; //
  • 8 Dejar de fumar: Beneficios IV

    . 05 agosto 2014
    8 comentarios


    Beneficios todos, claro está, pero en este último capítulo os voy a contar las primeras buenas sensaciones, y las mejoras que he ido percibiendo a lo largo de estos casi tres meses de mi nueva vida sin tabaco.

    Veamos:

    Lo primero que noté después de dejar de fumar es que mi sentido del olfato mejoró considerablemente (y eso que creía que tenía una nariz de sabueso...). Y en este sentido siempre recordaré mi primera buena sensación: 

    Fue maravilloso cuando percibí el olor del mar. 


    Adoro el mar, ya lo sabéis, y quizá porque su aroma es tan sutil, no me había dado cuenta de que no lo estaba disfrutando con los cinco sentidos... ahora que lo puedo oler, las sensaciones son mucho más intensas y completas. 

    En cuanto a olores también ha sido genial desterrar de mi vida el (asqueroso) olor a tabaco. He re-descubierto mi olor corporal, y el nuevo aroma que adquieren los perfumes en mi piel, y me encanta. 

    Otro beneficio bastante notable ha sido el aspecto de mi piel. Vamos, que he podido constatar lo que significa ganar luminosidad... ¡Vaya si se nota! Si incluso juraría que la piel de mi rostro ha cambiado de color... Ahora tiene buen color: sonrosadito y jugoso, y estoy encantada.  
    Y aquí una reflexión: Ninguna crema va a devolver la luminosidad a tu rostro mientras sigas fumando, así que no malgastes el dinero, y deja de fumar.  

    Sigamos.

    También respiro mucho mejor, obvio, y mi capacidad pulmonar ha aumentado una barbaridad (quizá esto sea lo más importante). Me parece increíble, pero en tres meses he pasado de fumar 20 cigarrillos diarios y de no  poder aguantar corriendo ni 500 metros, a correr seguidos 6 o 7 km casi sin despeinarme. 

    Je.  

    Otra cosa bastante curiosa es que me encuentro mucho más tranquila y relajada. Y esto resulta paradójico porque siempre he tenido la sensación de que el tabaco me ayudaba a relajarme, y resulta que lo que hacía es estresarme más. Digo yo que será debido a la tensión que se genera entre cigarrillos, vamos, que el estrés y la irratibilidad lo genera la propia adicción

    Y otra que nunca me había parado a pensar es que he ganado tiempo. ¿Sabéis la cantidad de tiempo que se pierde al día fumando? Y yo que siempre me he quejado de que me faltaban horas, y desperdiciaba un tiempo muy valioso ahumándome... De idiotas. 

    En fin... 


    Me he dejado para el final la mejor de las sensaciones: 

    La de libertad

    Soy libre y no dependo de la esclavitud el tabaco, y eso es lo mejor, os lo aseguro. Esa sensación de poder hacer cualquier cosa sin pensar si se puede fumar o no, no tiene precio. Además disfruto mucho más intensamente de todo, porque en cada actividad que emprendo no estoy pensando cuándo terminaré para poder fumar.  

    Se podría decir que disfruto más de la vida

    Me noto fuerte, saludable y con una sensación constante de bienestar. 

    De verdad, me siento tan bien... Taaan bien, que casi podría decir que dejar de fumar es felicidad, o al menos el camino. 



    No hay mucho más que decir. 

    Gracias a todos por estar ahí, por apoyarme y animarme. Vuestros comentarios han sido refuerzos excelentes y una ayuda considerable. Os he sentido cercanos. ¡Mil gracias!

    En Septiembre intentaré que vinividivinvi vuelva a la normalidad. ^^

    ¡Felices vacaciones!

    Pin It
    votar

    11 Dejar de fumar: Mis armas (III)

    . 04 julio 2014
    11 comentarios


    Lo primero tengo que aclarar que esta serie de post los estoy escribiendo a toro pasado. Vamos, que ahora mismo llevo 57 días ya sin fumar, y, aunque sigo alerta, ya empiezo a imaginarme en el podio ganador. Me siento vencedora y fuerte, e incluso ya pasan días enteros en los que no pienso para nada en el proceso en el que estoy, y ni mucho menos, en llevarme un cigarrillo a la boca. Como comprenderéis, ya solo por esto (que para mi es mucho más de lo que podría imaginar) me siento triunfadora

    Pero sigamos con los primeros días:

    Como ya os dije, mi arma principal en los primeros días fue el deporte. Con él mataba varios pájaros de un tiro. 

    Pero primero veamos todo lo hacía:

    Running todos los días de 8 o 10 Km de 'cacos' (CAminar-COrrer).
    Bicicleta como medio de transporte siempre que podía.
    Pilates 2 horas a la semana.
    y Aero Yoga otras dos.

    No paraba. Y hubiese hecho más si hubiese tenido más tiempo. (Llamadme exagerada, pero así es)

    Y ahora veamos esos 'pájaros' ^^:

    Fundamentalmente lo que quería es mantenerme ocupada en los ratos libres. Tener planificados los tiempos muertos me daba mucha seguridad, porque los momentos ociosos en estos primeros días son muy peligrosos, y yo lo sabía. Así que ahí me teníais a mi, matándome a hacer deporte... ufff qué loca estaba... (ahora me hace gracia y todo) Aparte de los deportes planificados (correr, pilates etc.) en cuanto me entraban ganas de fumar, me ponía como una posesa a hacer abdominales, o saltitos (jeje), dependiendo del momento y la situación. Lo que fuese con tal de no caer en la tentación. (Luego me pasó factura, porque de tanto hacer me lesioné... pero eso ya lo contaré otro día).

    Por otro lado, al hacer deporte me sentía de maravilla. Durante esos momentos no pensaba en el cigarrillo (y eso ya era lo más), pero como además la actividad física favorece la producción de endorfinas, unos neurotransmisores que estimulan el cerebro de similar manera que la nicotina,  me venía genial también para unas cuantas horas después. 

    El deporte también me ha ayudado (y me sigue ayudando aún hoy) a combatir la ansiedad.  Mano de santo ponerse a correr.  Te desfogas que no veas, te ayuda también a deshacerte de los kilos que puedas coger durante el proceso, y te pones en forma. ¿Qué más queremos? Para mi es la mejor forma de dejar de fumar.  Además es genial, porque es un deporte en el que se progresa tan rápido que no da tiempo a desmotivarse, lo que hace, por otro lado, que sea bastantate adictivo, pero eso ya es otra historia... 

    No soy de dar consejos, pero de verdad, si queréis dejar de fumar, comenzad a correr. Lo demás vendrá solo

    ¡Ah!  también tengo que destacar  mi gran descubrimiento deportivo en este proceso: El aeroyoga.


    Disculpad la calidad de la imagen, pero la tengo que poner porque fue mi primer día, y ya hice mi primera inversión (Muy básica, pero ole para mi ¿no?... ahora ya hago muchas más cositas jeje)
    Respecto al aeroyoga, o yoga aéreo, no tengo más que buenas palabras. Si por mi fuera (y pudiera) habilitaría una zona de mi casa para colocar un columpio, y poder practicarlo a diario. No conozco disciplina deportiva tan completa como esta, tanto en actividad física, como mental. Sería algo así como fortalecer la mente y la coordinación del cuerpo, lo que lo convierte en un auténtico fitness integral. (investigad un poquillo y veréis)

    La bici también ha sido otra gran aliada. En este caso no hacía ciclismo, sino que la utilizaba como medio de transporte. Y me vino genial porque evitaba el coche (en el que siempre fumaba, y era una super-mega-tentación por asociación) y porque además hacía deporte. Vamos, que la bicicleta también ha interpretado un papel bastante importante en este proceso, además de hacerme cambiar el chip en otro sentido, ya más ecológico.

    Otras de mis armas, no tan potentes como el deporte, pero que también me han ayudado bastante han sido: las pipas, las zanahorias y la coke zero
    Dicho así, suena bastante dispar y extraño, pero básicamente han sido mis refuerzos entre horas para matar la ansiedad mientras no hacía deporte. Aquí cada uno tendrá unas preferencias (chicles, chupachups etc) pero es fundamental tener este tipo de apoyo. Yo, opté fundamentalmente por estas tres (sobre todo las pipas... que no os falten para momentos de tele, por ejemplo) porque combaten perfectamente la ansiedad, y son mucho más sanas que las chuches. 

    Y hasta aquí el capítulo de hoy, en el próximo os contaré las primeras buenas sensaciones y beneficios.

    Continuará...

    Capítulos anteriores:







    Pin It
    votar

    22 Dejar de fumar: Los primeros días (II)

    . 18 junio 2014
    22 comentarios


    Finalicé el capítulo anterior enseñando las zapatillas que me compré para correr, pero (aunque creo que queda dicho entre líneas)  se me olvidó decir lo más importante: las compré pensando que sería una buenísima (y motivadora) inversión del dinerito que me iba ahorrar durante mi primer mes sin fumar

    Unos 120€ para caprichitos variosY así todos los meses.  

     ¡¡¡Yabba Dabba Doo!!

    No me digáis que esto no es motivador....

    Pero sigamos: 

    El primer día, como os dije, pasó sin demasiado esfuerzo. Claro, que no puedo decir lo mismo del segundo, tercero y sucesivos, hasta pasar la primera semana

    Fueron días malos, interminables, desquiciantes, frenéticos de actividad física (y mental) y los peores hasta ahora vividos en este proceso. 
    Es así, y no creo que sea bueno suavizarlo. Realmente el desenganche físico es muy duro porque la ansiedad te devora, pero si sabes como atacarlo o sobrellevarlo, y tienes fuerza mental, se puede con ello.

    Mi forma fue matarme a hacer deporte  y pensar en el día a día

    'Hoy no fumo'

    Cuando te das cuenta ya han pasado cuatro o cinco días, y cada vez compensa menos fumarse ese cigarrillo ansiado, tirarlo todo por la borda, y volver a empezar.

    Es así de simple y de complejo a la vez.

    Tengo que aclarar que yo me enfrenté al asunto a pelo, sin pastillas, chicles, ni parches, ni nada, pero vamos, que cualquier otra opción es válida siempre que os ayude.  Mis armas fueron fuerza mental, motivación deportiva, estricta planificación de las horas libres, disciplina y tenerlo muy claro. ¡Ah! bueno, y aunque me di cuenta después porque no lo tenía planificado, quizá también me ayudó bastante tener información. Leer, leer y leer sobre lo que iba a pasarme (bueno y malo), sobre todo en la parte física, que era de la menos sabía y la que más me desconcertaba.

    Así que, aún a sabiendas de que cada cuerpo es un mundo y de que los síntomas de abstinencia pueden ser distintos en cada persona, voy a describir los míos, porque me parece importantísimo que sepáis identificarlos,  y que estéis preparados para poder atacar.

    Cuando dejas de fumar los primeros días son los peores porque estás deshabituando tu cuerpo del consumo de nicotina, vamos que estás en pleno síndrome de abstinencia. Tu cuerpo está habituado a una dosis y si no se la das reacciona. En mi caso los síntomas fueron estos:
    • Ansiedad brutal
    • Hiperactividad (no paraba de hacer cosas)
    • Falta de concentración
    • Aceleración física y mental (hablaba contínuamente, y los pensamientos iban y venían a mil por hora)
    • Irritabilidad  (estaba verdaderamente insoportable. Mal humor, rabia, malas contestaciones... )
    • Irascibilidad (hasta el leve aleteo de una mariposa podía molestarme y provocar una reacción desmesurada)
    • Excesiva sudoración (yo no sudo casi nada, así que esto me llamó especialmente la atención) Lo pregunté al médico y efectivamente es un síntoma de los procesos de abstinencia.
    • Granos en la cara y pupas en los labios (también contrastado con mi médico. En este caso me comentó que se producen por la eliminación de toxinas)
    • Mareos (el médico me explicó que es debido a la mayor entrada de oxígeno)
    • Puntualmente tuve algún día de tristeza profunda y de no poder parar de llorar. (Aún tengo alguno)
    • Ganas de fumar (en mi caso aparecía a picos de diferente intensidad. Los primeros días esa sensación aparece muchas veces y dura unos segundos de forma muy intensa, luego se va espaciando y suavizando)


    Casi nada ¿eh? Lo bueno es que estos síntomas (los del mono físico) son muy intensos los primeros días y luego se van aplacando. 
    Si sabes lo que te va a pasar, y tienes preparadas tus armas mentales, te enfrentarás a ello y lo pasarás porque lo tienes que pasar. Todos los monos se vencen con la seguridad de que quieres vencerlos. Es así. 

    Piensa que serán solo unos días, y que cada día que pasa es una batalla ganada, pero ojo, una batalla,  no la guerra, porque después aparecerá el  mono psicológico, el que tiene que ver con las miles de costumbres asociadas al tabaco, y ése, aunque es mucho más suave, es mucho más sibilino, dura más, es traicionero e inesperado...

    En el siguiente capítulo os contaré mis armas para contraatacar, y algunos de los primeros síntomas positivos

    De momento, y para abrir boca, os enseño otra buena aliada en esta guerra: Mi bici.


    Continuará...
    Capítulos anteriores: 

    Pin It
    votar

    14 Dejar de fumar: La decisión (I)

    . 11 junio 2014
    14 comentarios


    Como ya os dije, voy a comenzar una serie de post contando mi experiencia en este duro proceso de dejar de fumar.

    Fundamentalmente lo hago por si puedo animar y ayudar a alguien que esté en estas mismas circunstancias, pero también lo hago para mi, ya que esta decisión ha supuesto un cambio muy importante en mi vida y quiero dejar constancia, de la forma más exhaustiva posible, de todas las sensaciones (buenas y malas) que voy experimentando.

    Y dicho esto, allá vamos:

    La decisión surge de repente y sin tenerlo planificado.

    Bueno, si que es cierto que un mes antes empecé a aficionarme al runnig y ya venía trasteando en mi cabeza la idea de que no me parecía demasiado coherente hacer tanto deporte (e intentar llevar una vida bastante sana en alimentación y en casi todo), y estar enganchada al cigarrillo, así que, aunque a ráfagas, y no de una manera muy consciente, sí que había pasado por mi mente el planteamiento de dejar de fumar, pero no muy en serio. Es más, creo que me aterraba tomar esa decisión porque confiaba tan poco en mi y en mi fuerza de voluntad, que pensaba que iba a ser imposible. 

    Por un lado tenía miedo a pasarlo mal y a fracasar, y por otro me daba pánico pensar en ese último cigarrillo y en esa vida sin poder fumar NUNCA. Para que me entendáis, yo era de esos fumadores que pensaba que fumar es un placer, y por lo tanto, que una vida sin poder fumar sería mucho menos placentera. Y precisamente ese "NUNCA" era lo que mentalmente me bloqueaba, por eso creo que fue genial para mi cambiar el planteamiento, y pensar solo en el día a día.

    Y así ocurrió el 8 de mayo pasado, ese día me levanté, y como si me hubiese sometido a una sesión de hipnosis, decidí que iba a intentar no fumar nada, a ver cuanto aguantaba... Para mi sorpresa, y sin demasiado esfuerzo,  aguanté todo el día sin fumar, y ahí empezó todo. 

    Al día siguiente me compré estas zapatillas nuevas para correr: 






    Continuará...


    Pin It
    votar

    15 Soy "ex"

    . 06 junio 2014
    15 comentarios


    Soy libre. 
    Por fin. 
    Y estoy la mar de feliz.
    Hoy celebro mi primer mes sin fumar y estoy encantada. 

    Y después de soltar la bomba de felicidad, os pido disculpas por desaparecer así, sin decir ni pío... pero  en este primer mes de mi nueva vida sin tabaco, decidí desconectarme del blog (porque escribiendo fumaba) y de todo lo que mentalmente me conectase con el hábito de fumar. 

    Ya me disculparéis...

    No quiero soltar ahora el rollo del cuándo, el cómo y bla, bla, bla... (aunque lo contaré en otros post por si puedo ayudar con ello a alguien), pero sí os diré que no ha sido tan duro como pensaba, y que estoy más que feliz.  

    ¡Se puede!

    Iré retomando el blog poco a poco. No quiero ponerme obligaciones, así que publicaré cuando pueda y tenga ganas... aunque sí quiero establecer cierta periodicidad. Veremos. 

    (Espero que aún haya alguien por aquí)

    ¡Feliz fin de semana! 


    Pin It
    votar

    13 Resultados de la encuesta: 'Quiero una cita con...'

    . 28 abril 2014
    13 comentarios


    Tras un descanso bloguero un poco más largo de lo que dije, aquí estoy de nuevo y con los resultados de la encuesta 'Quiero una cita con...'.

    Aquí los tenéis:

    Elizabeth / Kim Basinger (Nueve semanas y media)2123%
    Vizconde de Valmont / John Malkovich (Las amistades peligrosas)89%
    Catherine Tramell / Sharon Stone (Instinto básico)22%
    Neo / Keanu Reeves (Matrix)33%
    Amèlie /Audrey Tautou (Amèlie)1112%
    Theodore Twombly / Joaquin Phoenix (Her)55%
    Mía / Uma Thurman  (Pulp Fiction)33%
    Daniel Cleaver /  Hugh Grant (El diario de Bridget Jones)89%
    Maggie Fitzgerald / Hilary Swank (Million Dollar Baby)22%
    Tyler Durden / Brad Pitt  (El club de la lucha)33%
    Scarlett O’Hara / Vivien Leigh  (Lo que el viento se llevó)67%
    Capitán Jack Sparrow / Johnny Depp  (Piratas del Caribe)44%
    Vivian Ward / Julia Roberts (Pretty Woman)55%
    Edward Lewis / Richard Gere (Pretty Woman)1112%





    Y la ganadora, la number one, la que ha arrasado es Kim Basinger, o mejor, su personaje Elizabeth en 'Nueve semanas y media'.

    Elizabeth
    Elizabeth

    Aunque era de esperar ¿verdad?.
    La película un clásico ya del cine erótico. Y como buen clásico se ve que ha dejado huella en vuestra memoria, y puestos a pedir citas, si lo que queréis es una de corte erótico festivo, que mejor que una con esta mujer que derrocha sensualidad por los cuatro costados. Aunque claro, no sé si todos los que os habéis decantado por esta opción tendríais la perversa habilidad de John Gray (Mickey Rourke) para conseguir llevárosla al huerto... 

    Dejémoslo ahí. 

    En el segundo puesto de nuestras supuestas citas tenemos un empate. Un hombre y una mujer:

    Amelie / Edward Lewis




    El atractivo Edward Lewis (Richard Gere) y la dulce Amelie (Audrey Tautou).

    A mi me encantan los dos personajes, y me lo pasaría genial en una y mil citas con Amelie (yo también creo como "Mi álter ego", que seríamos grandes amigas), pero entendedme, mi voto ha sido para Edward
    Sí, llamadme ilusa y romanticona, pero cuando elegí es lo que me pedía el cuerpo, y puestos a pedir, no puedo imaginar una cita mejor que la de la escena de la ópera. De la cita me gusta todo. Desde que sea una sorpresa (cuánto echo de menos que me sorprendan... ay...), la sorpresa en sí (adoro La traviata) la intención, la forma, la compañía... todo. 

    (suspiros encadenados)

    En fin, que ya me comprendéis, porque no he sido la única.

    Respecto a los que habéis elegido Amelie, sin duda sería una cita diferente, divertida y muy especial. De esas de repetir, porque seguro que crea adicción. ¡Genial personaje! 

    En el tercer puesto tenemos otro empate: Dos hombres.


    Vizconde de Valmont/ Daniel Cleaver

    El seductor Vizconde de Valmont  (John Malkovich) y el vividor canalla Daniel Cleaver (Hugh Grant).


    Entendible este tercer puesto. Uff... No me importaría tener una cita con alguno de los dos. Sobre todo con Valmont. Vamos, que  si hubiese podido votar más de una opción, hubiese elegido también una cita con él. Eso sí, haciéndome la dura (aunque me derrita por dentro), sólo para verle desplegar todas sus artes seductoras y su increíble ingenio.


    Con Daniel Cleaver (el personaje) no me motiva mucho una cita, pero pensando en el actor... hmmm... Hugh es mucho Hugh, y quieras o no, eso (me) tira. El personaje no me gusta demasiado porque se le ve venir a leguas. Es el típico malote, un poco seductor tontainas, demasiado previsible… No, no, no.  Aunque oye, ahora que lo pienso, no estaría mal una cita con él para jugársela… Ya me entendéis.

    En el cuarto puesto tenemos a una gran mujer.

    Scarlett O’Hara

    La caprichosa, cautivadora y manipuladora por antonomasia: Scarlett O’Hara (Vivien Leigh)

    Y bien, aunque el personaje me encanta, no me llama nada una cita con ella. Quizá porque la conozco demasiado, no sé. Aunque entiendo vuestra elección, porque es un personaje muy seductor y apetecible. Quizá, si se diera esa cita, le preguntaría algunas cosas sobre las que tengo curiosidad: Si hubo algo más que un beso con Ashley Wilkes, que si pudiera dar marcha atrás en su vida, si cambiaría algo... ¡ah! y que me enseñase a levantar una sola ceja, así, en plan seductor...  

    Sigamos.

    En quinta posición tenemos, empatados con cinco votos cada uno, de nuevo a un hombre y a una mujer:


    Vivian Ward / Theodore Twombly

















    La irresistible e ingenua Vivian Ward (Julia Roberts) y al absolutamente encantador Theodore Twombly (Joaquin Phoenix).

    Por el lugar que han ocupado en la encuesta estos personajes no os han debido parecer muy apetecibles para una cita. Lo de Vivian igual tiene que ver con la profesión (¿?) No sé… Aunque a mi tampoco me dice mucho su personaje, igual es demasiado simplón..., pero pensaba yo que iba a estar más solicitada… Raro.

    Respecto a Theodore, debe haber sido porque no es muy conocido (la peli es  bastante nueva e igual todavía no habéis tenido el gusto), porque es un hombre que enamora. Theodore es sensible, tierno, cariñoso, detallista, sentimental... un amor, vaya. ¿Quién no estaría tentado a tener una cita con una persona así? Y diréis: 'Sí, sí... pero no le votaste'. Pues no, a mi me van más los duros (o difíciles), que le vamos a hacer... Aunque dudé.

    En la sexta posición tenemos otro hombre:

    Capitán Jack Sparrow

    El embaucador Capitán Jack Sparrow (Johnny Depp).

    Pocos votos ha tenido, cosa que entiendo, porque, disculpadme, pero a mi no me atrae absolutamente nada. Debe ser por un poco de todo. No me gustan este tipo de películas, el tema ‘piratas’ y aventuras varias me da una pereza que no veas, el actor tampoco me mola, y esos ropajes y el look me echan para atrás. Así que poco me iba a seducir a mi este hombre… además tampoco encuentro muy interesante una conversación con él.

    En la séptima, ya con muy pocos votos (tal que tres cada uno), dos hombres:

    Tyler Durden / Neo

    El complejo y obsesivo Tyler Durden (Brad Pitt) y el escéptico y suspicaz Neo (Keanu Reeves). 
      
    Sin duda dos personajes complicados y un poco rayantes. A mi personalmente no me apetecería una cita con ninguno de los dos, y viendo los resultados, parece que a vosotros tampoco. Con Tyler, aunque el personaje es muy atractivo (y seguro que con buena conversación), vete tú a saber cómo acabaría la cosa… Quita, quita, demasiado violento.

    Y con Neo, más de lo mismo. El personaje es fascinante, pero sería un cita un tanto movidita e inquietante.


    En último lugar, con tan solo dos votos cada una, dos mujeres:


    Catherine Tramell / Maggie Fitzgerald


    La intrigante Catherine Tramell (Sharon Stone) y la luchadora Maggie Fitzgerald (Hilary Swank).

    Unos últimos puestos que me han sorprendido bastante. Pensaba yo que el personaje de la Stone iba a ser de los más solicitados, pero no. Se ve que esto de ‘amarse peligrosamente’ no va con mis lectores… y mira que el riesgo tiene su aquel… En fin. O será que de tan explícita, no mola… Podría ser también. El caso es que en esta encuesta Catherine Tramell no se ha comido un rosco.


    Lo de Maggie tampoco lo entiendo muy bien. Vale que el personaje no es muy seductor, pero no sé por qué me había yo hecho la idea de que una tía entrenando, sudorosa y eso, iba a llevárselos de calle… Pero es que además Maggie es valiente, fuerte, luchadora, y tierna y sensible a la vez. Una tía de los pies a la cabeza, vaya. Yo creo que os habéis perdido una gran cita.



    Y hasta aquí nuestra cita con las citas. ¡Mil gracias por participar!

                                                                                                       
    Pin It



    votar

    7 Domingo sin palabra

    . 13 abril 2014
    7 comentarios



    Queridos míos, ya me disculparéis, porque sé de vuestro entusiasmo con la palabra semanal, pero esta semana no habrá palabra.

    ¿El motivo?

    Como todos sabéis, se avecinan días de asueto y seguro que estaréis (estaremos) todos de pingoneo por ahí, así que haremos una excepción y nos la saltaremos.

    Tampoco habrá post porque me concedo una semanita de vacaciones blogueras, así que los resultados de la encuesta estarán listos para la semana siguiente. 


    ¡Disfrutad mucho de estos días!
    ¡Nos vemos a la vuelta!


    Pin It
    votar