; //
  • 2 Una de especias...

    . 27 abril 2010

    La búsqueda de la fuente de la juventud, el elixir de la vida y de las especias cambió el mapa del mundo.  Cuando Colón se hizo al mar en 1492 trataba de descubrir rutas comerciales para llevar a las mesas europeas especias raras y exóticas de Oriente.

    Las especias figuraban entre el botín más preciado de las cruzadas, y los condimentos aromáticos motivaron a Marco Polo a emprender sus viajes épicos a tierras orientales.

     Antiguamente, se utilizaban para añadir un picante extra a los alimentos y para disimular el sabor de la carne y el pescado salados (por el tipo de conservación en salazón). Además se utilizaban como afrodisiacos.


    Si se las come en grandes cantidades, irritan la vejiga y las vías urogenitales inferiores, produciendo una estimulación directa. Un ejemplo destacado de esto lo constiuye el curry hindú, que por espacio de siglos ha sido utilizado como estimulante erótico. El polvo del curry no es una especia, sino la combinación de muchas, entre las que se encuentran: el comino, semillas de coriandro, cardamomo, jengibre, ajo, tumérico, semillas de mostaza y vinagre.

    Las especias se han relacionado tradicionalmente con la magia amatoria y el ocultismo. Estas plantas mágicas se incluían a menudo en filtros de amor o se utilizaban para cubrir la cama nupcial para propiciar la fecundidad.

    En cuanto a su eficacia, hay que tener presente que la medicina moderna debe a la botánica popular muchos de sus logros.

    Y ahora vamos con la receta:


    COPAS AMATORIAS DE PIMIENTO

    4 Pimientos cortados por la mitad en forma de copa
    4 Huevos
    4 Cucharadas soperas de crema ligera (nata para cocinar)
    sal y pimienta al gusto
    2 Cucharadas soperas de mantequilla
    2 Cucharadas soperas de harina.
    1/4 de cucharada de postre de mostaza
    1 taza de leche
    3 Cucharadas soperas de queso parmesano rallado.
    4 Rebananas de pan tostado
    Cebollinos picados

    ELABORACIÓN:

    Poner las copas de pimiento en soportes individuales y depositar un huevo crudo en cada copa. Condimentar con sal y pimienta, y anadir una cucharada sopera de crema en cada copa. Poner al horno a 175ºC hasta que los huevos estén cocidos. Derretir la mantequilla y mezclar con la harina y la mostaza. Verter la leche y remover hasta que se ponga espesa. Añadir el queso.
    Colocar las copas de pimiento sobre el pan tostado y cubrir con la salsa.
    Adornar con cebollino.

    ¡Que la disfrutéis!

    votar

    2 comentarios :

    jose rasero b. dijo...

    ¿Será la primavera?
    Esto se está poniendo muuuuuuuy calentito!!!

    Besos!!

    CreatiBea dijo...

    O... seré yo...

    El calor es mucho mejor que el frío... ¿no?