido muy bien y la otra tiene esa misma expectativa y yo no puedo más que apoyarlas, quiero que sean felices y que consigan trabajo que hoy por hoy es lo más importante.

    CaraCola Light dijo...

    Yo creo que entre trabajar, quedarse así....siempre se puede hacer una comedia improvisada con el móvil.

    CaraCola Light dijo...

    Yo ahora soy director de cine como hobby. En su día mis padres me prohibieron estudiar cine, Tuve que hacer psicología.
    Ahora soy psicólogo que de aficcion ruedo cortos para una asociación.

    Se dicen cosas muy contundentes en esta entrada.

    Besos con burbuja a todos

    CreatiBea dijo...

    Tani, en algunas carreras sí es importante el título para poder ejercer. Los médicos por ejemplo. Y no dudo que en tu caso haya sido bueno tenerlos.Pero insisto en que la valía y la ambición por saber es mucho más importante.
    Me gusta tu última frase. ¡qué cierta es!, lo que aprendemos nos ayuda a vivir,pero eso, como dijo DAVID, debe ser contínuo.

    Un abrazo y gracias por tu estupenda reflexión.

    CreatiBea dijo...

    Angelillo, buena reflexión también. A esa edad no estamos demasiado maduros, pero para eso están los padres, formadores y educadores, para orientar.

    Me alegro que seas un titulado contento :)

    Lo de tu hermana que parece fantástico. Mucho mejor intentar cambiar que quejarse constantemente. Espero ya haya encontrado su sitio.

    Un abrazo y bienvenido!!!!

    CreatiBea dijo...

    Maribel, tú eres el ejemplo perfecto para esta reflexión que hago. No tienes carrera, ni título, pero eres una persona ambiciosa por saber. Eres culta y preparada. Te has hecho a ti misma. Con tu constancia has conseguido un trabajo difícil de encontrar. Tú puedes hacer lo que quieras en esta vida.
    A tus hijas seguro que les va bien si se miran en tu espejo.

    Un besazo.

    CreatiBea dijo...

    El bardo, me quedo también con tu última frase: "Lo importante es no perder la capacidad de sorprenderse ni de aprender". Totalmente de acuerdo.

    Bienvenido!!!!

    Un abrazo

    CreatiBea dijo...

    Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    CreatiBea dijo...

    Pero que pasa con los comentarios que acabo de escribir???????
    Grrrrrrrrrrrrrrrrr
    Después de estar un buen rato contestando a cada uno de vosotros, blogger no publica.

    CreatiBea dijo...

    CaraCola Light, gracias y bienvenido!!!!
    Buena combinación: Cine y psicología.

    Un saludo.

    teologiadeS dijo...

    La verdad que es una profesión bonita pero para la gente que tenga verdadera vocación. Me ha pasado igual desde niña dije en casa y en mi familia que quería ser abogada, quería llevar un traje con falda y un maletín por la idea que tenía de las personas que trabajaban en ese mundo.
    Efectivamente cuando tenía 17 años y me decían que debía decidirme no me gustaba la abogacía y por ello estoy estudiando psicología.
    Un saludo. Y es cierto que no eres más ni sabes más por tener un título.

    CreatiBea dijo...

    teologideS, mi segunda opción era psicología. Me sigue apasionando y estudio y leo por mi cuenta.
    Besos psicóloga.

    J. F. Sebastian dijo...

    Un título universitario en España hoy en día es casi papel mojado. No te preparan suficientemente para salta al mercado laboral por lo que hay que pagar prestigiosos másteres. Elegí la carrera que me gustaba pero salí decepcionado. Hubiera aprovechado mejor el tiempo preparando oposiciones. Ah, todavía no sé que quiero ser de mayor...

    CreatiBea dijo...

    J.F. Sebastian, buena respuesta al título ;)

    Yo tampoco lo sé todavía.

    Saludos

    Anónimo dijo...

    Qué hacés Bea???
    es mi tema, yo tengo un oficio y no fue casualidad sino que la peleé.
    Tenía aprobado mi 1* año en la facultad cuando decidí llenar unas horas que me quedaban colgadas en el día con un hobby.
    No pasaron ni 6 meses y ya sentía que eso era lo mio y encima que me encantaba, estaba bien remunerado asi es que todo cerraba... pero el tema era cómo decírselo a mi viejo... que de seguro el grito mas chico se escucharía en Corea del Sur!!
    Pero bueno, no lo dudé, él me puso un plazo y no le fallé.
    Un año y medio después ya había concluido mi humilde curso, pero duplicaba en sueldo lo que mi viejo con 25 años de antigüedad en su empresa sacaba.
    Desde entonces no ha pasado un día sin que sienta que me levanto como para ir de picnic, no conozco esa desesperación que muchos tienen por salir de vacaciones y desde los 20 años trabajo sola.
    Me siento una afortunada, sé que no le pasa a todo el mundo y estoy agradecida por esto.
    Creo que lo mejor es hacer lo que sentimos. He encontrado profesionales con una vocación inmensa y otros que sencillamente trabajan... lo que nunca me ha pasado es hallar gente en mi oficio que lo haga por imposición o por herencia.
    Muy buena tu entrada!!
    Cariños
    MLP

    CreatiBea dijo...

    MLP, gracias!!! Y yo te respondo: Muy bueno tu comentario.
    realmente eres una afortunada. Supiste ver lo que te gustaba y fusiste a por ello. Claro, que lo bueno es que está, además, bien remunerado. De no haber sido así, ¿hubieses seguido por ese camino?

    Desgraciadamente no se puede trabajar por amor al arte, hay que comer, mantener una casa, pagar una hipoteca etc, etc, y si los sueños de uno no dan para comer, hay que buscar por otros sitios.

    ¡Qué suerte tienes, porque, desde luego, se te ve encantada con tu trabajo! eso es como si te hubiese tocado la loteria.

    Besos

    Anónimo dijo...

    Te aclaro, si mi oficio no hubiera estado bien remunerado, igual lo hubiera seguido.
    Siempre me interesó muchísimo más ser felíz, que poseer cosas que aparentemente prometen felicidad.
    Si me conocieras Bea, ni se te hubiera ocurrido preguntarlo.
    yo omití un detalle por verguenza, pero veo necesario aclararlo...
    mucha gente que desarrolla mi actividad, viven al día y subsisten; en mi caso como mi tarea me apasiona y la disfruto, hago siempre lo mejor posible y gracias a Dios mi trabajo es reconocido. A las cosas que yo hago les saco fotos porque nunca más las vuelvo a ver, se pierden por otros continentes... me entendés lo que quiero decir???

    Un besito, que andes bien!!!
    ¡¡¡ Y QUE GANE ESPAÑA, POR FAVOR!!
    MLP

    Lillu dijo...

    Uf, yo soy otra licenciada en Periodismo renegada, que dejé de ejercer hace tiempo porque me sentía explotada y para colmo no tenía vocación. El título no me sirve absolutamente para nada (tampoco lo he enmarcado) y estoy intentando buscar salidas laborales por otro lado, algo difícil cuando has perdido muchos años trabajando en medios de mala muerte y haciendo prácticas interminables y mal pagadas. Ays, qué dolor :D

    Un FP era lo que tenía que haber hecho, y ahora no sería una opositora desgastada y en paro, jo :/

    saluditos

    CreatiBea dijo...

    MLP, pues he leído tu comentario mil veces y no consigo saber. Pero da igual, lo importante es que te hace feliz.

    GANÓ ESPAÑA!!!!

    Gracias por tus ánimos.

    Besos

    CreatiBea dijo...

    Lillu, es a lo que me referería con los sueldos de miseria. Y luego vuelta a empezar sin nada. En fin, hay mucha gente que está en esta situación, pero creo que lo que se hace en periodismo es tremendo.

    Mucha vocación hay que tener.

    Ánimo niña y recíclate, seguro que algo sale.


    Besos