; //
  • 14 Adopción: La esperanza de ser padres

    . 05 abril 2010

    Hoy voy a hablaros de una espera. De un duro y un largo proceso de esperanza, muchas veces desesperante, donde la meta es la felicidad de ser padres: La adopción internacional.

    El tema no me toca en primera persona, pero tengo a dos  queridos amigos en ello, y quiero, desde aquí, poner mi granito de arena para dar a conocer un poco más  este tema tan desconocido por muchos. Voy a contarlo en primera persona, intentando transmitir, de la manera más fiel posible, la información y, sobre todo, los sentimientos que "Ella" me envió en un precioso y emotivo mail.


    "Una vez tomada la decisión de ser padres, comienza el tortuoso, enrevesado y largo camino. Eso lo sabes, no obstante, emprendes con ilusión la primera etapa.

    Se recoge la información, en este caso en la Conselleria de Bienestar Social de la GVA. Sales de allí con un montón  de datos y de papeles, y con una cosa clara, lo primero es elegir el país, ya que cada país lleva un procedimiento.

    En Rusia pusimos la esperanza. Comenzamos a rellenar papeles y más papeles... y a preparar toda la documentación. Tras la entrega del papeleo en Consellería, comienza la segunda fase: La formación de familias,  donde después de pasar un curso, comienza la valoración y  el escrutinio exhaustivo, individualmente y en pareja. Psicólogos y asistentes sociales te miran y te remiran con lupa:  Entrevistas, test de personalidad, más entrevistas...  y, finalmente, la visita a tu casa. Todo esto para que el equipo psicosocial prepare y de por válido tu certificado de idoneidad.

    ¡No os podéis imaginar la alegría tan grande cuando este certificado llegó a casa! Comenzaba una doble espera, la mia, como  madre, y la de mi hijo o hija  que estaba esperando mi amor en algún lugar de Novosibirsk (Siberia), el lugar asignado por nuestra ECAI (Una ECAI es una entidad acreditada para mediar entre los solicitantes de la adopción y el país de origen del niño. Facilita a los padres adoptantes asesoramiento y apoyo en los tramites que hay que realizar).

    Sabemos que no va a ser fácil, y más en Rusia que hay que viajar dos veces, una para conocer a tu bebé y otra para el juicio, en el que se debate la sentencia favorable para recoger a tu hijo y regresar con él a tu país.

    ...Durante la espera recoges un montón de información sobre la adaptación del niño, te suscribes a los foros de internet de tu país o región y entras en un mundo nuevo que no tenías ni idea de que existía... conoces a un montón de famílias adoptivas, compartes experiencias  en foros, te inscribes en asociaciones (ASFARU) del país de tu hijo/a, lees a Susana Ramos (madre adoptiva de dos niños rusos que trabaja para ASFARU y colabora para mejorar los procedimientos y ayudar a los niños de las casas cunas de Rusia), y te suscribes a "Niños de hoy" revista de adopción internacional.


    Todo esto  el primer  año. Durante este tiempo, hay momentos de desesperación porque no sabes nada de tu expediente, porque te llegan respuestas confusas  y respuestas que no te crees..., no ves nunca el día que te llamen... ¡uf! y alguna noticia que te derrumba...pero siempre te levantas por el "peque".

    Va pasando el tiempo, y cada noche te acuestas soñando con ese día: En la sala de juegos de la casa cuna, con una bolsa en la mano llena de juguetes, esperando ver la carita de tu hijo/a en brazos de su cuidadora.  Darle un abrazo inolvidable...  no saber que hacer para no asustarle,  jugar  con él dos horas durante dos tardes, dejarle un albúm de fotos de los papás para que los vaya viendo los meses siguientes,  y después regresar a España dejándote el corazón allí, en esa sala...   Mientras tanto seguir  soñando 3 ó 4 meses con su carita, viendo las fotos y el video, y ESPERAR la llamada para el juicio,  en el que tienes que ir casi de etiqueta, para por fin, oir el nombre de tu hijo con tus apellidos y correr a la casa cuna para no separarte NUNCA de ella o él."


    No sé si estas líneas os llegaran al corazón tanto como a mi, en cualquier caso, espero que podáis entender un poco más el deseo de estas familias por ser padres, y el tormentoso y duro proceso por el que tienen que pasar. La valentía de su decisión y la fortaleza que ello implica.

    Dedicado a ti querida amiga (Tú sabes quien eres) espero y deseo con todas mis fuerzas conocer pronto a tu peque. 

    ¡Un abrazo enorme!




    votar

    14 comentarios :

    Vanessa dijo...

    Precioso artículo guapa.... es cierto que hay personas pasando por esto y la espera suele ser difícil, pero esperanzadora.

    Yo no pasé por eso pero soñé con mi pequeño cuando estaba embarazada, con la carita, los ojitos.... con todo. Mereció la pena.

    Besos.

    CreatiBea dijo...

    Vanessa, debe ser muy difícil y duro... aunque me imagino que con la esperanza de que cada día que pasa es un día menos para tener a tu hijo...
    Lo más duro debe NO saber cuando es ese día.

    Besos

    VERONICA dijo...

    Me encanta el artículo, ya lo sabes, y éstas cosas que para ti pueden ser insignificantes, para nosotros valen mucho, son como un empujón, y aumentan nuestra ilusión! muchas gracias, guapa!

    CreatiBea dijo...

    Vero, no sabes como me gusta haber dado este empujoncito...
    Decirte que yo también he afrontado con ilusión este "post"...
    Si puedo contribuir a ilusionar y animar en esa espera, me doy por satisfecha.
    Besos guapa!!!!

    LUiS dijo...

    Hola Bea, gracias por tratar este tema en tu blog, gracias por añadir, uno más, a los recuerdos positivos que vivimos en este largo camino que es la adopción.

    большое спасибо (muchas gracias)
    LUiS

    Enhorabuena por VINIVIDIVINDI

    CreatiBea dijo...

    Luis, ¡Qué alegría leerte! Me encanta formar parte de estos recuerdos positivos.
    A ver si os veo pronto para celebrar que el "peque" ya está aquí.

    Un abrazo enorme!!!!

    Shikilla dijo...

    Una realidad que contrasta fuertemente con otra, tantas parejas deseando ejercer de padres y, por otro lado, muchas "madres" arrebatando la vida a sus pequeños.

    Un largo camino para los que quieren adoptar que se ve recompensado con creces con la sonrisa de esos niños que acogen con el corazón de par en par. Conozco un caso de unos amigos que vivieron un auténtico calvario antes de tener a sus dos niñas, hermanas, en su casa, hoy hace ya siete años que son una familia feliz.

    Mucha suerte para la protagonista de esta entrada que espera tener a su peque pronto junto a ella.

    Un saludo

    CreatiBea dijo...

    Totalmente de acuerdo Shikilla. Es un tema que me pone enferma. Contradicciones de esta sociedad, a veces, sin sentido...

    Un abrazo enorme!!!!

    Maribel dijo...

    Un tema precioso. Sin duda, el poder tener un hijo deseado, sea biológico o adoptado me parece algo entrañable.
    Estoy segura que esos niños que tienen la dicha de ser adoptados son unos afortunados porque seguro que se crían rodeados de un inmenso cariño de esos padres que han pasado por este largo proceso para conseguir al fin darles todo el amor que han guardado para ellos.
    Enhorabuena tanto a los padres como a esos afortunados pequeños

    meg dijo...

    Tengo dos parejas amigas que adoptaron hijos. Una de ellas, lo hizo en Valladolid enelorfanato y la otra en Colombia, después de un año de trámites estancias y relaciones.

    Mi amiga queadoptó en Valladolid su hijo, me contó las experiencias y sensaciones que vivió paso a paso. Su espera para saber si le daban el niño recien nacido o no fue como hun embarazo, dice ella, porque esperó más de 9 meses. Y luego vino el parto: el hecho de que casi no se lo daban y, al fin, pudo tenerlo en sus brazos. Luego, con el tiempo, me contaba que incluso se parecía a su marido (el mimetismo funcionaba perfectamente).

    En fin , la espera de estas personas por quien habrá de ser su hijo y deber´ña convivir con él durante toda su vida, es bastante complicada.

    Buena entrada, y enhorabuena por tu blog. Y gracias por tu visita al mío. Un saludo

    CreatiBea dijo...

    Gracias Meg y bienvenida a mi blog.
    Gracias por contar la experiencia de tus amigos, en los momemtos de espera, me imagino que sienta bien leer historias con final feliz como estas.

    Un abrazo

    CreatiBea dijo...

    Exacto Maribel es entrañable esperar a tu hijo, sea biológico o adoptado. lo peor en el caso de la adopción es que la espera es mucho más larga, y los problemas se suman...

    Gracias de nuevo por participar con tus comentarios, ya sabes: I LOVE COMMENTS

    Besos

    CreatiBea dijo...

    Esta esperanza se ha convertido en realidad.

    Enhorabuena papás!!!!

    Un largo camino con un final feliz.
    Ánimo a tod@s los que estáis en esa espera: Todo llega.

    María Luz dijo...

    Impresionante y preciosa estas líneas que tan bien has resumido. Desbordan los sentimientos y la imaginación, es imposible no seguir pensando.
    Muchas felicidades para estos padres por estrenar.
    Un besitooo