; //
  • 2 Varenna: Un lugar donde perderse

    . 25 enero 2010

                                                               
    Quiero compartir con vosotros la primera imagen que tengo de esta fascinante y maravillosa villa enclavada en la ribera del lago de Como.
    Varenna desde el lago de como

    Desde esta perspectiva, Varenna se asemeja a la portada de un cuento de hadas, y no es muy distinto cuando pones el pie en tierra y comienzas a pasear por sus apretadas callejuelas.

    Lo primero que me llama la atención, y atrae irremediablemente mi mirada, es el contraste de colores y la forma en que están encajadas las casas en la ladera de la montaña. Ese aparente desorden me seduce, y potencia por mil mi carácter impaciente:

     Estoy deseando llegar.


    La paz y tranquilidad que se respira es increíble e indescriptible, y más si tenemos en cuenta, que acabo de visitar su pueblo vecino (Bellagio), en el que el bullicio y la cantidad de personas por metro cuadrado es abrumadora.

    La magia me envuelve mientras comienzo a pasear por el estrecho mirador que recorre el pueblo. El verde intenso de la hiedra, que tapiza practicamente la totalidad de los muros de las casas, y el azul del lago son, en ese momento, los colores dominantes. Estoy tan hechizada por la espectacularidad de lo que contemplo, que  hago "clic", e incluyo este instante en mi colección de momentos inolvidables.


    Mientras camino por las empinadas  y pintorescas calles de Varenna, voy descubriendo, con cierta sorpresa, la singularidad de este lugar:


    Casi todos los peldaños de las escalinatas  están cubiertos por cojines multicolores, como invitando al descanso.


    Los balcones y ventanas espléndidamente adornados por flores y molinillos de variadas formas y colorido.


    Los tranquilos cafés con vistas, el empedrado románico de sus calles, los pequeños portones por los que te asomas y descubres un paraíso pictórico, las inigualables e impresionantes vistas del lago de Como desde lo alto, la torre medieval  que sobresale entre los tejados, el viejo teleférico...


    Varenna  no es un lugar convencional, es un lugar diferente e inesperado. La bohemia Varenna es residencia de músicos, escritores y pintores... atraídos, supongo, por la inspiración que desprende... y es, desde luego, un maravilloso lugar donde perderse.

    votar

    2 comentarios :

    Anónimo dijo...

    Estoy deseando ir,gracias por esta visión del lugar.

    Anónimo dijo...

    Qué palabras más bellas para un bello lugar.

    Fantástico blog.

    Helena