; //
  • 4 Erotismo... Hasta donde la imaginación alcance...

    . 17 enero 2010

    Un perfecto y afilado tacón de doce centímetros encajado en un elegante zapato de suela roja, activa el botón de la imaginación y le pide que comience su trabajo, un trabajo de representaciones y creaciones infinitas...

    Sugestión, promesa, insinuación... esto es erotismo.

    El erotismo   nunca viaja  sólo, siempre va acompañado, como en un tándem, de la imaginación, y se mueven, como pez en el agua,  por cualquiera de los sentidos: vista, oído, gusto, tacto y olfato, para evocar internamente aquellos recuerdos o imágenes que desencadenan la excitación sexual.
    Particularmente, siempre me ha gustado mucho más insinuar que mostrar, y creo que en el arte de la seducción esto sería el punto más importante a seguir. Es curioso, que  en mis conversaciones sobre este tema con el sexo contrario, la gran mayoría opina lo mismo, aunque creo que cuando hablamos de insinuación, hombres y mujeres  no atribuímos el mismo significado a la palabra. 
    Es evidente lo diferente que es el sentir erótico entre el sexo masculino y femenino.  Las mujeres estamos  dotadas de un extraordinario erotismo cutáneo y que la utilización de perfumes, tacones altos y lencería sensual , son en su totalidad una manifestación de esa carga erótica. Las mujeres,  somos  mucho más sensibles que los hombres al ritmo, a la música, a los sonidos, a las palabras, al tacto, las caricias,  a los olores , a los colores...Por el contrario, el erotismo masculino es más visual, más genital.  Los hombres  miran, repasan, siluetean, sopesan, presuponen y, al final, evalúan.
     Y para ser un poco concreta y no evadirme con divagaciones sobre el tema, pondré algunos ejemplos en primera persona:
    Siempre he dicho, y los que me conocen bien lo saben, que a mi me atrae irremediablemente una voz profunda y varonil. En mi escala de valores en lo que al erotismo masculino se refiere, este sería uno de los puntos importantes. 
     El aroma, sería otro.  Es algo que a mi me puede... Deciros, que una vez, mientras hacía la compra en un supermercado, me puse  a seguir el rastro por los pasillos  de un aroma masculino que me encandiló... (Lo encontré).
    Visualmente, me activa la imaginación erótica, ver un hombre cocinando.. y algo ya sublime, sería verlo sólo cubierto por un delantal... 
    En cuanto al tacto, me fijo mucho en las manos: Como son, como se mueven, como tocan... Es tan importante saber tocar... Tenéis que saber, lectores masculinos, que las caricias son elementos fundamentales para la excitación erótica femenina. Y esto tiene una explicación: La  oxitocina, que hace diez veces más sensibles  los receptores de la piel de la mujer. Así que, ya sabéis, aplicaros, y  antes de poner vuestras manos en una fémina, distinguid entre lo que es  amasar y lo que es acariciar... 
     Sobre el gusto.. no lo tengo tan claro... hay algo que me resulta muy erótico...pero no sé si es  visual o gustativo...  Os pongo en situación: Compartir un helado o un pastel, en un juego alternativo de bocados, en el que no se sabe si en el siguiente turno tu interlocutor le va hincar el diente al chocolate, o a tu boca...

    Llegados a este punto, supongo que a todos se os habrá activado un poco la imaginación, así que propongo que animéis este post con vuestros comentarios y me mostréis,  en primera persona, lo que más os pone...

    Felices sueños y recreaciones eróticas!!!


    votar

    4 comentarios :

    Anónimo dijo...

    Como bién dices la diferencia entre lo que seduce a un hombre y a una mujer es muy distinto. A las mujeres va más encaminado a ver en el sexo opuesto rasgos como...

    Protección: A tí el hombre con el delantal y cocinando te denota que te puede cuidar a tí y a tus hijos el cuidado necesario.
    Masculinidad: Un hombre con voz pausada y profunda denota elevada autoestima y seguridad, muy atractivo.
    Trabajo: Aunque no es excluyente, un hombre poderoso atrae irremediablemente. Le garantiza a la mujer un buen futuro para su descendencia.
    Aspecto físico: También resulta importante, aunque no se necesita un Brad Pit si los aspectos anteriores son notables.

    A un hombre como bien dices le atrae mucho más el aspecto físico, y por tanto donde haya un buen par de.....suficiente!!! Personalmente prefiero una mirada profunda e insinuante...dice mucho más que eso.

    ANTONIOB dijo...

    Comparto vuestra opinión sobre la diferencia entre hombre y mujer con respecto al erotismo.
    A mi personalmente me atrae mucho la mirada.
    Las manos y la voz son elementos que me ayudan a "descartar".
    El olor también me condiciona bastante.
    En el juego de la seducción no vale todo. La sinceridad y las inteligencia son fundamentales.
    Prefiero la insinuación aunque me encanta mirar, soy un "voyeur".

    CreatiBea dijo...

    Antonio, me ha gustado eso de "las manos y la voz ayudan a descartar"... Muy bueno, y lo comparto.

    Ana Laura dijo...

    Pues a mí me erotiza que me miren fumando. Estoy convencida de que soy bien fetichista...