; //
  • 16 "El primer día del resto de mi vida"

    . 29 mayo 2010

    Ayer, escuchando a Boris  en "La ventana" me llamó mucho la atención su recomendación de un nuevo programa que se va estrenar el 7 de junio en canal+, se llama:

    "El primer día del resto de mi vida".

    Va estar presentado por Juan José Millás y en él, personas anónimas y conocidas nos van a contar ese día en el que su vida dio un giro inesperado.

    ¿Interesante, no? A mi me lo parece.

    Al margen del programa y la recomendación, os invito a pensar  en ese día  que cambió la trayectoria de vuestras vidas (si lo tenéis).

    Yo lo tengo claro.  Ese día  se presentó  ante un acontecimiento inesperado, desagradable y triste,  y a partir de ese momento comencé a ver y a vivir la vida de otra forma.

    Me hice fiel seguidora del "carpe diem". Y no por autoconvicción, sino que de una forma natural esa filosofía de vivir el momento se instaló definitivamente en mi cabeza; con sus "pros" y sus "contras".



    No lo llevo al extremo, evidentemente, eso tampoco me permitiría vivir de una forma equilibrada, pero si es cierto que desde ese día  en el que se produjo en mi esta transformación, vivo de otra manera.

    Este cambio ha sido bueno: aprovecho mucho más los momentos  e invierto mi energía en disfrutar el aquí y ahora, sin desperdiciarla pensando en el mañana.  Pero también,  esto de  tener  tan presente el presente, a veces asusta.  Soy totalmente incapaz de hacer planes a largo plazo, y  tengo continuamente la sensación de que el tiempo se me escapa...

    En cualquier caso, ese día existió, y cambió el rumbo de mi vida.

    ¿Me contáis los vuestros?


    votar

    16 comentarios :

    ROSALIANM dijo...

    Con 26 años, un cáncer de ovarios me arrancó cualquier posibilidad natural de ser madre. Cambió mi vida pero para bien...salió de mi una mujer luchadora, con ganas de cumplir sus sueños y ser feliz. Bendito el día...y aunque continúo, tras 14, con riesgos y medicaciones, soy afortunada. Mi pareja y los niños ya se adoptarán. Estaba muerta, triste, infeliz y aquel día que me operaron de urgencias por el reventón de los ovarios...nací.
    Me ha gustado tu entrada Bea.
    Un beso wapa.

    Marita dijo...

    Hola Bea...te diré que no tengo uno...sino varios días del resto de mi vida...y conociéndome me quedan muchos por vivir...uno de ellos fue a finales de agosto de 2004 a la 6 de la mañana cuando me hicieron una pregunta importante y contesté casi sin pensar...SI....y aquí estoy...jaja...cambió mi vida....que era lo que quería....y hay muchos más....otro de ellos fue hace menos de dos semanas...pero te dejo con la incógnita...jaja....besooteess

    vazquez74 dijo...

    Como no quiero extenderme mucho en el comentario, te copio el enlace a un post que publiqué hace tiempo en mi blog Caxigalines y que más o menos responde a la pregunta que planteas. Un beso y buen fin de semana.
    http://rubazquez.blogspot.com/2009/02/el-ano-en-que-descubri-la-muerte.html

    Vanessa dijo...

    Hola guapa, el 23 de abril de 2008 cambió mi vida para siempre... Nació mi hijo, ese ser querido y amado que con 2 años es lo mejor de mi vida.

    El mayor deseo que tenía lo tuve a las 19:30 de la tarde, una personita preciosa que con ojos abiertos me miró. Supe que ese día, cambió mi vida para siempre.

    Besos. Vanessa

    CreatiBea dijo...

    ROSALIANM está claro que eres luchadora, fuerte y muy positiva.
    Me descubro ante tu valentía.
    Un beso

    Marita, vaya... es cierto que te viniste para acá... eso sí que es un cambio de aires jajajaja. Valiente también. Venga, cuéntame ese de hace dos semanas, que estoy en un "sin vivir".
    Besos


    Vazquez74 no logro encontrar tu post, busco el enlace y me dice que no existe :(
    Estoy ansiosa por leerlo, así que te agradecería si me facilitas la búsqueda, que he estado merodeando por tu blog pero no lo encuentro.


    Vanessa, un hijo desde luego que debe cambiar la vida para siempre, tiene que ser una experiencia maravillosa. Me ha emocionado.
    Besos

    Sonix dijo...

    Yo coincido con algunos comentarios tuyos, no ha habido uno sino varios. Uno sería cuando murió mi padre cuando tenía 13 años, mi vida cambió para mal... otro fue el día 1 de enero de 2007, día en que terminó mi proceso de decisión de dejar al que había sido mi novio durante 9 años (ya se lo había dicho, ya estaba todo hecho, pero para mí ese fue el día en que terminé de decidir). A raíz de eso terminé mudándome a 1000 kilómetros de mi tierra, y llevando una vida totalmente diferente a la que había pensado. Curioso... porque en realidad en esa etapa, el día realmente decisivo fue cuando le dije a Carlos que tenía novio en ese momento, después de llevar chateando un par de semanas (nada de cuernos, no)... y le sentó tan mal, que a mí me hizo sentir mal, tan mal que me dio por pensar que me importaba mucho si él estaba bien o mal, y que quizá no sólo me atraía sino que le quería un poco. Resultó que tenía razón, y ahora le quiero, pero no un poco sino muchísimo.

    Bonito post, me ha gustado mucho!!

    CreatiBea dijo...

    Sonix, por tu blog andaba en estos momentos, que te tengo un poco abandonada :(

    En fin,que tengo que sacar tiempo de debajo de las piedras...

    Gracias por compartir con nosotros todo esto. Valiente también. Te entiendo perfectamente en las tres situaciones que describes.
    Besos

    Sara dijo...

    Hace casi dos años me diagnosticaron un cáncer de mama con 25 años bastante complicado, ese fue el fin de una vida y el principio de otra nueva. También por esa época nefasta abrí mi blog. Es curioso que muchos blogs hayan nacido de situaciones tristes, no hay mayor prueba de que es una gran válvula de escape y toda una terapia.
    Un beso!

    CreatiBea dijo...

    Sara bienvenida!!!! Gracias por compartir y contarnos tu experiencia. Admiro tu fortaleza.

    Ya he pasado por tu blog y espero que nos encontremos por aquí.

    Besos

    Vanessa dijo...

    Hola guapa de nuevo. Sí que lo es. Para mí la mejor experiencia de toda mi vida. Bueno, cada día que lo tengo a mi lado es la mejor.

    Ves como crece, como va aprendiendo, como te imita... como dije, ha cambiado mi vida completamente... y para siempre. Ahora la emocionada soy yo porque me acuerdo del día en que nació y se me pone la piel de gallina. Cuando quieres algo con toda tu alma y lo consigues, es una sensación de paz y éxtasis a la vez, inexplicable con palabras.

    Si algún día tienes uno, ya verás que experiencia más bonita.... PRECIOSAAAAAA.


    Un beso y buenas noches, guapa.

    CumbresBlogrrascosas dijo...

    CreatiBea, en principio este era un mensaje de bienvenida a mi blog y de presentación ante el tuyo, pero, por favor, permite que antes dedique unas palabras a algunas de tus visitantes porque sus comentarios me llegan al alma.

    RosaliaNM, sobre todo espero que, aunque sea con toda la medicación del mundo, tengas la suficiente calidad de vida como para que puedas ser razonablemente feliz, como podemos llegar a serlo los que no padecemos ningún tipo de cáncer, de momento, porque todos estamos en el saco. Por otro lado, decirte que con tu cáncer no ha terminado toda posibilidad de ser madre, al contrario, ahora es cuando buscarás otras opciones, que sin duda te llevarán por el camino más largo, pero que al final te convertirán en la más ardorosa de las madres, en la más comprometida, en la más meditada... Soy padre adoptivo y te puedo decir sin temor a equivocarme que mi hijo (chino, chico, de nombre Darío) es lo mejor que me ha pasado en la vida. Adelante y mucha fuerza. Mi correo electrónico es xtranny@hotmail.com, para lo que quieras.

    SARA, ánimo, tengo varias amigas que han pasado por tu trance y hoy son mujeres felices ¡Ánimo!

    Saludo también a todos los concurrentes en este magnífico post, sobre todo al reciente amigo Vázquez, todo un hallazgo; os recomiendo su blog, Caxigalines.

    Y ya te toca, CreatiBea. He visto con sorpresa que te habías hecho seguidora de mi blog, cuando yo andaba trasteando por el tuyo, tras descubrirte en el Caxigalines de nuestro amigo Rubén. He de decirte que me gustan las opiniones que viertes en tu blog, y estoy bastente de acuerdo en prácticamente todas las que he leído. Me queda mucho por leer de lo que has escrito y te iré dejando comentarios, pero sin fecha de caducidad, que ya sabes que el tiempo apremia. Si alguna vez no me mostrase de acuerdo contigo, no te sulfures, que a mí me gusta mucho la polémica sana y la discusión amistosa. Espero reencontrarte en breve por aquí.

    Saludos cordiales a todos.

    Nati dijo...

    Pues mi vida cambió a los 18 años, cuando me quedé embarazada. Debía elegir entre abortar, o tener al niño.
    Si abortaba, podría seguir con la vida de cualquier chica de mi edad, pero con el peso en mi conciencia de haber hecho algo que no quería hacer.

    Si decidía tenerlo, yo pasaba a un segundo lugar, y el niño sería lo más importante. Adios estudios y diversión. Empezaría el trabajo duro, responsabilidades, críticas...
    Pero también tendría lo más grande que se puede tener en este mundo.
    Hoy en día no me arrepiento de haberlo tenido aunque fuese muy joven y me costara mucho sacarlo adelante. Es lo mejor que me ha pasado en la vida.
    Un besote.

    CreatiBea dijo...

    Vanessa, se nota que vives por y para tu hijo.
    Un besote guapa!!!!

    CreatiBea dijo...

    Cumbres blogrrascosas bienvenido y encantada de conocerte y tenerte por aquí.
    Hoy me he dado cuenta (más aún, si cabe) de que esto de tener un blog te permite conocer a gente maravillosa.

    Gracias por tus palabras para mis visitantes y para mi.
    Todo un placer que enriquezcas mi blog con tus comentarios, y por supuesto que aceptaré cualquier opinión que no sea afín a las mías. los diferentes puntos de vista, nos hacen crecer y tener una visión caleidoscópica de la realidad.

    Me gustó mucho tu blog a primera vista, y cuando leí, ya constaté que mereceía la pena. Nos encontraremos por "cumbres blogrrascosas" y por aquí.

    Un abrazo.

    Nati, muchísimas gracias por contarnos ese día que cambió tu vida. En tu caso una felicidad enorme. Me alegro de tu decisión.

    Un abrazo enorme.

    Por último deciros que imaginaba que este post iba a desentrañar comentarios íntimos, pero no tanto. Es un auténtico placer ver y sentir como he despertado vuestras emociones.

    Muchísimas Gracias.

    Anónimo dijo...

    Hola Bea!!!
    A decir verdad, me siento desentonando un poquito.. mi vida al igual que la de cualquiera no ha sido un lecho de rosas, pero tampoco he tenido situaciones difíciles como las que se comentan... ni de las otras... sin embargo, no me siento fuera de juego.
    No puedo precisar la edad 5,6,7 no sé pero de muy chica noté que algo andaba mal en el mundo, siempre creí que debía de haber una explicación lógica para eso y que si existía un Dios amoroso como el que yo escuchaba que contaban por ahí, él debía tener la respuesta... resumiendo llegué a los 30 y me autoimpuse la obligación de leer la Biblia de tapa a tapa, pero no matando páginas, sino tratando de entender la mente de aquel que la inspiró.
    Tardé tres años, pero su lectura cambió mi vida para siempre, conseguí las respuestas que yo necesitaba, soy una persona confiada en cuanto al futuro, me siento serena, vivo como vos decís el día a día y cuando hago planes a futuro, voy poco a poco, metas cortas y alcanzables... En fin, resumiendo leer un libro resultó ser mi primer día del resto de mi vida!!!
    Cariños

    CreatiBea dijo...

    Anónimo, gracias por tu aportación.
    Diferente.

    También invita a reflexionar.

    Besos