; //
  • 25 "De este agua no beberé"

    . 21 julio 2010

    Siempre he sido muy rotunda en mis aseveraciones:

    - "Jamás pasaré por eso" - o -"Nunca toleraré aquello"-

    Ahora, con humildad, debo decir que  NO volveré a decir "De este agua no beberé". Es fácil pronunciarse sobre algo que no te ha pasado. Cuando ocurre, y te ves en situación, es increíble como puedes cambiar de parecer en tan sólo segundos.



    ¿Acaso es que nuestras convicciones no son tan profundas como pensamos? o que ¿nos autoengañamos? o será que ¿no nos conocemos tanto como creemos?


    votar

    25 comentarios :

    Anónimo dijo...

    Pero Bea, si eso es lo que lleva el caracter humano, que todo varía; y si todo cambia, ¿comó no vamos a hacerlo nosotros?
    Solo hay dos cosas ciertas, lo demás puede cambiar.
    Espero que el cambio en tus pensamientos, se por algo no muy malo.

    Roxe dijo...

    Pero Bea, si eso es lo que lleva el caracter humano, que todo varía; y si todo cambia, ¿comó no vamos a hacerlo nosotros?
    Solo hay dos cosas ciertas, lo demás puede cambiar.
    Espero que el cambio en tus pensamientos, se por algo no muy malo.

    Verónica dijo...

    Simplemente, las circunstancias cambian, y, en un momento determinado, uno puede hacer algo que, años atrás, no hubiera hecho jamás. Ni mejor ni peor, es sólo otro instante vital.

    Te lo dice una que ya ha aprendido a golpes que, en esta vida, uno acaba haciendo casi todo.

    Lola Montalvo dijo...

    Lo que nos pasa, Bea, es que cambian nuestras circunstancias a lo largo de la vida, lo que nos lleva a ver las cosas de forma distinta en cada etapa que quemamos. Por ello, a mi edad, ya me decanto por decirme algo así como «esto es lo que afirmo ahora; quizá con el tiempo cambie de opinión», porque millones de veces he roto en mil pedazos afirmaciones categóricas como las que indicas. La vida nos cambia y ello lleva, inexorablemente, a que cambiemos nuestros puntos de vista... a veces quebramos hasta esos principios que creíamos tan firmes. Cuando yo era jovencita, en mi barrio humilde de Vallecas, conocí a varios de autodenominados «jipis» y comunistas de puño en ristre que hoy son respetados empresarios acaudalados y afiliados a partidos de derechas...!!
    C'est la vie!!!

    ROSALIA dijo...

    Bea, sencillamente evolucionamos y maduramos y lo que antes era blanco adquiere con el paso del tiempo y la experiencia personal un tono gris. Yo siempre decía; no entiendo a las mujeres que le gustan las mujeres aunque lo respeto. Y mira, me enamoro de una persona y es mujer. Circunstancias, maduración, evolución.
    Un beso Bea.
    Con pocas palabras siempre consigues unas entradas estupendas amiga.

    Sonix dijo...

    Lo malo es que a veces uno acaba haciendo cosas que nunca y bajo ningún concepto querría verse obligado a hacer. Pero el afán de supervivencia o de salir adelante muchas veces hace que rompamos con todo lo que pensábamos y con nuestra propia imagen de nosotros mismos... no es que sea malo, pero suele ser por malos motivos o situaciones en las que tampoco pensábamos que íbamos a estar.
    Es complicada la vida, ya lo comentan de forma muy acertada en los comentarios.
    ¿Estás bien, te ha pasado algo malo?

    vazquez74 dijo...

    Puede ser una mezcla de todo ello. Creo que las afirmaciones categóricas, como las generalizaciones ("los catalanes son tacaños", "los andaluces son unos vagos") son muy peligrosas.
    A todos nos ocurre una vez eso de "donde dije digo, digo Diego".
    Saludos.

    NORMA SANTOS dijo...

    El humano cambia y las reacciones depende de las situaciones. Nunca sabes al 100 por 100 como vas a reaccionar ante una situación por que hay muchos factores envueltos.
    Hay, princesa Bea, es que estás de un meditativo... Venga, un cóctel todo lo arregla...je,je...
    Un abrazo sudoroso de una escayolada.

    Ana Laura dijo...

    Yo creo que simplemente evolucionamos, la experiencia nos abre los ojos y nos hace menos inflexibles -o menos idealistas, no sé.

    De cualquier manera el cambio es bueno, estancarse no lo es.

    ¿Conoces los diálogos del Señor K, de Bertold Brecht? Si no lo leíste nunca, te los recomiendo, pero igual acá te pego uno, creo que resume lo que yo pienso:

    El reencuentro

    Un hombre que hacía mucho tiempo que no veía al señor K. le saludó con estas palabras:
    -No ha cambiado usted nada.
    -¡Oh! -exclamó el señor K., empalideciendo.

    CreatiBea dijo...

    Quiero aclarar que mis entradas no se tienen que corresponder en tiempo real con lo que allí describo, salvo que cite en la misma la fecha o el momento.

    Aclarado esto, allá voy:

    Roxe,claro que es condición humana cambiar. La madurez y la experiencia te hacen ver las cosas de distinta forma según va pasando el tiempo, pero siempre hay algo por lo que crees que no vas a pasar, o que crees que vas a reaccionar de forma diferente.

    Lola, estoy totalemte de acuerdo, yo ya procuro no ser de afirmaciones o negaciones categóricas, nunca sabes si aquello que tienes clarísimo se va a enturbiar en cuanto te pase.

    Rosalia, qué cierto eso de los grises... Si es que no hay nada como la experiencia y vivir las cosas en primera persona.

    Sonix, tranquila que estoy perfectamente. Como ya he dicho arriba, lo que cuento no tiene porque ser en tiempo real. Reflexiones que me vienen bien, sobre todo por vuestros comentarios.

    Norma, que sí!!! que pesada me pongo a veces con estas meditaciones... jajajaja. Espero que vayas mejor.

    Ana Laura, como siempre fantástica.
    Has dado en el clavo, la vida nos hace más flexibles. Genial B. Brecht y su Señor K., menudo broche de oro a tu comentario.

    CreatiBea dijo...

    Verónica, gracias. Cuando miras la vida de otros, es fácil opinar, incluso te atreves a decir y a pensar que tú harías las cosas de otra forma, pero cuando te pasan a ti... ufff.

    Vázquez, Lo de "este cura no es mi padre" también vale. Por no repertirme.

    Anónimo dijo...

    Qué hacés Bea???
    El tema es tan amplio... pero me hiciste recordar un hecho concreto.
    Siempre dije que si tenía que pasar un robo o un asalto, que jamás me resistiría, que entregaría todo sin presentar ningun problema, pero cuando me llegó el momento actué exactamente al revés.
    Una pareja me arrebató una bicicleta y yo que mido metro y medio y soy delgada, salí corriendo detrás de ellos creyendome "la mujer maravilla" y lo más divertido es que ellos también lo creyeron y la recuperé.
    Demás está decir que en mi casa me preguntaron si yo estaba loca!!!
    Aunque tenía mi bici, no me quedé con un lindo sentimiento...
    Esto me sirvió para planear y determinar "en frío" lo que iba a hacer cuando estuviera bajo presión y lamentablemente he tenido oportunidad de demostrarlo con éxito.
    Besitos, que sigas bien!!
    MLP

    NV BALLESTEROS dijo...

    "Dicen que cambiar de opinion es de sabios"

    Besos

    carlos63 dijo...

    Por desgracia suele ocurrir, "no existe lo que no nos afecta". Por eso intento ver las cosas desde varios puntos de vista e investigar lo que ocurre a mi alrededor, para al menos estar avisado y si bebo, al menos, estar avisado.

    Saludos.

    Yo no cuento nada dijo...

    Yo creo que todos alguna vez hemos dicho yo no voy a hacer esto o lo otro...pero el tiempo nos hace cambiar y ver las cosas de otra manera. Es como cuando uno se casa, jamás piensa que se vaya a divorciar. Llegada la situación nunca sabremos de lo que somos capaces.

    David dijo...

    "Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros" (Groucho Marx). No veo que sea tan drástico cambiar, moldearse, es una manera de sobrevivir, espero no me tachéis de darwiniano. Me refiero a que se puede ceder en ocasiones por una persona que merece la pena y/o que haría lo mismo por ti, por mejorar una relación o una convivencia.. No creo que eso sea una traición hacia si mismo. Todo ello, claro está, dentro de unos límites, no dejando que te usurpen la personalidad.
    ¡Si a los cambios que derivan de una mirada introspectiva, exigente, que nos haga intentar ser mejores personas!
    Un saludo, hacía tiempo ya... espero no haber cambiado tanto como para que no me reconozcas ;)

    García Francés dijo...

    Para abundar en la reflexión sobre el tema de su entrada, Dª CreatiBea.

    El País, la bandera española y Félix Monteira, apóstol de la libertad

    Tengo una propuesta para usted. Si lo desea me deja el modo de comunicarnos en el mail de mi perfil.

    Un saludo, amiga.

    CreatiBea dijo...

    MLP, pues mira es una de esas situaciones en las que no sé como reacionaré. Creo que depende del atracador y la amenaza haría una cosa u otra.

    Pero loque está claro es que hasta que no te veas en situación no se sabe.

    Besos

    CreatiBea dijo...

    NV BALLESTEROS, eso dicen y me quedaré con eso. No me queda otra.

    Un abrazo.

    CreatiBea dijo...

    Carlos63, uy... qué bueno: "no existe lo que no nos afecta". Muchas veces pensamos que somos inmunes a ciertas cosas, por eso nos precipitamos con opiniones y creencias que luego no se corresponden con la realidad y nos estrellamos.

    Un abrazo.

    CreatiBea dijo...

    Yo no cuento nada, te diré...!!! Lo que hace la experiencia y la vida: es un constante aprendizaje, una que se creía muy firme en determinadas cosas, y ya ves...
    De las bodas y el amor "eterno" ya hablaremos, que también da para rato... uff

    Un abrazo.

    CreatiBea dijo...

    David, te reconozco y conozco perfectamente y tu paso por aquí me ilusiona muchísimo.

    Respecto al tema: de acuerdo en la evolución como personas, sobre todo en ese afán de mejorar. El ser más flexible también forma parte de esto, de ahí toda esta reflexión. Cambiar forma parte de la vida y en cada lección (o golpe) vas aprendiendo, y algunos si te pillan por sorpresa, por mucho que en la teoría tengas unos principios a seguir, en la práctica es otro cantar.

    Muchos besos y entra y comenta cuando y como te parezca. Está de más decir esto, pero no te veas obligado a dar niguna explicación.
    Siempre, siempre, siempre serás bienvenido y siempre te conoceré (creo que aunque cambies de nick)

    Besos.

    CreatiBea dijo...

    D.García Francés, un post fantástico que desde aquí recomiendo, y que viene muy al caso.

    Gracias por pasar y comentar por aquí, como siempre un honor.
    Ya le he escrito para saber de que se trata esa propuesta.

    Un saludo.

    Tani dijo...

    Bea, no creo que se trate de una incongruencia ni de una traicion a nuestros valores o principios, simplemente que la vida, el paso del tiempo y estar en nuevas situaciones nos hace cambiar nuestra forma de ver ciertas cosas.

    Dependiendo del asunto del que se trate, casi siempre se relaciona con cosas que pensabamos eran incorrectas (al menos parcialmente) pero vivir nos quita telarañas mentales.

    Me parece que esta bien evolucionar como personas

    Besitos

    CreatiBea dijo...

    Tani, qué cierto eso de las telarañas mentales... Me ha gustado.

    Yo creo que tengo la azotea bastante limpia, pero aún tengo alguna zona en la que hace falta un repaso de plumero.

    Besos.