; //
  • 6 Beryl Markham

    . 24 febrero 2010

    Por recomendación de Ana Laura he estado indagando en la vida de esta gran mujer: Beryl Markham. Y, como ella muy bien había supuesto, me ha fascinado.


    Y, por supuesto, aquí estoy, manos a la obra, para mostraros la vida tan emocionante de esta adorable aventurera.


    Peculiar y atípica mujer para la época que le tocó vivir. Tenaz y perseverante logró sobresalir en un mundo de hombres, con hazañas dignas de mención. Fue la primera persona que, a bordo de un monoplano de un solo motor, sobrevoló en solitario el Océano Atlántico en dirección oeste. Este acontecimiento quedó plasmado en: "Al oeste de la noche" , libro que relata la aventura, y sobre el que el mismo Ernest Hemingway comenta:


    "Está tan bien, tan maravillosamente bien escrito, que me avergüenzo por completo de mí como escritor".




    Markham había nacido en 1902, en el seno de una familia acomodada. Su padre, un aventurero incurable, abandonó Inglaterra y cuatro años más tarde, se llevó consigo a su hija y fundó un aserradero y una granja en Kenia, cerca de Nairobi, hasta que una tremenda sequía acabó con todo en 1919. Arruinado, el señor Clutterbuck marchó al Perú. Beryl, no obstante, decidió quedarse en África. Para entonces hablaba swahili, masai y nandi, y pronto se convertiría en la primera mujer de todo el continente africano con licencia para amaestrar caballos.
    Fue en 1931 cuando comenzó a volar en una pequeña avioneta. Transportaba provisiones, trasladaba pasajeros o llevaba el correo para la East African Airways, de Kenia a Sudán, de Tanganica a Rodesia. También inventó la cacería de animales desde el aire: contratada por los safaris, exploraba las llanuras desde su aeronave y conducía a los cazadores hasta las presas más próximas.
    Sólo con estos datos podemos intuir la vida tan activa, intensa y emocionante de Beryl, pero aún hay más: "Al oeste con la noche" y Memorias de África están estrechamente relacionadas. No sólo el escenario y el tema es el mismo, sino que algunos personajes conviven en ambas historias. Y, en este punto, tengo que confesar, me he llevado una pequeña desilusión al descubrir que la impresionate historia de amor de Isak Dinesen con el dandi, piloto y cazador inglés Denys Finch Hatton, era una relación de tres. Resulta que al mismo tiempo que Hatton mantenía esta relación con la escritora danesa, también se encontraba ocasionalmente con Markham. Hecho que obvió Dinesen en su relato... Me pregunto: ¿Lo sabría?
    votar

    6 comentarios :

    Ana Laura dijo...

    Estaba segura que te iba a interesar Beryl, una mujer absolutamente fuera de lo común en esa época (y en la nuestra, si a eso vamos). Lo del romance con Hatton no quise decírtelo para no arruinarte el pastel :)

    Un gusto andar por aquí, saludos!

    CreatiBea dijo...

    Totalmente, Ana Laura. Una mujer valiente, moderna y emprendedora.
    Me voy a leer su libro, que dicen que está maravillosamente escrito.
    Muchísimas gracias. Ahhhh y sí... Me llevé un chasco tremendo con el romance... :(

    Un abrazo.

    Mª Mercè dijo...

    Hola Bea, yo también acabo de llevarme un chasco y más aún, por haber estado en la granja de Karen Blixen en Nairobi, el pasado octubre. Allí, en los terrenos de lo que fue el cafetal, está enterrado Denys.

    Y me pregunto ¿Cómo consiguió Karen enterrarlo en sus terrenos si estaba por medio Markham?

    No creo que lo sepamos nunca. Lástima!

    Un abrazo muy fuerte!

    Ahhh, y "vengo de la mano" de YdB

    CreatiBea dijo...

    Mª Mercé me sorprendió tanto que lo mire tanto el la biografía de Markham, como en la de Hatton, y los biógrafos coinciden... Pero no he encontrado ninguna reseña que confirme que Denisen lo sabía...
    En todo caso, sabemos que a estas dos átipicas mujeres les unía el amor por África y el amor por el mismo hombre...

    Mª Mercè dijo...

    Bea, pues ya somos tres que amamos África.

    ¿Te has pasado por mi blog de viajes? Estoy en el 5º capítulo de mi reciente viaje por África. Te espero!!

    Un besazo!

    CreatiBea dijo...

    Mª Mercè claro que me he pasado. Me hice seguidora en cuanto lo ví. Estupendo blog de viajes.

    Un abrazo