; //
  • 2 Las procesiones están de moda

    . 31 marzo 2010

    El otro día leí que las procesiones de Semana Santa se estaban poniendo de moda. Estaban resurgiendo con fuerza y despertando cada vez más el interés popular.

     Y me dió por pensar  que es cierto.

    Cada vez hablan más de estos actos en los medios, y  las ciudades de tradición procesional son el destino turístico más solicitado durante estas fechas.


    Y yo me pregunto ¿Porqué está sucediendo esto? ¿Qué extraño fervor se despierta en las personas para acudir en masa a este tipo de actos? Y más cuando aquí, en España, casi todos somos católicos "no practicantes"... Sí, ya sé que es una tradición, como otras muchas, pero lo que me deja perpleja es la subida espectacular en adeptos que están teniendo ultimamente, tanto en participantes como en mirones.

    Analicemos:

    Los medios hacen lo suyo, y desde luego, en estos días, todas las cadenas (tristes o alegres) te cuentan con pelos, señales, lágrimas y saetas el itineriario procesional de las cuidades más importantes. Y ya sabéis del poder de los mismos...

    Por otro lado, cualquier famoso que se precie, se tiene que dejar ver estos días por Sevilla, Málaga o Granada. Bien sea en un balcón, a pié de calle o debajo de un capuchón (eso sí, hay que descubrirse oportunamente ante una cámara). Y también sabéis del peso de la prensa rosa en nuestro país...

    La crisis también creo  que ha contribuído en este tipo de aficiones. Es por todos sabido, que ante las desgracias y las malas épocas, el cristiano fiel se agarra a un clavo ardiendo para poder salir del atolladero... y, por otra parte, como la abundacia no es la reina, que mejor que pasar las vacaciones a ritmo de saeta, con fervor y devoción, como los vecinos del 5º C...

    Algún factor más habra influído, como que las modas son cíclicas y bla,bla,bla... El caso es que durante estos días  lo que nos espera es el sonido de trompetas y tambores... España se viste de luto y, aunque parezca extraño, las calles se llenan de turistas motivados por el gran duelo de la pasión.

    Yo alimentaré mi parte tradicional y costumbrista haciendo y comiendo torrijas...

    ¡Felices Vacaciones! 

    votar

    2 comentarios :

    Olga dijo...

    Bueno, yo difiero absolutamente con tu post.
    Creo que siempre ha tenido el mismo arrastre la Semana Santa. Siempre ha habido lleno total en los lugares con más tradiciones y, los que van a verlas son siempre los mismos. Puede haber un porcentaje que varíe, pero creo que es bajo (por ejemplo yo: si me voy fuera, pues paso, pero si me quedo en Valencia, tengo claro que mis prioridades son las procesiones de la Semana Santa Marinera).
    Sí que creo que en estos últimos 2/3 años ha habido una pequeña subida debida a la crisis: la gente no se va fuera o bien, elige España en lugar de extranjero. También creo que será pasajero. Seguramente un porcentaje de los que no la conocían quedarán enganchados, pero el resto, recuperados sus ahorros, harán la marcha de siempre.
    Y también creo que, efectivamente, los medios hablan más de ello, pero también hablan más de cualquier fiesta o tradición española o mundial. Simplemente se les acaban las noticias o buscan más variedad (lo que me parece genial), pero no porque esté de moda. Y hacen fuerza, pero creo que dentro del mismo pequeño porcentaje.
    Creo que la masa que respeta y sigue las tradiciones es mayoritariamente invariable.

    CreatiBea dijo...

    Olga,gracias por el comentario tan bien argumentado. Decirte que tampoco es que haya hecho una investigación exhaustiva de estadísticas para escribir el post (jejejeje). Simplemente me sorprendió que el otro día por la noche en la radio dijeron (más o menos) que las procesiones se estaban poniendo de moda, y justo al día siguiente lo leí en un artículo, de no recuerdo que períodico digital... y me dió por pensar que era cierto.

    Yo sí que creo que nos están metiendo el tema procesional a cucharones en los medios... Y que esto influye, no lo puedes negar...

    También veo a mi alrededor a gente que nunca le ha llamado la atención estos actos y que desde el año pasado acuden como si se tratase de algo nuevo y divino...

    Yo si creo que es una moda, y como toda moda, pasajera. Si en el fondo estamos diciendo lo mismo...

    Besos guapa