; //
  • 15 El perfume

    . 26 abril 2010


    Cuando Alejandra, su nieta, revolviendo entre sus cosas, destapó el perfume, a Manuela le asaltó la nostalgia,  aunque no pudo evitar esbozar un ligera sonrisa.

    Aquella esencia llevaba muchos años encerrada en su cárcel de cristal, y emanó como queriendo comerse el mundo.  Invadió provocadora toda la habitación,  y se coló, sin permiso, por  sus fosas nasales  hasta llegar a enchufar el botón de los recuerdos.

    Un escalofrío agradable recorrió su ya marchito cuerpo, y se despertaron, perezosas, sensaciones olvidadas.

    Aquel aroma, durante mucho tiempo y hasta que Andrés la dejó para siempre, fue consigna y señal secreta de su deseo. Unas gotitas de aquel perfume, antes de acostarse, era la forma de comunicación silenciosa para solicitar satisfacer sus apetitos sexuales.


    Alejandra cerró el tapón y Manuela volvió a echar el cerrojo a su secreto mejor guardado.





    Una romántica forma de comunicación en una época de incomunicación ¿No creéis?


    votar

    15 comentarios :

    jose rasero b. dijo...

    Sin duda... aunque yo soy más partidario de los aromas naturales...


    Besos!!

    CreatiBea dijo...

    Probando, probando.... que bloguer me da error y no puedo publicar vuestros comentarios... grrrrrrrrrr

    Sonix dijo...

    Espero que esté solucionado el problema. ;)
    Pues no es mala manera de comunicarse, en un contexto donde la palabra y los gestos en ese sentido estén vetados. Qué mejor que un perfume especial para eso... Pero para ahora mismo, prefiero las palabras, las miradas y los roces, humm! ^^

    CreatiBea dijo...

    Por supuesto Jose y Sonix... Hoy en día no tiene mucho sentido... Pero, la historia se me ocurrió, pensando en aquella época en que las mujeres no podían exhibir sus apetencias sexuales... Y me gustaría pensar, que más allá de mi imaginación esto puede haber sido realidad...

    Besos!!!!

    eltauromquico dijo...

    Quien tuviera el don
    De guardar recuerdos
    En frascos de cristal
    Y con destaparlos
    Hacerlos renacer.

    CreatiBea dijo...

    Bienvenido eltauromquico. Creo los perfumes evocan muchísmos recuerdos. Los perfumes y las esencias tienen ese don, indudablemente.

    Las personas ya llevamos los recuerdos puestos a diario.

    Saludos!!!!

    David dijo...

    A mi me parece que el olor impregna la memoria de manera más perdurable que las palabras, el rostro visualizado, lo tocado... Creo que una de las limitaciones de Internet (que seguro llegará a superarse) es la transmisión de olores y creo que se nota su ausencia cualitativamente. Sería fascintante una red aromática. (id ahorrando para perfumes digitales)
    Las palabras se pueden engalanar y representar una manera de ser, un rol elegido. El olor es esencia, forma parte de la atmósfera individual de cada cual. Es más primitivo que el lenguaje y más instintivo. Es un familiar más cercano de las pasiones.
    Buen relato, estimada CreatiBea, "¡huele muy bien!".

    thot dijo...

    La evocación que produce un aroma nos puede transportar a cualquier momento de nuestras vidas, la niñez por ejermplo y traer consigo todas las experiencias de nuevo a la mente.
    Yo creo que es algo imperecedero.
    Un abrazo.

    Marita dijo...

    Precioso relato con aroma a recuerdos....besos

    educavent dijo...

    De hecho en esa época la mujer ni siquiera tenía derecho a tener deseo sexual.

    Es bueno saber que en ese sentido mucho hemos avanzado

    CreatiBea dijo...

    David, ojalá llegue eso de la red aromática... fascinante!!!! Yo también lo he pensado en alguna ocasión. Me cuesta imaginármelo pero sé que llegará.

    Me ha encantado tu primera frase: "el olor impregna la memoria, de manera más perdurable que las palabras"... Precioso y muy cierto.

    Gracias de nuevo por tus brillantes aportaciones.

    Besos

    CreatiBea dijo...

    Thot: Es genial, cuando entro en una papelería, ese es el olor que más me recuerda a mi niñez. la mezcla del olor a plastilina, las pinturas, el plastico de forrar los libros... Y también el olor a rosquillas recien hechas, me recuerda a los momentos de mi infancia con mi abuela y con mi madre. Bueno,hay tantos...

    Gracias por pasarte de nuevo por aquí.

    Besos

    CreatiBea dijo...

    Marita: me alegro que te haya gustado. Besos.

    Educavent: Es cierto y triste. Ni ese derecho tenía. Afortunadamente, gracias a muchas mujeres que han luchado por ello, hemos avanzado bastante.
    Saludos.

    Maria dijo...

    El Olor es la esencia de cada persona..te hace único..te identifica..y es fascinante que logres impregnar a las personas que te rodean... Y te recuerden siempre. Me encanta..besos

    CreatiBea dijo...

    Gracias María. Gracias por comentar y bienvenida!!!!

    Besos